CASO NEYMAR

Un represente del ‘Barsa’ complicó a Rosell y lo señaló por el fichaje de Neymar

El representante del Barcelona en Brasil, André Cury, afirmó este martes (01/03) ante el juez de la Audiencia Nacional española, José de la Mata, que la persona que dirigió la negociación del fichaje de Neymar desde el Santos fue el entonces presidente del club azulgrana, Sandro Rosell. Cury declaró el lunes 29/02 como testigo por videoconferencia desde Brasil dentro de la causa que lleva el juez De la Mata a raíz de una querella presentada por el fondo inversor DIS, que se considera estafado porque no cobró el dinero que le correspondía de derechos federativos de Neymar.

El representante de la institución catalana, André Cury, afirmó al magistrado que Sandro Rosell era la persona que dirigía la negociación con el Santos para fichar a Neymar y que, si se discutía cualquier cifra del fichaje, inmediatamente se le llamaba para consultar.

El representante del Barça aclaró que el actual presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu, no intervino en la negociación.

También consideró normal los 40 millones que recibió el jugador en virtud a un contrato supuestamente fraudulento de “préstamo” cuando en 2011 firmó un preacuerdo de traspaso que se iba a hacer efectivo en 2014 (aunque finalmente su incorporación se adelantó a 2013).

Según Cury, ese contrato no era irregular y suponía una forma de asegurarse que el delantero brasileño fichara en el futuro por el Barcelona.

Al contrario, el juez De la Mata afirmó en un auto que esos 40 millones los cobró Neymar por aceptar fichar por el Barça mediante un contrato simulado, un hecho que, según el magistrado, “podría haber alterado el libre mercado de fichajes de futbolistas y perjudicado también al querellante” al no haber podido DIS percibir más dinero por ofertas de otros clubes.

La próxima declaración por esta causa se producirá el martes (15/03), cuando está citado como testigo al ex director deportivo del FC Barcelona, Andoni Zubizarreta.

Un día más tarde declarará como querellante el que era vicepresidente del club brasileño cuando se produjo la operación, Odilio Rodríguez, si bien el entonces presidente, Luis Álvaro de Oliveira, está enfermo y no podrá hacerlo. 

El magistrado, que por el momento rechazó la prueba testigo del Real Madrid, de periodistas o de un exdirectivo del Santos, admitió a trámite el pasado junio la querella de DIS contra éstas seis personas, los dos clubes de fútbol y la empresa de Neymar N&N por los delitos de corrupción entre particulares y de estafa en su modalidad de contrato simulado.

Los querellantes aseguraron que a DIS le correspondía un 40 % del dinero que pagara el Barcelona al Santos por los derechos federativos del jugador cuando lo fichó.

Sin embargo, afirmaron que el fondo de inversión solo percibió ese porcentaje de los 17,1 millones que el club declaró haber abonado por el brasileño, cuando el fichaje le costó, según se desprende de las investigaciones de la Audiencia Nacional en la otra causa, un total de 83,3 millones.

El otro procedimiento que se inició en su momento en la Audiencia Nacional y ahora se sigue en Barcelona se dirige contra Bartomeu, Rosell y el Barça por delitos fiscales, de apropiación indebida y societario. Por estos hechos, la Fiscalía pide 2 años y 3 meses de cárcel para Bartomeu y 7 años y 6 meses para Rosell, así como multas de 3,8 millones y 25,1 millones de euros, respectivamente, y que el club pagara a Hacienda 11,4 millones en concepto de indemnización y una multa de 22,2 millones.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario