DENUNCIA

UOMgate: Caló compromete a Scioli en el escándalo

El líder de la CGT oficialista y de la UOM fue imputado ayer (30/9) por la presunta comisión de los delitos de lavado de dinero y administración fraudulenta junto con otros dirigentes metalúrgicos. También pidieron la inhibición de sus bienes. Este jueves (1/10) Antonio Caló respondió, pero en sus dichos termina comprometiendo a Daniel Scioli, candidato al que se acercó mucho en los últimos tiempos desde que Cristina lo encumbró como postulante único del kirchnerismo. "Lo quieren ensuciar a Daniel Scioli", se quejó Caló en declaraciones a una radio a la vez que trató de ?buchón? al denunciante Segundo Córdoba, ex miembro de la UOM.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Un día después de que la fiscal en lo penal económico Gabriela Ruiz Morales lo imputó, junto con otros dirigentes de su sindicato por presunto "lavado de dinero" -en una causa por supuesto cobro de 20 mil dólares mensuales de 1987 a 2008, que correspondían al 20 por ciento de la recaudación de seguros de vida y sepelios a los afiliados del gremio- esta mañana Antonio Caló negó las acusaciones y dijo que todo se debía a que “quieren ensuciar a Daniel ”.

En declaraciones a la radio Del Plata, Caló sostuvo que está a "disposición de la Justicia" cuando sea llamado a declarar y afirmó que el denunciante Segundo Córdoba, ex jefe del área jurídica de la UOM, "se puso en buchón, y a los buchones le bajan las penas, porque sino tenía tres años de prisión".

"Si es por mi, yo me corro de la campaña si eso sirve para que Scioli gane en primera vuelta. Scioli puede quedarse tranquilo porque en la UOM no van a encontrar ningún lavado de dinero", desafió el metalúrgico quien aseguró que "ahora vivo en Flores pero a Soldati lo tengo en el corazón. Todavía voto donde hice la escuela primaria", expresó el sindicalista.

Temprano esta mañana (1/10) el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, minimizó la situación judicial del titular de Caló al advertir que el dirigente metalúrgico se encuentra “imputado ” pero ello “ no significa nada bueno ni nada malo ” sino que “el juez y el fiscal tienen que investigar” la denuncia presentada en su contra.

"Algunos medios hablan de imputar. Cuando uno presenta una denuncia tiene dos caminos. Por uno, se puede desestimar la denuncia y archivarla; por el otro lado, el juez y los fiscales podrían entender que hay elementos que le llaman la atención, lo que van querer es investigar y para investigar ¿Qué hace? Imputa y dice 'a partir de acá yo abro la posibilidad de una investigación'. Eso no significa nada malo, ni nada bueno estar imputado", minimizó Fernández.

La Justicia investiga por presunto lavado de dinero a Antonio Caló y otros dirigentes de la UOM, en una causa en la que fue condenado a un año y nueve meses de prisión Segundo Pantaleón Córdoba, ex jefe del área jurídica del gremio metalúrgico, y en la que el fallo del Tribunal Oral Penal Económico N° 2 alude a los sindicalistas en duros términos al vincularlos con el “aparente daño patrimonial a miles de trabajadores de la UOM durante más de veinte años (1987-2008) y el manejo indiscriminado y hasta inmoral de fondos en principio provenientes de delitos”.

El caso comenzó el 2 de agosto de 2011 cuando personal de la Aduana descubrió que en el automóvil BMW de Córdoba, que iba a embarcarse en un Buquebús hacia Montevideo, había 800.000 dólares.

Tras su detención, Córdoba denunció que él y otras 13 autoridades de la UOM se repartieron durante 20 años 280.000 dólares por mes, en "prolijos sobres marrones", que provenían del 20% de la recaudación que los afiliados metalúrgicos le pagan al Instituto de Seguros SA en concepto de seguros de vida y sepelio.

Días atrás, los jueces Claudio Gutiérrez de la Cárcova, César Lemos y Luis Losada del Tribunal Oral Penal Económico N°2 condenaron a Córdoba a un año y nueve meses de prisión en suspenso. Y confirmaron que Caló debía ser investigado junto al secretariado de UOM por lavado de dinero.

Clarín indica que en su defensa, el abogado de la UOM reveló que el dinero era para la compra de propiedades en Uruguay y confesó cuál su origen: provenían de pagos en negro del Instituto de Seguros, presidido por Julio Raele, estrecho allegado a Lorenzo Miguel. Agregó que “pactó con la UOM y el Instituto una remuneración mensual, habitual y permanente de una suma equivalente a 1/14 ava parte del 20% de la recaudación, mientras mantuviere vigencia el nuevo artículo 52 del convenio colectivo de trabajo 260/75”. Y dijo que Raele liquidaba a la UOM entre 280.000 y 350.000 dólares por mes.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario