CONFLICTO EN SIRIA

Pese a Rusia, avanza EI en Alepo y Obama replantea

Combatientes de Estado Islámico capturaron pueblos cercanos a la ciudad de Alepo de manos de insurgentes rivales, dijo el viernes 09/10 un grupo de monitorización, pese a una campaña aérea y marítima rusa que Moscú dice que ha dirigido contra los militantes radicales. En tanto, USA anunció que reformulará sus esfuerzos para respaldar a rebeldes que combaten contra Estado Islámico y dijo que entregará armas y equipamiento a líderes rebeldes aprobados y a sus unidades, en una decisión que podría permitir una expansión de la ayuda de Washington.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Ministerio de Defensa ruso dijo que los ataques aéreos contra posiciones rebeldes en el norte de Siria habían provocado la muerte de 300 insurgentes opositores al presidente Bashar al-Assad en casi 70 misiones durante el último día. No hubo una confirmación independiente de la cifra de muertos.
 
La agencia de noticias RIA dijo que 200 insurgentes murieron en un ataque contra el grupo rebelde Liwa al-Haqq mientras que 100 perdieron la vida en Alepo. Dos comandantes de Estado Islámico (EI) estaban entre los muertos, dijo el Ministerio de Defensa, según fue citado.
 
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que monitoriza los enfrentamientos en el terreno, dijo que no se habían producido avances significativos en el terreno de las fuerzas del gobierno respaldadas por milicianos aliados en áreas donde las ofensivas terrestres fueron lanzadas esta semana.
 
Por su parte, los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán dijeron que uno de sus generales había muerto a última hora del jueves cerca de Alepo, alguna vez la ciudad más poblada de Siria. Irán, que es aliada de Assad igual que Rusia, dice que tiene asesores en el país.
 
EI está a unos 2 kilómetros de distancia del territorio en manos del gobierno en el extremo norte de Alepo, que ha sufrido extendidos daños y enfermedades durante la guerra civil de cuatro años que estalló luego de protestas contra Assad.
 
El Ejército sirio, respaldado por Rusia, Irán y milicias aliadas, ha lanzado un ataque importante en el oeste de Siria para recapturar territorio perdido ante otros rebeldes, cerca del corazón de la secta minoritaria alauita de Assad, un área vital para su supervivencia.
 
Mientras el operativo avanzaba en el oeste, EI dijo que sus combatientes habían capturado5 pueblos en su ofensiva en el norte del país y que había matado más de 10 soldados.
 
El Observatorio, basado en Gran Bretaña, dijo que fue el mayor avance de EI desde que lanzó una ofensiva contra rebeldes rivales en las afueras de Alepo, cerca de la frontera turca, a fines de agosto.
 
En tanto, Barack Obama anuncio un nuevo programa de asistencia a unidades de combatientes en Siria.
 
"El secretario de Defensa Carter ahora está ordenando al Departamento de Defensa a que entregue paquetes de equipamiento y armas a un grupo selecto de líderes aprobados y a sus unidades de modo que, en el tiempo, puedan realizar una entrada concertada a territorio aún controlado por ISIL", dijo en un comunicado el portavoz del Pentágono, Peter Cook, que usó un acrónimo para Estado Islámico.
 
Un alto funcionario de Defensa estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, afirmó que el entrenamiento será dirigido a líderes rebeldes sirios en vez de centrarse en unidades de infantería completas, como había sido hasta ahora.
 
La ayuda estadounidense se concentraría en armas, equipamiento de comunicaciones y municiones, sostuvo el funcionario, quien agregó que el programa rediseñado comenzará en "días".
 
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, dijo a través de un comunicado que creía que los cambios "en el tiempo, aumentarán el poder de combate para contrarrestar a las fuerzas de ISIL en Siria".
 
"Estoy convencido de que una derrota duradera de ISIL en Siria dependerá en parte del éxito de fuerzas terrestres locales y motivadas", sostuvo Carter.
 
El esfuerzo militar original de Estados Unidos consistió en entrenar unidades enteras fuera de Siria, en bases de Turquía y Jordania, para enviarlas después a combatir en la guerra civil.
 
En mayo, el Ejército estadounidense empezó a entrenar hasta 5.400 combatientes al año, en la que fue considerada como una prueba a la estrategia de Obama de tener aliados locales para combatir a Estado Islámico, manteniendo a sus tropas lejos del frente.
 
No obstante, el programa tuvo problemas desde el principio, cuando algunos integrantes de la primera promoción, de menos de 60 combatientes, fueron atacados por la facción de al Qaeda en Siria, el Frente Nusra, en su debut sobre el campo de batalla.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario