UNA SITUACIÓN INCIERTA

El ministro Levy, sin respaldo en el PT, otra vez pide el impuesto al cheque

Brasil debe resolver su crisis fiscal, que le impide avanzar en la recuperacián de la estabilidad de su macroeconomía. Para el ministro Joaquim Levy, es imprescindible insistir con el regreso del impuesto al cheque, pero es una medida muy impopular y carece de respaldo suficiente en el Congreso. El propio ministro Levy ya es repudiado por los simpatizantes de Dilma Rousseff. No obstante, él insistió en que hay que aplicar cuanto antes el impuesto al cheque.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, aseguró que la aprobación parlamentaria del impuesto al cheque, cuyas siglas en portugués son CPMF, es crucial para la economía y defendió el ajuste fiscal como una fórmula que permitirá que el país vuelva a crecer.
 
Levy destacó que la aprobación parlamentaria del impuesto al cheque (CPMF) es necesaria, pero que la vigencia del tributo debería ser provisoria. "La CPMF es como un puente para que lleguemos con seguridad a un país con más inversión", dijo el ministro.
 
"Cuando se resuelve la incertidumbre fiscal, la demanda regresa", dijo Levy en un seminario promovido por la Fundación Getulio Vargas, en Río de Janeiro.
 
El funcionario también felicitó la reciente reestructuración del gabinete, después de la cual, a su juicio, Brasil estará en condiciones en enfocarse y traer estabilidad" al país.
 
Sin embargo, el ministro Levy carece de respaldo político.
 
Por ejemplo, miembros de diferentes movimientos sociales progubernamentales se han manifestado este sábado 04/10 en Sao Paulo en contra de las peticiones de la oposición de someter a la presidenta Dilma Rousseff, a un 'impeachment' --juicio político--, pero han aprovechado la ocasión para criticar el ajuste fiscal que lleva a cabo el Gobierno, impulsado por el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.
 
Acusándolo de representar los intereses de los banqueros desde el Gobierno, representantes de la Central Única dos Trabalhadores, el Movimento dos Sem Terra y la UNE, entre otras, han asegurado que el paquete de medidas de ajuste fiscal presentado por Levy intenta equilibrar las cuentas federales pero ejerciendo una carga mayor para los más pobres.
 
En la protesta, que arrancó desde la avenida Paulista, se podían escuchar gritos de "Fuera, Levy. Yo quiero a la Dilma que elegí".
 
Levy ha liderado el plan de austeridad cuyo objetivo es reducir el déficit fiscal de Brasil y así recuperar la confianza de las empresas para reavivar la economía.
 
Inflación
 
En tanto, economistas de instituciones financieras prevén -por 9na. semana consecutiva- una suba de la inflación para 2016, en niveles cercanos al 6%, destacando el aceleramiento del escenario inflacionario en el país. 
 
La encuesta Focus, del Banco Central, divulgada este lunes (05/10) mostró que la proyección del índice de precios al consumidor, IPCA en 2016 subió en 0,07% hasta 5,94%, más lejos del objetivo del BC de llevar la inflación al centro de la meta oficial de 4,5%.
[ pagebreak ]
 
La encuesta revela estima que según los economistas la inflación seguirá en alta este año: 9,53%, empuejada además por la tendencia alcista del dólar, que este año se valorizó más de 50% frente al real, y por estos días se cotiza alrededor de los 4 reales.
 
Para la tasa básica de inflación, el sondeo Focus apuntó que el estimado permaneció en 12,50% para 2016, y para 2015 en el nivel actual de 14,25%.
 
Respecto de la actividad económica, el estimado de contracción del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016 se repitió en 1%, con una retracción de 0,29% para la industria.
 
Cuentas públicas
 
El gobierno de Dilma Rousseff informó el domingo (04/10) que presentará un cuestionamiento formal por parcialidad contra el juez que, en el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), lleva adelante la investigación del balance de las cuentas del Poder Ejecutivo en 2014.
 
Augusto Nardes es el ministro (juez) informante sobre el caso en el TCU y, según denunciaron la Abogacía General de la Unión, el Ministerio de Justicia y el de Planificación, está parcializado y por eso no estaría en condiciones de juzgar el caso.
 
Según el jefe de la Abogacía General de la Unión, Luíz Inácio Adams, el caso se presentará ante la Corregiduría del Tribunal de Cuentas de la Unión, y de no ser aprobado será presentado ante el Supremo Tribunal Federal.
 
El gobierno alega que Nardes adelantó su voto negativo durante entrevistas a la prensa, lo cual politizó un proceso de análisis de cuentas que debía ser técnico.
 
"No emití opinión sobre mi voto a la prensa. Dije cuál sería mi voto ante mis colegas ministros (jueces del TCU) y ante el Ministerio Público, junto al resto del TCU; fue un trabajo colectivo que involucra al área técnica", se defendió Nardes en una entrevista televisiva, en la noche del domingo 04/10.
 
El rechazo a las cuentas públicas es uno de los eventuales escenarios que para opositores podría lanzar un proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario