EL EVENTO DE LA SEMANA

Gran Debate: ¿Qué hacer con los dólares del Boden 2015?

Axel Kicillof ha convencido a Cristina Fernández de Kirchner -gran ignorante en todas las cuestiones financieras- que los dólares del Boden 2015 pueden permanecer, en forma directa o indirecta, en el Banco Central. Kicillof ya ha coprotagonizado diversos yerros en una Administración K de desastrozo 2do. mandato consecutivo de Cristina, con un BCRA quebrado y un Tesoro Nacional que acumula un rojo equivalente a 6 puntos del PBI, rumbo a 7 puntos del PBI. Gracias al Gobierno chino, Kicillof puede afrontar las obligaciones derivadas del Boden 2015, ¿y entonces qué pasa? Luis Varela no sólo es un periodista especializado en temas financieros sino también el editor de un informe reservado para inversionistas, Saber Invertir. Días atrás él entregó a sus suscriptores un apunte muy revelador acerca de qué le sucede al mercado con esta novedad. Aquí se reproduce parcialmente el trabajo (las otras preguntas se han cumplido: se referian a si se iba a pagar el vencimiento):

por LUIS VARELA
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Saber Invertir). Vencimiento final de dos bonos en dólares, el Boden 2015 (en la jerga bursátil conocido como RO15) y el Buenos Aires 2015 (un título de deuda pública de la provincia de Buenos Aires conocido como BP15).
 
Son dos títulos bien kirchneristas. El RO15 fue emitido en el 2005 por Néstor Kirchner. Y el BP15 salió a la luz con Daniel Scioli en 2010. El RO15 paga 6.262 millones de dólares, de los cuales papeles por 4.825 millones están en manos privadas y 1.437 millones en poder del Estado (ANSeS y otros organismos). Y el BP15 en su origen era por 550 millones de dólares, pero de esa cantidad 375 millones ya fueron canjeados por otro bono bonaerense (el Buenos Aires 2021, BP21) por lo que ahora se liberan 175 millones de dólares.
 
O sea, entre ambos títulos, entre vencimiento y las 72 horas siguientes quedarán a disposición de los inversores un total de 5.000 millones de dólares billete. De esa cantidad, papeles por 3.300 millones están en manos de inversores locales y 1.700 millones en poder de inversores y de fondos extranjeros.
 
Por esta razón, un cúmulo de tenedores de estos títulos pasarán todo el fin de semana de lo más ansiosos. Tendrán la posibilidad de llevarse los dólares a sus casas, de meterlos en cajas de seguridad, de recolocarlos directamente en otros títulos en dólares o, si tienen dinero blanco, podrán devorarse un purecito dietético.
 
¿A qué nos referimos? Los que tienen la posibilidad de comprar dólar ahorro, pagan cada billete a 11,31 y los pueden revender a casi 16 en el mercado blue, por lo que les queda "de puré" una ganancia inmediata de casi 42%, al tiempo que los que cobren estos bonos, si los compraron en las últimas ruedas en torno a 14, se quedarán con un puré bajas calorias con una utilidad cercana al 15%.
 
Por supuesto, serán tres o cuatro días con alguna ansiedad. En plena campaña electoral tanto el Gobierno Nacional como el de la Provicia descartan de plano que se pesifiquen, pagando los dólares con tipo de cambio oficial. Lo dijo el ministro de Economía Axel Kicillof: "Nadie, en su sano juicio, tiene duda alguna de que se van a pagar estos títulos".
 
Ahora bien, esta circunstancia plantea un sinnúmero de interrogantes. ¿Qué hacer con los dólares que se cobren? ¿Cómo presentar la operación ante la AFIP? ¿Es recomendable seguir en bonos? ¿Qué papeles elegir? ¿Es preferible acaso meter las divisas en Letras del Banco Central (Lebac),que pagan una renta de hasta 4,4% anual?
 
Los que se queden con los dólares, si van a sus casas o a cajas de seguridad, no obtendrán ningún rendimiento y debe tenerse en cuenta que EE.UU. también tiene inflacion, poca pero tiene. Los que vendan los dólares en el blue, y compren papeles nuevos en pesos, deberán registrar el movimiento a tipo de cambio oficial, por lo que -como los fondos de inversión- la tenencia debe ser anotada impositivamente a pérdida y tendrán que encontrar alguna explicación para decir de dónde salió la plata del puré.
 
Debe recordarse, de igual modo, que comprar los bonos que pagan dólares billetes es la forma más barata de dolarizarse. Y, además, si los compradores son personas físicas, se trata de una tenencia que está exenta del impuesto a los bienes personales y sus rentas tambén están exentas del impuesto a las Ganancias.
[ pagebreak ]
 
Este final del ciclo K y la llegada de un nuevo Presidente encierra preguntas con respuesta desconocida. ¿Qué pasará, por ejemplo, si el sucesor del Cristina tampoco acuerda con los buitres? Últimamente los bonos de la región cayeron mucho y los argentinos evitaron esa caída porque se espera un acuerdo con los holdouts y el acceso al crédito internacional. Si eso no sucediera tendríamos a corto plazo una caída contado para los bonos, por lo que una Lebac o un plazo fijo en dólares se presenta como una opción.
 
Además, si se elige comprar otro bono, hay que mirar bien el título que se selecciona. Hay papeles que están en las garras del juez norteamericano Thomás Griesa y sus cupones están bloqueados. Eso pasa con el Bono Global 2017 (GJ17) y hay chances de que el Bonar 2024 (AY24) también siga ese mismo camino.
 
En fin, el enjambre de preguntas es tanto, que consultamos a diez especialistas en inversiones para que este complejo traspaso se supere fácilmente y con buenas decisiones. Aquí unas pocas preguntas principales:
 
(...)
 
4) ¿Qué harán los inversores con los dólares que se paguen?
 
Freddy Vieytes (Financharts): -Muchos son inversores radicados en el extranjero por lo que muchos transferirán al exterior. Creo que la mayoría conservarán los dólares en cartera. Las más comprometidas son las personas jurídicas que deben valuar los dólares a precio oficial castigando a los resultados de los balances. En ese caso es posible que hagan, o hayan hecho, arbitraje con el Bonar 2017 – AA17 o el Bonar 2024 – AY24 antes del 30/09 para evitar el mal trago.
 
Juan Pablo Fuentes (Moody’s Analytics): -Los tenedores de bonos externos (casi la mitad) se mantendrán en dólares. Algunos de los inversores locales podrían convertir sus dólares a pesos aprovechando la brecha entre el dólar blue y el oficial. Sin embargo, pienso que la mayoría esperara dada las expectativas de una nueva devaluación en los próximos meses.
 
Héctor Scaserra (Arpenta): -Los inversores atesorarán los dolares hasta despues del 10 de diciembre.
 
Mauro Morelli (Rava): -Muchos probablemente lo mantendrán como ahorro y a resguardo dada la coyuntura actual, a lo sumo, con una estrategia expectante hasta fin de año.
 
Adrián Pérez (Futuro Bursátil): -Los reinvertirán en AA17 y en AY24. El minorista informal cometera el error de venderlos en negro y reingresar los pesos para capturar el diferencial, y la AFIP lo estará esperando.
 
Diego Martínez Burzaco (IG Digital): -Se los quedarán, al menos hasta que haya más certidumbre. No los veo reinvirtiendo.
 
Omar Russo (Pataconet): -Los inversores van a encanutar los dólares que reciban.
 
Aldo Fernández (contador): -Hasta tanto no aclare el panorama, los guardaran.
 
Andrés Cardenal (CFA): -Guardarlos en su mayoría. Hoy todo el mundo está pensando en desensillar hasta que aclare.
 
5) ¿Qué recomendarías?
 
Vieytes: -Estos son momentos de incertidumbre por lo que me parece más atinado tener dólares y disponibles. Prefiero tenerlos a mano a tenerlos depositados en una cuenta bancaria. Quizás parezca excesiva esta sugerencia pero…
 
Fuentes: -Mi recomendación seria mantenerse en dólares por el momento. De ofrecerse un canje, habría que ver las condiciones. A pesar del riesgo envuelto, los bonos argentinos siguen siendo una opción atractiva para inversionistas institucionales. Además sigue habiendo optimismo con respecto al próximo gobierno.
[ pagebreak ]
 
Scaserra: -Ante la ultima intervencion sobre la valuacion de los FCI recomiendo arbitrar boden 15 por bonar 24.
 
Morelli: -La re-inversión en títulos públicos es una oportunidad, basta analizar las buenas rentabilidades que están dando los bonos dolarizados actualmente. En este sentido AA17, AY24 o DICA se posicionan con atractivo.
 
Pérez: -Aceptar el canje o en estos últimos días hacerse uno el auto pase (vender uno y comprar el otro), los precios ya no difieren mucho de lo que sucederá en una semana, particularmente yo al minorista le recomiendo comprar DICAD.
 
Martínez Burzaco: -La verdad es que distingiuiría por riesgo. Para el más conservador de todos, cobrar los dólares y tenerlos debajo del colchón hasta que pase el verano. Para aquel más agresivo, quizás me pasaría a un bono más largo en dólares antes del pago, como puede ser el Bonar 2024.
 
Russo: -Yo recomiendo arbitrar hacia el AY24. Te asegurás una tasa muy alta por los próximos 9 años, cuando se espera que Argentina debería comenzar a tomar deuda a tasas más razonables, cercanas al 5% estimo.
 
Fernández: -Por todo esto al que tiene dólares, que los conserve. Dolarizar la cartera no es una mala idea. Acciones y departamentos no parecen ser negocio, salvo comprar oportunidades. Para los que pueden operar, dólar futuro Rofex no esta nada mal.
 
Cardenal: -Guardarlos, como viene la mano creo que es la alternativa más clara para proteger el patrimonio del inversor a mediano plazo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario