MARÍA EUGENIA VIDAL

Al final, livianito livianito lo de la gobernadora

El discurso de María Eugenia Vidal en la apertura de sesiones legislativas ordinarias 2016 sólo puede pasar a la historia porque fue la última oportunidad de la gobernadora bonaerense de descargar responsabilidades. Ella estuvo mucho más cerca de la lógica de Jaime Durán Barba que Mauricio Macri: 'Mirar hacia adelante sin arrojar culpas a los que se fueron porque la sociedad los condena', una lógica difícil de comprender y que provoca sospechas de que los acuerdos entre Cristian Ritondo y Alejandro Granados no fueron los únicos que se concretaron en la Provincia de Buenos Aires...

¿Cuáles fue el alcance de las negociaciones previas al 01/03 entre María Eugenia Vidal y Daniel Scioli? Porque los de Scioli estaban muy preocupados con un discurso que, finalmente, no tuvo mayor relevancia.

"(...) Eludió cualquier referencia al kirchnerismo o al ex gobernador Daniel Scioli, acaso una decisión táctica que pudo haberle costado cierto malestar de sus socios radicales o de Sergio Massa, su aliado clave y circunstancial que, justamente, pegó un sonoro faltazo a la apertura de las sesiones ordinarias del Parlamento bonaerense.

Existen aspectos jugosos del discurso de Vidal. Aparecieron definiciones fuertes y compromisos públicos que obligarán a su gestión a brindar resultados concretos en áreas complejas. “Vamos a dar la batalla contra las mafias y la corrupción”, lanzó la mandataria. Deberá meter bisturí en la Policía y el Servicio Penitenciario. Anunció una serie de reformas en ambas fuerzas que deberán ser mucho más profundas que la mera exigencia -importante pero insuficiente- de obligar a los grados superiores de ambos escalafones a realizar declaraciones juradas de bienes.

Esa pelea requerirá de una decisión política férrea que acaso obligará a Cambiemos a pagar costos políticos enormes. La promesa de no ser más de lo mismo deberá plasmar en los hechos avances en la ímproba tarea de desenredar una madeja con la que pocas veces se quiso lidiar.

En términos políticos, Vidal también apuntó a correrse de la tradicional lógica bonaerense que ubica al gobernador como posible presidenciable. Fue una forma, además, de reforzar la idea inicial de exhibirse como una “gestionadora”."

Diario Hoy, también de la capital bonaerense:

"(...) Lo que no termina de cerrar, de la gestión de Vidal, es que la queja permanente por el desastre que dejó Scioli no está acompañada de acciones judiciales concretas para que se castiguen a los responsables. 

Existe una llamativa liviandad, por parte de la gobernación, a la hora de referirse a las principales cuevas de corrupción que existe en la Provincia. Tal es el caso del IOMA, la obra social que se nutre de los aportes que todos los meses hacen los docentes y trabajadores de la Provincia y de los municipios, que ha sido vaciada, poniendo en riesgo la atención de más de 2 millones de afiliados.

Ayer (01/03), la gobernadora sólo tocó tangencialmente la problemática de la obra social. Repitió lo que ya se sabía, como es la deuda que dejó Scioli con el instituto. Pero nada mencionó sobre cómo piensa sacar a los funcionarios corruptos (algunos de ellos hasta están procesados) que se encuentra enquistados en la obra social, y que siguen manejando varios de los principales negociados.

Es más,  se mantienen en el directorio personajes nefastos que han sido denunciados penalmente por los propios profesionales de la obra social y desde el Ministerio de Gobierno también habría metido la cuchara, allanando el camino para que desembarque un médico vinculado con las empresas de fertilización asistida, que son prestadoras de la obra social. (...)".

Para completar el enfoque sobre Vidal, el diputado provincial del Frente para la Victria, Fernando Navarro, le dijo a Pablo Duggan (AM 950 Belgrano) sobre el discurso de la gobernadora: "Vidal planteó muchas propuestas positivas en su discurso como mejoramiento de salud y obra pública, reformar las fuerzas de seguridad y modernización del estado. Comparto esas ideas pero quiero saber cómo las llevará a cabo."

A su vez, 'el Chino' manifestó que en el discurso de la gobernadora Vidal "faltó el tema de las policías locales."

Navarro diferenció: "Scioli gobernó con una provincia con muchas dificultades financieras. Tuvo aciertos y muchas cosas por corregir."

Sobre los dichos de Vidal de que Scioli no se ocupó de los problemas de la gente y que ella no llegó a la candidatura para hacerse rica, Navarro respondió: "Yo no tengo por qué contestarle a Vidal."

"Vamos a trabajar para los bonaerenses, acompañando las medidas que creamos correctas y oponiéndonos con responsabilidad en esas cosas que nos parezcan incorrectas", concluyó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario