UN DATO CLAVE

Isonomía: "Hay un 35% de electores que todavía no se definió"

Isonomía es una consultora que ha participado poco en las batallas mediáticas del electoral 2015. Se dijo mucho en algunos medios de comunicación que no brindaba información pública sobre sus estudios de tendencias de los votantes a causa de un supuesto contrato con Cambiemos para suministro de sus datos. Sin embargo, Juan Manuel Germano, titular de Isonomía, acaba de realizar algunas declaraciones muy interesantes.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Habló Juan Germano, titular de Isonomía, con Noticias Urbanas. Aquí algunas apreciaciones muy interesantes sobre las 2 semanas que quedan de proselitismo:
 
"(...) –¿La intención de voto es similar al resultado de las primarias?
 
–Hay una elección bloqueada desde las PASO para acá, quizás cambia un punto más o un punto menos de lo que sacaron, pero no más. Te diría que hoy estamos en un 40, 30, 20. No podría decir quién va a ser presidente ni cuándo. Decir que Scioli ya ganó es tan mentiroso como decir que en segunda vuelta el kirchnerismo ya perdió. Sin embargo, hay un 35 por ciento que todavía no se definió; eligen a un candidato, pero no están del todo convencidos. Ellos recién se definen en los últimos 15 días, y ahí van a tener que dar más definiciones los candidatos.
 
–¿Por qué está bloqueada la elección?
 
–Todavía no hay clima, pero no es un problema argentino, es una situación de las democracias modernas. A la ciudadanía le cuesta vincularse con la política, sobre todo acá, que tenemos un proceso muy largo, con tantas elecciones en un solo año. Después de las primarias la gente se recluyó en sus actividades más propias y se va a volver a activar recién dos semanas antes del 25 de octubre.
 
–Scioli y Macri no pudieron polarizar.
 
–Ni Scioli ni Macri lograron ser los candidatos que querían ser. Ahora tienen un solo objetivo: sumar puntos para alejarse de sus fantasmas.
 
–Para crecer, ¿Scioli tendría que desprenderse más del Gobierno?
 
–Scioli tiene que alejarse un poco del kirchnerismo puro. Él puede atraer el voto de aquellos que pueden aprobar algunas medidas, pero no todas, o que les cuesta encontrar cercanía con la forma de comunicación del Gobierno. Si uno analiza el voto de Scioli, ve que un 30 por ciento quiere un cambio, contra un 70 que lo elige por la continuidad. En cambio, de los que podrían votarlo, un 70 por ciento dice que lo votaría por el cambio y un 30 por la continuidad.
 
–¿Cristina puede perjudicarlo, por ejemplo, con sus reiteradas cadenas nacionales?
 
–Cristina tiene mucho poder para hacer sumar o perder votos. Más allá de la cadena, es la dirigente que toma decisiones. Entonces, sumando asignaciones sociales o cambiando el plan económico puede modificar la intención de voto en un punto o en medio, que, justamente, es lo que hoy puede hacer la diferencia para que el presidente se defina en octubre o en noviembre.
 
–¿Macri le gana la pulseada a Massa para entrar en segunda vuelta?
 
–El desafío de Macri en las PASO era quedar mejor parado que Massa y lo logró. Lo siguiente era transformarse como líder de Cambiemos, por encima de Pro. Lo que le queda ahora es lograr activar el voto útil.
 
–Massa sigue como el tercero en discordia.
 
–Es el factor determinante en esta elección. Él logró crecer en variables más light, las que no determinan votos, como mejora en la imagen o hacer la campaña que quizás la gente más recuerde, pero eso no se traduce en votos.
 
–¿Adónde irían sus votos si hay un balotaje? Por el perfil peronista, ¿Scioli cuenta con ventaja?
 
–La dinámica peronismo-no peronismo tiene cada vez menos relevancia. El voto de Massa es una combinación de muchos factores. Sus electores podrían terminar votando a Scioli, pero hay una pata en Córdoba que es muy antikirchnerista.
 
–¿Cómo es el resto de los votantes?
 
–Al votante argentino hay que entenderlo en dos ejes: por un lado está el kirchnerismo-antikirchnerismo. Pero también hay un segundo eje, mucho más complejo: quién resuelve la agenda del metro cuadrado. Esto significa quién le otorga a ese votante claridad o garantía para responder a su agenda más cercana, por ejemplo, que la heladera esté más llena mañana que hoy, que el chico que terminó la secundaria pueda ir a la universidad o que una familia tenga más plata en el futuro. Es decir, no pasa por una estructura general de país, sino que es un votante que está mirando su situación personal. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario