ECONOMÍA & REGIONES

"El gobierno cree que pagando el Boden 2015 baja el 'blue', pero creemos que no"

Interesante y oportuna reflexión de la consultora Economía & Regiones: "Fuentes del gobierno afirman que el pago del Boden podría bajar el dólar blue, porque derramaría una importante oferta de dólares sobre el mercado en poco tiempo. Detrás de esta afirmación esta el supuesto de que los privados saldrían a vender sus dólares al mercado blue o se lanzaran a comprar otros bonos en dólares de plazos más largos; subiendo su cotización y bajando el dólar bolsa. Desde nuestro punto de vista, este escenario de baja de dólar blue supuesto por el gobierno sería poco probable, y si sucediera se daría sólo unos pocos días. Según nuestro análisis, la demanda de dinero se encuentra muy endeble (la mejor prueba es que se redujo el?puré?) y por ende no habría ventaadicionalde dólares en elmercadoblue y los tenedores de estos bonos no tendrían incentivos a ?pesificarse?; sino todo lo contrario.Los tenedores que han querido pasarse a bonos más largos ya lo han hecho cambiando sus bonos en el mercado." Aquí el artículo completo:

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Economía & Regiones). En la 1ra. quincena de octubre ? vencen US$ 7.000 millones de deuda entre los bonos “Boden 2015” + el “BP-15” de la provincia de Buenos Aires. El 1er. pago (US$ 5.900 millones) está fijado para el 03/10 y se encuentra en un 91% en manos de privados. 
 
El 2do. pago (US$ 1.050 millones) es para el 10/10 y está a cargo de la provincia de Buenos Aires, pero los dólares salen del BCRA. Estos 2 vencimientos implicarían una pérdida neta de reservas (descontando sector público y canje de la Provincia de Bs. As) por hasta US$ 6.075 millones. 
 
Una medida que ayudaría a amortiguar la pérdida de reservas sería que los dólares pagados a los acreedores domésticos permanecieran en el sistema. Para lograr esto, se podría lanzar un nuevo título de deuda en dólares que permita captar el pago del Boden 2015 en las cajas de ahorro domésticas. Este nuevo título debería ofrecer una tasa competitiva (más alta) para que una parte de los bonistas se interese en reinvertir su capital. 
 
Boden 2015
 
El esperado pago en efectivo por US$ 5.900 millones, implicaría una pérdida de reservas de hasta US$ 5.380 millones, dado que los US$ 520 millones restantes son propiedad del BCRA y la ANSeS. 
 
El Central perdería US$ 3.000 millones de reservas el día 3 de octubre por el giro a los acreedores externos del título y los restantes US$ 2.380 millones (41%) podría perderlos en los días subsiguientes si es que los tenedores deciden retirar los fondos de sus cajas de ahorro. 
 
Es decir, el dinero depositado en cajas de ahorro locales podrá seguir siendo contabilizado como reservas en la medida que los ahorristas no los retiren del banco. 
 
Por el contrario, los dólares girados al exterior serán una perdida instantánea de reservas.Una medida que ayudaría a amortiguar la pérdida de reservas sería que los dólares pagados a los acreedores domésticos permanecieran en el sistema. 
 
Para lograr esto, se podría lanzar un nuevo título de deuda en dólares que permita captar el pago del Boden 2015 en las cajas de ahorro domésticas. Este nuevo título debería ofrecer una tasa competitiva (más alta) para que una parte de los bonistas se intereseen reinvertir su capital. Todavía no hay información ninguna en este sentido.
 
BP 2015
 
Del total de US$ 1.050 millones que vencen, la provincia ya canjeó US$ 375 millones con un nuevo bono al 2021,por lo quele queda pagar todavía US$ 675 millones; monto en que caerían las reservas5(US$500 millones que la provincia ya tiene depositados en el BCRA y otros US$175 que la provincia le compraría al central al tipo de cambio oficial).
 
En resumidas cuentas, en las próximas semanas las reservas pueden a caer hasta US$6.100 millones, alrededor del 20% del stock actual (US$ 33.425 millones). 
 
Sin embargo, el gobierno procurará amortiguar la caída de reservas apelando a todos los instrumentos a su alcance, tanto nuevas emisiones de bonos en el mercado como más swap con China (también deuda).
 
De hecho, esta semana se dio a conocer en los medios que (Alejandro) Vanoli viajará el 808/10 próximo para negociar una renovación del “swap” de monedas con el gigante asiático, para reforzar las reservasy hacer “invisible” el reciente pago de deuda con dólares del BCRA.
 
Según fuentes extraoficiales, elswap de US$ 11.000 millones ya se utilizó casi por completo. Sin embargo según nuestras estimaciones, el Central todavía tendría un tramo de US$ 2.000 millones de swap libre para usar.
 
Posible efecto de la caída de reservas sobre el dólar paralelo
 
A modo de ejercicio, se puede considerar el impacto de la caída de las reservas sobre el tipo de cambio paralelo. 
 
El drenaje de reservas aumentaría la presión sobre la cotización del dólar informal o blue; puesto que (desde que se impuso el cepo cambiario) el precio del dólar blue sigue el movimiento del tipo de cambio de cobertura(TCC).
 
Este último es una medida del deterioro del balance del BCRA y de su poder de fuego para contener corridas cambiarias. 
 
El TCC surge del cociente entre la base monetaria y las reservas brutas del BCRA. Cuando las reservas caen el TC de cobertura sube reflejando que hay relativamente más pesos frente a menos reservas que tiene el BCRA para contener una escalada del dólar.
 
En este marco, cabe destacar que las reservas no caerían todas de golpe, sino que podrían reducirse en variostramos a lo largo de octubre‘15. 
 
En la 1ra. semana,las reservas actuales (US$ 33.400millones) podrían caer US$ 3.000 millonesaproximadamente por el pago de BODEN 2015 a acreedores externos(se trata de divisas que salen del país). 
 
A la vez, este drenaje podía estar compensado por un ingreso de divisas vía incremento del “swap” con China (+US$ 2.000).
 
En 2do. lugar y dependiendo de la decisiónde los acreedores domésticos de retirar los dólares de sus cajas de ahorro recibidos por el pago del BODEN 2015, las reservas del BCRA podrían caer otros US$2.400 millones. 
 
En 3er. lugar, está la pérdida de reservas por el pago del bono de la provincia de Buenos Aires que se efectiviza el 10 de octubre’15 por un total de US$675 millones. 
 
En síntesis, las reservas caerían US$6.075 millones (US$ 3.000 millones de Boden 2015 a extranjeros, US$2.400 millones de Boden 2015 a tenedores locales y US$ 675 millones de BP 2015), pero se incrementarían US$ 2.000 millones del swap y US$ 1.500 millones por la colocación de nuevo bono en dólares.
 
De acuerdo a este análisis, el escenario final resultante sería que el monto total de reservas caerá US$2.575 millones, pasando de US$ 33.425 millones a US$ 30.850 millones (fin de octubre).
 
Alternativamente, si no se colocara el bono (US$ 1.500 millones), las reservas totales informadas por el BCRA caerían hasta US$ 29.350 millones. Por lo tanto, durante la 1ra. semana de octubre (1er. tramo), considerando el pago del Boden 2015 a los acreedores externos y la ampliación del swap, el TCC subiría a $16.8. 
 
Luego, hacia finales de octubre, el TCC de cobertura subiría hasta $18.4,con el resto de los pagos y la emisión del nuevo bono en dólares por US$ 1.500 millones. De lo contrario, si el nuevo bono no se emitiese,el TCC alcanzaría $19.37. Lógicamente, esta suba del cambio de cobertura agregaría renovadas presiones sobre la cotización del blue, que como siempre explicamos suele seguir la tendencia del TCC.
 
Fuentes del gobierno afirman que el pago del Boden podría bajar el dólar blue, porque derramaría una importante oferta de dólares sobre el mercado en poco tiempo. Detrás de esta afirmación esta el supuesto de que los privados saldrían a vender sus dólares al mercado blue o se lanzaran a comprar otros bonos en dólares de plazos más largos; subiendo su cotización y bajando el dólar bolsa. 
 
Desde nuestro punto de vista, este escenario de baja de dólar blue supuesto por el gobierno sería poco probable, y si sucediera se daría sólo unos pocos días.
 
Según nuestro análisis, la demanda de dinero se encuentra muy endeble (la mejor prueba es que se redujo el “puré”) y por ende no habría ventaadicionalde dólares en elmercadoblue y los tenedores de estos bonos no tendrían incentivos a “pesificarse”; sino todo lo contrario.
 
Los tenedores que han querido pasarse a bonos más largos ya lo han hecho cambiando sus bonos en el mercado. 
 
La alternativa para que el dólar blue baje sería que se emita un nuevo bono en dólares que permitiera subir las reservas y bajar el TCC. Aunque esta medida también tendría efecto sólo temporal. El BCRA seguiría emitiendo pesos de más yel TCCvolvería a subir más tarde, presionando nuevamente al dólar blue en noviembre y diciembre.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario