IRAK AFIRMA QUE BOMBARDEÓ UN CONVOY

¿Vivo o muerto Abu Bakr al Baghdadi?

"Fuerzas aéras iraquíes bombardearon el convoy del comandantes del Daesh (Estado Islámico), Abu Bakr al Baghdadi mientras se dirigía a Karabla", afirmó el Ministerio de Defensa de Irak. Pero... ya en abril de 2015, Irán afirmó haber interceptado al comandante de EI y 20 días después del anuncio sobre su deceso, reapareció en público Abu Bakr al Baghdadi. Pero ¿por qué iría Al-Baghdadi a la ciudad sagrada de Karbala, si ésta no se encuentra bajo el poder del ISIS o Estado Islámico o Daesh?

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La aviación iraquí ha atacado este domingo 11/10 una caravana de vehículos (¿todos Toyota, tal como acostumbra Estado Islámico?) en la que supuestamente viajaba el líder del autodenominado Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi en la provincia occidental de Al Anbar en un enclave próximo a la frontera con Siria, ha anunciado el Ministerio de Defensa iraquí en un comunicado.
 
"Las fuerzas aéreas iraquíes han bombardeado el convoy del terrorista Abu Bakr al Bagdadi cuando se dirigía hacia Karbala para participar en un reunión con comandantes del Estados Islámico", indicó el parte de prensa. 
 
De momento, se desconoce la suerte del caudillo de la organización yihadista que controla amplias zonas de Siria e Irak.
 
La embestida que reivindica Bagdad contra el autoproclamado califa se produce un día después del lanzamiento de los primeros ataques con dron por parte de las fuerzas de seguridad iraquíes en la provincia de Al Anbar, controlada casi en su totalidad por las huestes del Estado Islámico. 
 
Al acto, celebrado este sábado 10/10 en la base militar de Kut, asistió el ministro de Defensa iraquí, el suní Jaled al Obeidi.
 
Actualmente, en el país vecino Siria, las posiciones del EI son sometidas a un intenso operativo antiterrorista ruso que se realiza desde el 30/09, a petición del presidente Bashar al Assad. 
 
A propósito de EI: la aviación rusa atacó en las últimas 24 horas 63 objetivos de la organización en Siria, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.
 
"Los aviones del grupo aéreo ruso destruyeron 53 fortificaciones defensivas de los terroristas, un puesto de mando, cuatro campamentos de entrenamiento de terroristas, siete arsenales, una batería de artillería y una de morteros", dijo en una comparecencia de prensa, el portavoz de esa cartera, general Ígor Konashenkov.
 
Los nuevos ataques aéreos contra los yihadistas del Estado Islámico han sido realizados en las provincias Hama, Latakia, Idlib y Raqqa, declaró Konashénkov, citado por RIA Novosti. 
 
Asimismo, se logró registrar solicitudes por parte de los extremistas para reponer las reservas de municiones y armas destruidas por los aviones militares rusos, así como el envío de refuerzos desde Raqqa, informa el Ministerio.
 
"El sistema de posiciones de los militantes en Siria muestra que sus creadores no son ciudadanos comunes y corrientes que se armaron ayer, sino que se trata de terroristas bien entrenados", informa el Ministerio de Defensa de Rusia en su comunicado.
 
Kurdos
 
En tanto, cazas turcos atacaron objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak y el sur de Turquía el sábado y el domingo, continuando con su campaña militar un día después de que el grupo insurgente ordenara interrumpir sus ataques en suelo turco.
 
Fuentes de los equipos de seguridad informaron de que unos 30-35 miembros del PKK habían muerto en los ataques en el norte de Irak el domingo.
 
"El alto el fuego del PKK no significa nada para nosotros. Las operaciones continuarán sin descanso", dijo un alto cargo de seguridad a Reuters.
 
El grupo que alberga el PKK dijo a sus combatientes el sábado que frenaran sus actividades insurgentes a menos que se vean atacados, en respuesta a las peticiones de que dejen a un lado acciones que pudieran impedir unas "elecciones equitativas y justas" el 1 de noviembre.
 
El anuncio, aunque esperado, llegó horas después de la explosión de dos bombas simultáneas en una marcha prokurda y de activistas de izquierda en Ankara, cuya cifra de muertos se eleva según un partido prokurdo a 128.
 
Los 31 años de conflicto del PKK con el Estado rebrotaron en julio, cuando Turquía lanzó ataques aéreos contra sus campamentos en respuesta a agresiones contra sus fuerzas de seguridad, acabando con un alto el fuego decretado en 2013. Cientos de personas han muerto en los últimos enfrentamientos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario