CAMPAÑA BERRETA

Donación polémica: Una cancha de hockey puede hundir a Aníbal en la Costa Atlántica

La campaña de Aníbal Fernández en la Costa Atlántica podría sufrir un revés importante en la ciudad balnearia de Necochea, donde la donación de una cancha de hockey de pasto sintético revela aspectos del kirchnerismo harto conocidos: improvisación constante y avasallamiento de las instituciones con puro carácter proselitista. Media ciudad se ha levantado contra el proyecto de instalar una cancha de hockey en un popular parque público y los vecinos prometen mostrarle su molestia al candidato apenas pise la ciudad.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - La instalación de una cancha de hockey de pasto sintético en Necochea está provocando rispideces entre los vecinos y amenaza con dejar muy mal parado al Jefe de Gabinete y candidato oficialista a la gobernación de Buenos Aires, Aníbal Fernández, en la Costa Atlántica.
 
Sucede que como parte de su campaña proselitista en la provincia, el candidato Fernández (que también es titular de la Confedereción Argentina de Hockey en uso de licencia) donó una cancha de hockey de pasto sintético a la Municipalidad de Necochea para que la misma se instale en la ciudad.
 
Sin siquiera ser aprobada en el HCD, la donación se dió por realizada por parte de la gestión del intendente interino, José Luis Vidal (FPV, reemplazante del destituído Horacio Tellechea). Retrasado su expediente en los pasillos de la municipalidad, los trabajos para instalar la carpeta se iniciaron de apuro y de manera desprolija por parte de la Secretaría de Obras Públicas, sin tener en cuenta un detalle de vital importancia: la locación elegida para el proyecto, el Parque Miguel Lillo, generó una contundente negativa de los vecinos.  
 
El Parque Miguel Lillo es un vivero de fijación de dunas que tiene 70 años de historia y varios episodios conflictivos en su haber: desde que fuera expropiado a la familia Díaz Vélez para generar una barrera forestal que permitiera el desarrollo de la ciudad, diferentes emprendimientos privatistas han intentado lotear e intervenir el predio manteniendo movilizados a diferentes grupos de vecinos que en diferentes momentos resistieron a las intenciones intervencionistas. 
 
El último episodio se sucedió a mediados del 2014, cuando dos masivas manifestaciones detuvieron un proyecto de ordenanza que intentaba crear un ente autárquico para disponer del territorio bajo el mando de un presidente plenipotenciario. Las aguas se aquietaron cuando desde la Municipalidad decidieron crear una comisión de evaluación del estado del lugar, que terminó mostrando que el parque está en óptimo estado pero que requiere una serie de inversiones en infraestructura que la municipalidad de Necochea (practicamente en quiebra) no puede solventar.
 
En ese marco, el kirchnerismo local, tratando de ser displiscente con su candidato a gobernador, busca instalar la cancha de hockey donada en el parque de la polémica, lo que volvió a levantar a los vecinos, que perciben que la decisión no está en manos de un intendente interino que está a menos de un mes de dejar la comuna, que no está en capacidad de realizar la obra en cuestión por razones financieras y que, por supuesto, temen que el proyecto sea un anuncio de campaña que destruya el lugar, establezca un perímetro alambrado y termine siendo una concesión exclusiva para los amigos de la comuna. 
 
La donación
 
Según la propia municipalidad, la donación de la carpeta fue producto de conversaciones que mantuvo personalmente el intendente interino, José Luis Vidal, frente al jefe de gabinete, Aníbal Fernández. En la interna kirchnerista, el gesto de Fernández expresaba el apoyo de Nación a la gestión del interino Vidal, señalado por haber participado junto al veneguismo y el radicalismo de la destitución de Horacio Tellechea, del kirchnerismo más ortodoxo de la ciudad.
 
La donación en cuestión estaba siendo elaborada desde fines de abril de este año. Fue anunciada por el interino como parte de su propia campaña en las PASO: Vidal se presentó en las primarias compitiendo con el destituído Horacio Tellechea y el actual presidente del Consorcio de Gestión del Puerto Quequén, Mario Goicoecheafuertemente ligado al operador K, Roberto Porcaro
[ pagebreak ]
 
El resultado de la interna mostró a Vidal como el gran perdedor, quedando tercero en un comicio que reveló a Goicoechea como candidato oficial del kirchnerismo. La legitimidad del interino, dañada desde el principio por su propio partido que lo acusaba de traidor por apoyar la destitución de Tellechea, quedó de manifiesto luego de una pésima gestión que incluyó destrucción de médanos, irregularidades en la gestión de recursos ambientales y varios planes de obras fallidas en sectores claves de la ciudad.
 
Casi un mes y medio después de las PASO, el proyecto de la construcción de la cancha había quedado dormido e incluso parecía haber sido abandonado por el municipio, como si de un anuncio de campaña vacío se tratara. Sin embargo, el 18 de septiembre pasado el secretario de Obras Públicas, Carlos Samprón, contrató una máquina privada y dispuso que comenzara el desmonte del sector elegido para hacer efectiva la instalación de la cancha. 
 
Los vecinos, que fueron alertados horas antes, se pararon delante de las máquinas y lograron detener las tareas. Incluso un concejal se presentó en el lugar para exigir que el operario mostrara la orden de trabajo,  lo que reveló lo irregular de la situación en primera instancia. 
 
La cancha tiene un costo de 1.129.000 pesos y el expediente para aprobar la donación fue enviado al HCD sólo después de que los vecinos detuvieran las obras, el mismo 18-09. Los costos de instalación correrían en manos de una comuna practicamente insolvente. El atraso para tratar el expediente y la falta total de cualquier clase de plano formal o presupuesto alrededor de los trabajos para instalar la carpeta donada fueron observados por los concejales y mostraron el grado de improvisación con el que la municipalidad de Necochea trató el tema. Incluso el diario local, Ecos Diarios, siempre propenso al intervencionismo en el parque Lillo señaló lo defectuoso del proyecto.
 
Polémica por la locación
 
En una sesión de escándalo, con un centenar de chicas jugadoras de hockey y sus profesores gritando y presionando a los concejales, se aprobó la donación y el oficialismo local interpretó que había conseguido una vía libre para disponer de la donación a gusto y placer sin realizar consultas sobre la locación.
 
Varios concejales se opusieron a considerar que la aceptación de la donación incluyera la disposición del lugar elegido, lo que realmente desató la polémica. A los gritos y cada uno a su tiempo, arengados por las niñas presentes en la sesión, los concejales kirchneristas Ana Asa y Ricardo Calcabrini insistieron en que la cancha debía instalarse en un lugar que los vecinos rechazan.
 
Aparentemente, la férrea decisión del oficialismo local tendría que ver con una promesa del propio Vidal a Aníbal Fernández para conseguir la donación: a nivel informal, el acuerdo consistiría en que el emplazamiento en el parque sería condición indispensable para que la donación se concretara. En Necochea, la versión extraoficial indica que de no instalarse en el parque necochense, la cancha podría ser instalada en Pinamar. En  vistas de la situación, la cancha podría dejar de ser instalada tanto en Necochea como en Pinamar.
 
Una vez aceptada la donación, el kirchnerismo está tratando de conseguir una locación sustituta al parque Lillo, dado que anunciaron la visita e inauguración de la obra por parte de Aníbal Fernández el próximo viernes 9. El propio presidente del puerto y candidato a intendente local, Mario Goicoechea, quien inicialmente prometió destinar dinero para los primeros trabajos, ahora intenta conseguir que la cancha vaya al Polideportivo Municipal, lugar a donde inicialmente debía haber sido destinada.
 
Es en ese punto donde la visita del jefe de gabinete y candidato podría convertirse en un desastre: uno de los grupos de vecinos  movilizados colectaron casi 1200 firmas en dos días expresándose en contra de la instalación  de la cancha en el parque Lillo. Otro grupo de vecinos está organizando un "escrache" contra el candidato y desde el municipio ya han alertado a la policía y a la división de Tránsito para que estén listos para realizar un operativo si alguien trata de volver a impedir el reinicio de las obras, previstas para un día antes de la llegada de Aníbal Fernández. De no conseguir otro predio, el acto de campaña de Aníbal en Necochea se vería frustrado.
 
El decreto
 
Por estas horas el Ejecutivo Municipal intenta terminar de cerrar un decreto que permita la instalación de la cancha en el predio polémico. Frente a esa situación, los vecinos hicieron una presentación ante la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires para que se le diera tratamiento urgente a la situación.
[ pagebreak ]
 
"Nosotros no vamos a parar porque el decreto es ilegal: no pueden disponer de los bienes públicos sin pasar por  el Concejo Deliberante", dijo a Urgente 24 la ingeniera Susana Laborde, miembro de uno de los grupos de vecinos autoconvocados que se oponen a la instalación de la cancha en ese lugar. Agregó que "no hay contratación de  empresa para realiazr las obras, no hay proyecto de la obra y no existe nada de lo que tenga que ver con lo técnico".
 
"Para poder hacer el trabajo que quieren llevar a cabo, necesitan un proyecto ejecutivo y una contratación de una empresa a ese fin", dijo la ingeniera.
 
A su tiempo, el concejal radical Alberto Esnaola, uno de los ediles que realizó observaciones durante la escandalosa sesión que aprobó la donación, explicó a Urgente24 que desde el ejecutivo municipal "están forzando  una interpretación de la Ley Orgánica que le otorga facultades exclusivas al Concejo Deliberante para disponer del uso de espacios públicos y están generando una división dentro de la sociedad, porque no es que la gente se opone a recibir la donación de una cancha en la ciudad, sino que lo que queremos es hacerlo con el mayor concenso posible, que sea dentro de lo que la ley establece y que se utilice en un lugar donde todos estén absolutamente de acuerdo".
 
"Hoy se está avanzando con facultades extraordinarias del intendente que la ley no le otorga, con lo cual pone en un lugar de ilegitimidad una decisión que lo que va a hacer es generar aún más discordia en lugar de avanzar en una inversión deportiva", agregó el concejal.
 
El concejal señaló que "en el medio de la cuestión se proyecta la sombra de Aníbal Fernández, que reúne las características de ser el presidente de la Confederación Argentina de Hockey y ser el Jefe de Gabinete que le da un subsidio cuyo monto termina en una sociedad anónima y donde se utiliza a la Confederación Argentina de Hockey como un simple pasamanos de un subsidio que no tiene ni la opinión de la Secretaría de Deportes de la Nación ni la Secretaría de Deportes de la provincia por lo cual no se puede tomar como un acto gubernamental del desarrollo deportivo porque carece de lógica: simplemente reune los requisitos de subsumir en la persona de Aníbal Fernández los dos requisitos escenciales de un subsidio, de quien lo otorga y quien lo recibe, lo cual también abre una serie de sospechas importantes".
 
Esnaola destacó el carácter proselitista que tiene toda la situación. "Una vez aprobada la ordenanza se publicitó la llegada del jefe de Gabinete en su caracter de candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires para inaugurar la cancha de hockey, con lo cual no soy yo quien dice que esto es de un carácter proselitista sino que es el propio accionar del FPV que apuró una aceptación de donación sin la documentación necesaria y a su vez promocionó la llegada ed Aníbal Fernández a Necochea, que debiera venir no sólo como jefe de gabinette sino que a lo que debería venir es a cumplir con las promesas que desed Néstor Kirchner a la fecha, pasando por el gobernador Scioli, el Frente para la Victoria no ha cumplido con la ciudad de Necochea".
 
El escenario se plantea complicado para Aníbal Fernández en Necochea, donde una gestión más que defectuosa del intendente interino y su equipo provocó la movilización de los vecinos fastidiados por la improvisación proselitista y que promete mostrarle al candidato oficialista su molestia por la forma en que las cosas han sucedido en Necochea durante practicamente toda la "década ganada" y cuya expresión más cabal termina siendo la donación de una cancha que no hizo más que provocar discordia y desacuerdo. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario