BINGOS, ACUSACIONES Y ENTREDICHOS

Néstor Otero, otro empresario mitad K y mitad PRO

Es cierto que el empresario Néstor Otero ha mantenido sólidos contactos con el Mundo K, y por eso terminó en una causa judicial junto a Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de la Nación de Néstor Kirchner (y también de Cristina Fernández de Kirchner en su 1er. mandato). Pero Otero también ha intimado con el Mundo PRO, y esa intersección en que él se ubica lo ejemplifica su proyecto de terminal con bingo en el territorio bonaerense. El periodista Daniel Bilotta comentó para Urgente 24 Radio (Concepto FM) la participación de Otero en diferentes concesiones como las Terrminales del autotransporte colectivo de pasajeros en Retiro, Mar del Plata y San Martín, que ahora sigue por Almirante Brown (tierra recuperada por el Frente para la Victoria pero el bingo lo operará Daniel Mautone, el socio de Daniel Angelici... ).

"El gobierno de Mauricio Macri está a punto de cerrar un atractivo negocio vinculado con los ómnibus con un empresario kirchnerista que está procesado y va camino a juicio oral y público por haberle pagado dádivas al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.
 
Se trata de Néstor Otero, el dueño de TEBA, la concesionaria de la terminal de Retiro, que ahora se perfila para quedarse con la operación y el manejo de una estación de pasajeros en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires.
 
Por medio de Terminales Terrestres Argentinas (TTA), Otero presentó un proyecto de “iniciativa privada” para abrir una nueva terminal de ómnibus de larga distancia en Villa Soldati, en las adyacencias del parque Indoamericano. El emprendimiento, que fue aprobado por el ministerio de Desarrollo Económico que encabeza Francisco Cabrera saldría a licitación en tres meses y por ser la impulsora de la idea, la empresa de Otero correrá con ventajas para poder mejorar cualquier oferta que supere su propuesta. (...)".
 
Cuando Francisco Cabrera estrechó el vínculo PRO con Otero, éste ya se encontraba procesado y enviado a juicio oral y público por el juez federal Norberto Oyarbide luego de que se comprobara que, por medio de TEBA, le había pagado los alquileres de 2 departamentos al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, mientras era funcionario público.
 
Jaime era la autoridad de control de la terminal de Retiro, cuya concesión aún está en manos de TEBA.
 
Junto con el pago de los alquileres, la Justicia corroboró que Raúl Glories –el cuñado de Otero– compró una casa en un barrio cerrado de San Isidro que era usada por Jaime y que luego terminó a nombre María Filomena Pfaffen, la madre de la ex pareja del funcionario.
 
Nada impidió que Cabrera imaginara varias terminales en la Ciudad que le permiten a Otero desprenderse de Retiro, un lugar demasiado expuesto.
 
El objetivo del proyecto Cabrera/Otero es desconcentrar el tráfico de ómnibus de pasajeros de la Terminal de Retiro, absorbiendo progresivamente hasta el 40% de su flujo actual. También generar un nuevo polo comercial en la comuna 8 (los barrios de Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano).
 
El asunto fue escandaloso pero no lo suficiente: El terreno para la nueva terminal pertenecía a la Ciudad, que se lo vendió –mediante la figura de leasing a 18 años- a TEBA S.A., de Otero.
 
Abundaron las denuncias de que la venta se hizo a una tasación menor que el valor del precio del metro cuadrado publicado por la Secretaría de Planeamiento del Gobierno de la Ciudad. El contrato de leasing es un alquiler con opción a compra, lo que significa que TEBA paga el terreno en cuotas durante 18 años (+ el 5% de saldo) y pasa a ser propietario.
 
La empresa se hizo cargo de la construcción de la terminal. Y el Gobierno de la Ciudad se hace cargo de las obras de infraestructura necesarias para mejorar la accesibilidad a la estación. Por ejemplo, una extensión de la línea E de subte hasta la terminal.
 
 
"Antes de convertirse en un poderoso empresario, Néstor Otero era un humilde comerciante de Wilde, la localidad bonaerense en la que nació. Su padre era el propietario de una pizzería en la esquina de Mitre y Cadorna, que Néstor heredó y administró desde mediados de los '60. 
 
“Era un tipo muy trabajador y con un gran olfato para los números”, recordó un ex empleado en diálogo con este diario. El negocio gastronómico creció: adquirió la célebre pizzería Real, donde fuera asesinado el dirigente sindical metalúrgico Rosendo García (y que inspiró la célebre investigación periodística de Rodolfo Walsh, plasmada en el libro Quién mató a Rosendo). También compró el restaurante El Quijote en el porteño barrio de Monserrat. 
[ pagebreak ]
 
Fue entonces cuando Otero hizo pie en la terminal de ómnibus de Retiro, cuando la concesión aún estaba en manos de la empresa Baiter S.A. “Empezó alquilando locales de gastronomía con una empresa llamada Micro’s y al poco tiempo se asoció con varios empresarios y fundaron TEBA, a la que Menem le entregó el control de toda la terminal”, explicó una fuente ligada al negocio del autotransporte.
 
“Ladrón, tramposo, prepotente, un tipo de avería”, así lo definió Eligio Bernardino Cuadra, quien se desempeñó como presidente de TEBA entre 1995 y 1998. Cuadra sostiene que fue “estafado” por Otero “en más de doce millones de dólares”. En su testimonio a Crítica de la Argentina dijo: “Ingresé a la empresa en 1994 comprando el 52 por ciento del paquete accionario” (...), cuando me retiré del negocio, este caradura organizó la estafa y nunca me devolvieron ni un centavo”. Cuadra inició una demanda judicial contra Otero.
 
(...) Además de los negocios, su otra gran pasión son los caballos de carreras. Dueño del haras Dilu (en homenaje a sus hijos Diego y Luciana), la suerte lo acompañó en las arenas de Palermo, donde a mediados de los ochenta uno de sus caballos ganó el premio Carlos Pellegrini. En la actualidad, Dilu –con un predio de dos hectáreas instalado en las afueras de La Plata– es “uno de los veinte haras más importantes de la Argentina, con más de cien madres para reproducción y padrillos de gran renombre como Bordeaux Bob o el norteamericano Mont Laurier, un zaino por el que Otero pagó varios miles de dólares”, según la descripción de una publicación platense especializada en hipismo. (...)".

En el marco de la causa judicial en la cual Jaime reconoció aceptar “dádivas” (o sea que aceptó ser coimero) apareció Otero, cuyos dominios van desde la terminal de Retiro a las de Mar del Plata, San Martín y Puente La Noria, además de la posibilidad de un bingo en Burzaco, que tendría similares características al que se encuentra en Almirante Brown. El bingo lo operaría Daniel Mautone, socio de Daniel Angelici, quien no sólo es presidente de Boca Juniors sino un dirigente político muy vinculado a Mauricio Macri.

Según informó el periodista Daniel Bilotta a Urgente 24 Radio, recientemente se conoció que en una reunión realizada con Daniel Scioli, Aníbal Fernández, Daniel Bolettieri (actual alcalde de Almirante Brown) y Mariano Cascallares (candidato del Frente para la Victoria a heredar a Bolettieri), se habló de la crítica situación de ese municipio para afrontar los los pagos de sueldos hasta diciembre. ¿Los negocios de Otero, Angelici y Mautone podrían resultar una ayuda al municipio del FpV?

En tanto Burzaco debate el futuro, recientemente el Obispado de Lomas de Zamora rechazó la instalación de juegos de azar en la zona de Puente La Noria donde Otero ya tiene su terminal, según relató Bilotta.

Otero ya tiene ahí el centro de transferencia de ómnibus más grande del Conurbano bonaerense, con un complejo de dársenas en el espacio entre el puente y el inicio de Camino Negro, complementandose con el nuevo distribuidor de tránsito en la zona para conectar en forma más ágil el tránsito entre Camino Negro y la General Paz, y que también haría posible la llegada hasta la zona de los colectivos que circulan en el Metrobus Sur que construyó la Ciudad.
 
En el predio de 2 hectáreas, Otero construyó 44 locales comerciales, imaginó un paseo de compras de 9.000 m2 y una sede de una empresa de encomiendas para facilitar el flujo de mercaderías desde la feria de La Salada... y el bingo.

Bilotta relató que en la zona ya existen 2 bingos, vinculados a la firma española Codere, de esta manera podría haber intereses encontrados, con casas de juegos que buscan posicionarse en la localidad bonaerense, con aval del poder político.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario