ELEFANTIASIS Y MALARIA

Un irlandés, un japonés y una médica china son los ganadores del Nobel de Medicina

Un científico irlandés, otro de Japón y una de China fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina. Los dos primeros por avances contra la elefantiasis y la otra por descubrimientos contra la malaria. El jurado de los Premios Nobel concedió el prestigioso premio al irlandés William Campbell, al japonés Satoshi Omura y a la china Tu Youyou, la primera de su país galardonada en medicina.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Tres científicos de Irlanda, Japón y China fueron ganadores del Premio Nobel de medicina por descubrimientos que ayudaron a los médicos a combatir la elefantiasis, por un lado, y la malaria.
 
El jurado de los Premios Nobel concedió el prestigioso premio al irlandés William Campbell, al japonés Satoshi Omura y a la china Tu Youyou, la primera de su país galardonada en medicina.
 
Campbell y Omura fueron reconocidos por su descubrimiento del avermectin, cuyos derivados ayudaron a reducir la incidencia de la elefantiasis (o filariasis linfática) y la oncocercosis o "ceguera de los ríos", dos enfermedades parasitarias que afectan a millones de personas en Africa y Asia.
 
Tu descubrió la artemisinina, un fármaco que ayudó a reducir significativamente la tasa de mortalidad de los enfermos de malaria.
 
"Los dos descubrimientos han proporcionado a la humanidad nuevos y potentes medios para combatir estas enfermedades debilitantes que afectan a cientos de millones de personas anualmente", dijo el comité. "Las consecuencias en términos de mejora de la salud humana y de reducción del sufrimiento son inconmensurables".
 
La filariasis linfática (elefantiasis) puede provocar una hinchazón de los miembros y los genitales y su incidencia es principalmente en Asia y Africa. La oncocercosis (o mal de Robles) es una enfermedad del ojo y la piel que provoca ceguera. El 90 por ciento de los casos se producen en Africa.
 
Campbell, nacido en 1930 en Ramelton (Irlanda), es investigador emérito en la Universidad Drew de Madison, en el estado norteamericano de Nueva Jersey. Omura, nacido en 1935 en la prefectura de Yamanashi (Japón), es desde 2007 catedrático emérito de la Universidad Kitasato de Japón. Tu es científica médica y química farmacéutica, y en la actualidad es directora científica de la Academia de Medicina China.
 
 
Los galardonados compartirán un premio económico de ocho millones de coronas suecas (US$ 954.000). Una mitad para Campbell y Omura y la restante para Youyou.
 
El año pasado fueron premiados con el Nobel de Medicina el estadounidense John O'Keefe y los noruegos May-Britt Moser y Edvard Moser por su descubrimiento de "las células que constituyen el sistema de posicionamiento del cerebro", el "GPS interno" que posibilita la orientación en el espacio.
 
Omura se preguntó si realmente merecía el premio. "He aprendido tanto de los microorganismos y he dependido tanto de ellos que preferiría dar el premio a los microorganismos", dijo el investigador.
 
Añadió que "esta es un área de investigación de escasa repercusión, pero los microorganismos son de suma importancia para los humanos. Pueden ser nuestros socios. Espero que el área reciba mayor atención debido al premio para que haga mayores aportes a los seres humanos".
 
Campbell demostró que uno de esos cultivos era "notablemente eficaz" en el tratamiento de parásitos en animales. El agente bioactivo fue purificado y modificado para elaborar un fármaco que mataba las larvas del parásito, lo que condujo a la invención de una nueva clase de drogas.
 
El Nobel de medicina es el primero en conocerse. Esta semana se conocerán los de física, química, de literatura y de la paz.
 
Nobel a la "bruja" china
 
Uno de los extractos, de la planta de ajenjo (Artemisia absinthium), demostró ser prometedor en ratones. Inspirándose en un documento antiguo, Tu modificó el proceso de extracción de esta sustancia para que fuera más efectiva antes de aislar, a principios de los años 70, el ingrediente activo de la absenta, es decir, de la artemisinina.
 
La artemisinina es el tratamiento más eficaz y seguro contra la malaria, una enfermedad que afecta a cerca de 200 millones de personas al año y mata a más de 500.000, principalmente niños africanos.
 
La médica china Youyou Tu, hoy de 84 años, es entonces la creadora de Artemisinin, la medicina que ha reducido la mortalidad por la malaria. Su nombre circulaba desde hacía varios años en la academia sueca.
 
La artemisinina -también conocida como qinghaosu- y sus derivados son una familia de fármacos que poseen la acción más rápida de todos los medicamentos comunes contra la malaria falciparum.
 
Los tratamientos que contienen derivados de la artemisinina (terapias de combinación de artemisinina, ACTs) son en la actualidad el tratamiento estándar a nivel mundial para la malaria.
 
En términos químicos, la artemisinina es una lactona sesquiterpénica que contiene un puente peróxido (la unión de dos moléculas a través del oxígeno) inusual. Se cree que es este peróxido el responsable del mecanismo de acción de la droga, y no se conoce algún otro componente natural con un puente de peróxido similar.
 
Las terapias que combinan la artemisinina con algún otro fármaco antimalaria son los tratamientos preferidos no sólo por su efectividad, sino también por su tolerancia por parte de los pacientes.
 
La utilización de este medicamento se ha incrementado también en tratamientos contra la malaria vivax, y además se ha convertido en un tema de investigación en los estudios de tratamiento de cáncer.
 
Youyou Tu fue la primera investigadora en demostrar que la Artemisina era muy eficaz contra el parásito de la malaria, tanto en los animales infectados como en seres humanos.
 
La Artemisinina representa una nueva clase de agentes antipalúdicos que matan rápidamente a los parásitos de la malaria en una etapa temprana de su desarrollo, lo que explica su potencia sin precedentes en el tratamiento de la malaria severa.
 
La malaria infecta a cerca de 200 millones de personas cada año. La Artemisinina se utiliza en todos los puntos del mundo que están azotados por la malaria, y cuando se utiliza en la terapia de combinación se estima que puede reducir la mortalidad por malaria en más de un 20% en general y en más del 30% en los niños. Sólo en África, esto significa que más de 100.000 vidas son salvadas cada año.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario