AVATARES DEL GBA

Imprevista incomodidad en el placard de Aníbal... pero también de Scioli

La Argentina no termina en la avenida General Paz, según ya se sabe. Y la Ciudad de Buenos Aires tampoco porque hay una interacción importante entre CABA y los municipios del Gran Buenos Aires, el llamado GBA. Con más de 600.000 habitantes, el municipio de Almirante Brown es 1 de los 135 municipios bonaerenses e integra el aglomerado urbano GBA, con cabecera en Adrogué (Esteban Adrogue fue el comerciante que en 1871 donó las tierras para una estación ferroviaria cercana a su Hotel ?La Delicia? y a las chacras que tenía en la zona, cercanas a 'El Pueblo de la Paz', actual Lomas de Zamora). Recientemente, Almirante Brown logró más visibilidad política por el fugaz coprotagonismo del diputado nacional Rubén Darío Giustozzi, quien fue alcalde de ese municipio. De imponerse el 25/10 en las elecciones no son pocas las situaciones incómodas que heredará el candidato del Frente para la Victoria, Mariano Cascallares, del intendente Daniel Bolettieri (hoy de regreso en el FpV luego de su paso por el Frente Renovador) y su socio político, Giustozzi, muy activos en reclamar auxilio económico para garantizar una retirada ordenada que no diluye le déficit que heredará quien lo suceda. La solución propuesta por Aníbal Fernández fue en clave sciolista: siempre para adelante.

por DANIEL BILOTTA
 
LOMAS DE ZAMORA (Especial para Urgente24). Si los aniversarios sirven para disimular los ritos con el que poder celebra su esplendor, el de la creación de Almirante Brown reflejó la crisis del heterogéneo arco oficialista que alimenta suspicacias por la extraña ausencia de Daniel Bolettieri del número 142, celebrado el 30/09. En especial por la reacción de Ana Romero. A 48 horas de haberlo reemplazado temporalmente en el cargo de Intendente, despotricó contra la presidente Cristina Fernández.
            
“Hace cadenas en forma permanente para ofender a la gente y mantiene castigada a la gestión municipal”, aseguró la concejal, mencionada  junto a la secretaria de Gobierno, Leila Lazota, como dos de las personas a quienes Rubén Darío Giustozzi les garantizó continuidad laboral por intermedio del PRO, con quien aspira a sellar un acuerdo parlamentario en la Cámara Baja después del 10/12.
            
También es la madre de Juan Manuel Molina, esposo de Lazota, y asesor del gobierno municipal. Y de la extinta Claudia Molina, esposa del diputado nacional y ex jefe del bloque del Frente Renovador, Giustozi. Con idéntica vehemencia la cruzó José Lepere. ”Los que dicen que apoyan al FPV pero critican a la Presidente no tienen lugar en este espacio.”
            
Ex secretario privado del duhaldista Jorge Villaverde hasta que cumplió su mandato como diputado en el Congreso en el 2009, Lepere es el candidato N°1 a concejal del oficialismo, es el N°2 de 'Wado' De Pedro en la Secretaría General de la Presidencia de la Nación y aspira a presidir el Concejo Deliberante.
            
Depende para eso de que Mariano Cascallares sea electo intendente y que persuada a su principal aliado en el Departamento Legislativo de cederle esa posición: Juan Fabiani, otro camporista, pero alineado con José Ottavis. Jessica Solís no contribuyó a la causa de su jefe político, Lepere. “No sé”, dijo al ser interrogada por la prensa  sobre la licencia que Cascallares tomó al oficializar su precandidatura a Intendente y que le permitió sustituirlo.
            
El segundo de De Pedro fue el encargado de responderle a Romero: “No hay lugar en nuestro espacio para quienes critican a la Presidente.”    
                 
Diego Fernández Garrido no se amilanó por la ocasión en que  fue elegido para aquietar las aguas y presidir la conmemoración. “Dejamos un distrito ordenado, prolijo, con servicios y obras que no existían. Venimos a para construir y lo vamos a seguir haciendo”, aseguró el principal responsable del escándalo de las cooperativas de 1 mes atrás que derivó en la toma de dependencias municipales por un atraso de dos meses en el pago de salarios.
            
La experiencia del jefe municipal, refugiado en el despacho del intendente, durante la protesta, dejó secuelas. Bolettieri y Cascallares tienen resuelto transferir las cooperativas al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación si el oficialismo retiene el gobierno municipal.
            
No es la primera vez que coinciden. El actual intendente era el candidato a la reelección en una lista consensuada con el titular del Instituto de Previsión Social (IPS) a fines de abril si Giustozzi no hubiese rechazado el acuerdo alcanzado por su principal socio político, Bolettieri, para postularse él mismo.
            
Posibilidad nunca bien vista desde el gobierno bonaerense ni el nacional. Daniel Scioli se encargó de recordarlo en la reunión que mantuvo con el actual intendente y su eventual sucesor junto a Aníbal Fernández, una semana después de las PASO. El jefe del Gabinete planteo la fórmula para superar el pasado. “Todos tenemos un muerto en el placard: Mariano, hay que ayudar.”
            
De lo incómodo de guardar los muertos de otros en el guardarropa tuvo indicios Cascallares el 17/09: una protesta de madres contra el consumo de drogas obligó a suspender la presencia de Aníbal en el acto que debían compartir en Glew junto a De Pedro y Diego Bossio para la entrega de jubilaciones y pensiones graciables. En esa empobrecida localidad de Almirante Brown el candidato del PRO, Carlos Regazzoni, fue el más votado después del candidato a intendente del FPV.    
[ pagebreak ]
     
Podría haber otros si prosperan las iniciativas para darle a la administración de Bolettieri la ayuda económica que reclama para garantizar una salida ordenada el 10/12. Entre ellas, un crédito al Banco Provincia por $50 millones y el fin de los descuentos que el gobierno bonaerense aplica por la deuda acumulada con el Ceamse de cerca de $80 millones.
      
La caída en el 30% en la recaudación de tasas desde marzo, el incremento de gastos por combustible y equipamiento de la policía local y el déficit de $240 millones transferido del 2013 a su gestión, son las razones que arguye para robustecer los en apariencias insuficientes recursos propios: unos $ 70 millones mensuales.
     
Argumento contradictorio con la urgencia de Bolettieri para lograr que el Concejo Deliberante apruebe un pago de $67 millones por mayores costos en la recolección de residuos que realiza Hesurmet. Lo hizo el mayoritario bloque oficialista de 18 concejales el 24 de septiembre, junto a la aprobación de su licencia.
            
Los 6 del kirchnerismo se opusieron por un dato novedoso en el expediente: $19 millones corresponden a cuotas de una deuda impaga del mismo rubro pero correspondiente al fatídico 2013. En los rumores, el total asciende a $300 millones pero el acreedor accedería a cobrar el tercio de esa cifra si se la liquida antes de fin de año.
            
Un marco que tal vez explique las demoras en la entrega del crédito que, como todos los que tramitan los Municipios, precisan el visto bueno del gobierno nacional.      
            
El financiamiento extraordinario que pide Bolettieri serviría también para poner en marcha el primer paso bajo el nivel de las vías en la calle 9 de julio, en Burzaco; en el marco de una serie de obras que, en el pensamiento de los técnicos de Vialidad Nacional, es conveniente poner en marcha al inicio y no al final de una gestión por los tiempos de la duración.
            
La novedad era esperada con ansiedad por un grupo inversor dispuesto a llevar adelante la construcción de una gran terminal de  ómnibus de corta y media distancia al estilo de la que se erige en la cercanía de Puente La Noria: con minimercado, locales gastronómicos y destacamento policial.
           
Como aquel, este  emprendimiento es atribuido a TEBA que preside Néstor Otero, el imputado que pidió la probation en la causa que se sigue a Ricardo Jaime por aceptación de dádivas de los mismos empresarios que debía controlar. Otero era uno de ellos. Curiosamente, el día del procesamiento del ex secretario de Transporte, el oficialismo decidió llamar a licitación para concesionar la terminal de Retiro, otra de las que controla esa firma.
            
El otro notable parecido es la solución ideada para completar el circuito comercial. Como en el caso de La Noria, la terminal de Burzaco albergaría también un Bingo.
             
Esa posibilidad es rechazada  con determinación el titular de la diócesis de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, y una razón por la que no se resuelve la instalación de uno en la terminal de Puente La Noria. De estrecha relación con el papa Francisco, el obispo Lugones resolvió el año pasado que la misa por el Día del Trabajo que tradicionalmente tenía por sede la parroquia Cristo Obrero, de Llavallol, se trasladase al parque Industrial Mixto, de Burzaco.
            
Un velado castigo por la supuesta cercanía con empresarios del juego al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y una forma de diferenciarlo de Giustozzi, quien todavía era aspirante a la candidatura a gobernador con Sergio Massa, a instancias de Cecilia Tavano, concejal de esa fuerza y una de las laicas de mejor diálogo con el Obispado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario