ARTURO PORZECANSKI

“Argentina se perdió los años donde otros países se llenaron de plata”

Este miércoles (16/9) se inició la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, cuyo anuncio este jueves (17/9) ha generado una enorme expectativa. El banco central podría decidir dejar atrás la política monetaria de estímulo que ha mantenido durante siete años. El economista uruguayo Arturo Porzecanski, se refirió en entrevista con Urgente 24 Radio al cónclave y sus posibles derivaciones pero también habló sobre la Argentina: ?La Argentina con la actitud de cerrarse a los mercados del exterior y de pelearse con los acreedores e inversionistas, se perdió todos los buenos años, durante los cuales los otros países se llenaron de plata?.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Comenzó este miércoles (16/9) en USA la reunión de dos días del grupo de 12 gobernadores y los miembros del directorio de la FED, encabezado por Janet Yellen. Es uno de los encuentros más esperados ante la posibilidad de que el banco central decida dejar atrás la política monetaria de estímulo que ha mantenido durante siete años. El principal interés es un aumento en las tasas. Pero el economista uruguayo Arturo Porzecanski, en diálogo con Urgente 24 Radio, advirtió que en verdad “ni en la Reserva Federal saben lo que anunciarán”.

“Ya todos quieren que la Reserva Federal apriete el gatillo de una vez y entremos en un ciclo de menor liquidez y tasas de intereses más altas”, consideró el economista que también se refirió a los últimos años de nuestro país: “La Argentina con la actitud de cerrarse a los mercados del exterior y de pelearse con los acreedores e inversionistas, se perdió todos los buenos años, durante los cuales los otros países se llenaron de plata”.

El diálogo con  Porzecanski :

Claudio Chiaruttini: Arturo Porzecanski, ¿por qué dilata tanto la definición de la tasa de interés la Fed?

Arturo Porzecanski: La incertidumbre te mata, no es la decisión pero es que uno quiere saber si ganaste o perdiste. Ya todos quieren que la Reserva Federal apriete el gatillo de una vez y entremos en un ciclo de menor liquidez y tasas de intereses más altas. Hubo señales para el principal banco central del mundo en dirección contraria, primero en las económicas, la reserva federal tiene un mandato doble de evitar inflación y deflación, también evitar una tasa de desocupación demasiado elevada o muy baja. En términos de desocupación el mensaje está claro para la reserva Federal, la tasa de desocupación ha bajado mucho para los estándares de USA. La inflación viene muy rezagada, muy lenta, más cerca de cero, entonces no queda claro. Además están los otros factores que inciden indirectamente, el dólar se ha fortalecido en los últimos meses, eso lleva a más deflación. También está el tema del ajuste de los mercados, entonces ni en la Reserva Federal saben lo que anunciarán.

CCh: El mercado da por descontado pero habrá reacciones, ¿cómo ve que puede llegar a cambiar la tendencia del mercado actual? ¿Se va a contener la oferta de dinero para los países emergentes o los precios tienen que ajustarse hacia la baja? ¿Cuál es el escenario?

AP: En los mercados del mundo ya hemos descontado, no sólo un inicio de un ciclo de restricción monetaria en USA, sino ya varios grados encima de eso. Ya la gente dice que está cansada de esperar. Mañana los mercados van a subir o quedarse donde están.

CCh: Argentina tiene por delante una tarea muy dura, ¿el futuro presidente qué mercado financiero va a encontrar? ¿China va a seguir siendo un dolor de cabeza?

AP: La Argentina con la actitud de cerrarse a los mercados del exterior y de pelearse con los acreedores e inversionistas, se perdió todos los buenos años, durante los cuales los otros países se llenaron de plata.

CCh: Llegamos a la fiesta para pagar la cuenta...

AP: Claro, como el argentino se perdió las vacas gordas, la rentabilidad del sector agropecuario fue una fracción de lo que merecía recibir. En el flujo de los capitales, todavía hay dineros que están dispuestos a volver si las reglas del juego cambian. Si sigue la incertidumbre de hacia dónde va la Argentina, probablemente no lleguen muchos capitales.