ABECEB Y LA CAÍDA DE LAS EXPO

¿Quién dice que las licencias no automáticas son mejores que las DJAIs?

En febrero las compras desde Brasil crecieron un 11% (US$ 1.074 millones), aunque siguen en niveles bajos en términos históricos. Mientras tanto las exportaciones cayeron un 30,9% y se amplía el déficit bilateral, informó la consultora Abeceb. Lo interesante es la incertidumbre que expone la gente de Dante Sica porque es tal cual: "Tras la derogación del sistema de DJAIs (Declaraciones Juradas de Anticipo de Importaciones), que limitaba el ingreso de importaciones desde el año 2012, y a pocos meses de implementación del sistema de monitoreo a través de licencias no automáticas (SIMI), existe entre los actores productivos un cierto grado de incertidumbre acerca de la efectividad del nuevo sistema en términos de protección a los sectores industriales. " Debería responderlo el ministro Francisco Cabrera y Miguel Braun, secretario de Comercio.

El comercio bilateral entre Argentina y Brasil se redujo un 5,1% i.a. (interanual) en el 2do. mes del año, alcanzando un valor de US$ 1.691 millones. La caída se debe a una reducción en las exportaciones hacia el país vecino, que fue amortiguada por un crecimiento en las importaciones desde dicho destino. El saldo comercial bilateral alcanzó los US$ -457 millones (deficitario para la Argentina), cifra que triplica el déficit del mismo período del año anterior, explicó Abeceb, la consultora que dirige Dante Sica.
 
En el 1er. bimestre 2016 los envíos a Brasil acumulan una caída del -30,9%, con un valor que alcanza los US$  1.104 millones. El retroceso se debe fundamentalmente a la  contracción generalizada en las importaciones del país vecino, que en el marco de una aguda desaceleración económica acumulan una caída del orden del -35%. 
 
La menor demanda brasileña de productos argentinos perjudica especialmente a los sectores industriales exportadores, altamente dependientes de las ventas hacia dicho mercado, en particular luego de un 2015 donde las exportaciones industriales hacia Brasil se redujeron -32%.
 
Por el contrario, luego de 8 meses consecutivos de caída de las importaciones argentinas desde el país vecino, a partir del dato de febrero se registra un crecimiento del +4,4% en las compras, que acumulan US$ 1.900 millones. Sin embargo, la variación positiva se debe mayormente a que se trata de una base de comparación baja, dado que las compras desde el país vecino en los primeros dos meses del año acumulan contracciones desde año 2013.
 
No obstante, el dato de febrero enciende luces de alerta en los sectores industriales argentinos en el marco de un cambio en el esquema de política comercial. 
 
Tras la derogación del sistema de DJAIs (Declaraciones Juradas de Anticipo de Importaciones), que limitaba el ingreso de importaciones desde el año 2012, y a pocos meses de implementación del sistema de monitoreo a través de licencias no automáticas (SIMI), existe entre los actores productivos un cierto grado de incertidumbre acerca de la efectividad del nuevo sistema en términos de protección a los sectores industriales. 
 
Esto se agrava más aun considerando una situación que combina devaluación del real y caída de la demanda interna brasileña, lo que eleva los saldos exportables que tienen por objetivo principalmente el mercado argentino.
 
Exportaciones
 
Las exportaciones argentinas hacia Brasil durante febrero registraron una caída interanual del 24,2%, El valor alcanzado fue de US$ 617 millones, el peor registro de febrero de la última década.
 
En términos de productos, se destacan las menores ventas de vehículos de carga, automóviles y autopartes, polímeros plásticos, trigo en grano, naftas, motores para vehículos, celulosa, entre otros.
 
Como resultado de dichas ventas, la Argentina se mantuvo en el 4to. lugar en el ranking de proveedores de Brasil, detrás de China (US$ 1.750 millones), Estados Unidos (US$ 1.677 millones) y Alemania (US$ 618 millones). 
 
Las ventas argentinas a Brasil representaron 5,9% del total importado por este país durante febrero, 0,4 p.p. por encima del 'share' (cuota de mercado) del mismo mes de 2015.
 
Importaciones
 
Las importaciones desde Brasil en febrero registraron un alza interanual del +11,0%. El total importado en el mes alcanzó un valor de US$ 1.074 millones.
 
Los principales productos que explican el alza en las compras del mes son automóviles, vehículos de carga, chasis con motor, máquinas para terraplenes, jabones, hierro fundido, celulosa, entre otros.
 
Argentina continuó en el 3er. lugar en el ranking de los principales compradores de productos del país vecino. El 1er. y 2do. puesto lo ocupan China (US$ 2.021 millones) y Estados Unidos (US$ 1.757 millones), respectivamente. 
 
La balanza comercial alcanzó un saldo de US$ -457 millones, a diferencia de los US$ -154 millones registrados durante 2015.
 
Automotrices
 
En tanto, la consultora Economía & Regiones, en base a información de ADEFA, ACARA y CCA, había sostenido sobre el comercio de enero:
 
"Brasil presentó en 2015 la menor producción de vehículos en 9 años. El panorama para 2016 no es alentador y mostró el peor Enero para la industria automotriz en 13 años, con una caída de la producción del 29,3% interanual y del 38,8% a/a en las ventas de 0km. Por tratarse del principal socio comercial de la Argentina, esto genera efectos negativos en la industria automotriz local que pueden observarse en la caída de las exportaciones pero también en la demanda de empleo.
 
Volkswagen aplicará suspensiones rotativas, en la planta cordobesa que fabrica cajas de velocidades MQ 200 que se exportan a Brasil, a 130 trabajadores hasta Abril y adicionalmente se establecerán 13 días de paralización total de la planta hasta Mayo. Esto se suma a las suspensiones que venía aplicando Fiat en Córdoba a 200 operarios que cobran el 75% del salario.
 
El Ministro de Producción de la Nación se reunió con el Ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil para alcanzar, progresivamente y en condiciones equilibradas, el libre comercio del sector automotriz bilateral. Desde Brasil buscaban renegociar el actual acuerdo automotor (con vencimiento en Julio) para avanzar en un esquema de libre comercio similar al que Brasil firmó con Uruguay, que estipula un intercambio sin aranceles para los vehículos con un porcentaje establecido de componentes nacionales. El acuerdo vigente con Brasil, establece un flex que prevé un esquema en el que por cada US$1,5 que se importa desde Brasil, Argentina exporta por US$1. De esta forma se acordó el lanzamiento de un cronograma de negociaciones bilaterales. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario