CARLOS REUTEMANN

"La estrategia K es cómo llegar y que se arregle como pueda quien reciba"

Para muchos argentinos, Carlos Reutemann es el Presidente que no fue. Para otros, el Presidente que no quiso ser. En cualquier caso, él sigue siendo un personaje público -senador nacional por Santa Fe que ambiciona renovar su mandato- que conoce su provincia y las cuestiones agropecuarias, y que enfrenta a los K pero también a los socialistas santafecinos, quienes en algunas cuestiones son muy cercanos a los K. Aquí una entrevista por LT8, de Rosario:

Diálogo de Carlos Reutemann y Raúl Acosta en 'La Mañana Entera', por LT8, de Rosario (Santa Fe):
 
-Fresca mañana de sábado...
 
-Hace frío.
 
-¿Es malo o bueno esto para la producción agropecuaria?
 
-La producción agropecuaria está con viento en contra. Así que diríamos que todo lo vinculado a la producción, que es una queja constante del país, es una constancia. Y el clima tampoco ayuda. Pese a que es una primavera realmente buena en cuanto a humedad en los suelos, esta parte del frío es un poco inesperada.
 
-Dicen los informes que los técnicos yanquis, lo que están diciendo, es que vamos a tener que seguir usando agroquímicos, porque si no las malezas nos van a comer más todavía.
 
-De cara al futuro, hay varias alternativas. Hay mucha gente trabajando en cuanto a las malezas resistentes al glifosato. Y hay una operación de trabajo, diríamos, para agarrar las malezas más chiquitas. Pero eso insume cada vez más gastos, los precios de los commodities no son buenos y los gastos van para arriba. Así que los números no cierran bajo ningún número posible en el campo en este momento. La parte de la agricultura, esta mañana estaba mkirando las informaciones que existen, los costos por ejemplo, está todo el mundo perdiendo plata. 
 
-El presupuesto nacional, hablando de plata, la mayoría de los diarios de gran tirada, sostienen que aumentará entre 26 mil y 30 millones de pesos para este último trimestre, que hubo un aumento.
 
-Bueno, lo que se observa, digamos, es que este gobierno está tratando de llegar a diciembre de la manera que puede. Uno observa que está tomando, por ejemplo, mucho endeudamiento a pagar hacia adelante, en el 2016 y así sucesivamente, calcula que el déficit fiscal de este año puede varias entre 250 mil a 300 mil millones de pesos aproximadamente. Eso es mucho, pero es lo que dicen los economistas que siguen estos números. Hoy aparece este tema del incremento en 26 mil millones de pesos. Pero todo lo que se visualiza es cómo llegar y al que le pongan la banda en diciembre se arregle con los problemas a venir, ya sea pagando todas estas deudas que va tomando el gobierno. O sea que se nota claramente una estrategia de llegar como se puede y el que venga que se arregle como puede. Eso es lo que uno observa de afuera.
 
-Hay una foto, y una información, muy dura. La de la mortandad en el Chaco. Y justo la señora Presidente, sintiéndose conmovida, por otro chico muerto en la lejanía. Cualquier muerte es jorobada y a uno le duele. ¿Pero qué opinión te merece que no haya dicho una sólo línea sobre el problema de mortandad en Chacho y otros sitios en Argentina, tan desvalijados como Chaco?
 
-Para todos los argentinos creo que nos tiene que dar mucha vergüenza que en un país que produce tanto, que es un país tan rico, sobre todo en alimentos, que tengamos este tema entre las manos, la muerte por desnutrición,. Primero, no se puede aceptar en ningún país del mundo. Segundo, no se puede aceptar en un país como Argentina. La riqueza natural, la riqueza en la producción de alimentos, alimentos que en algunos lugares –como lo dijimos al principio, la producción se está tirando, se está tirando la pera, naranja, mandarina, entonces no cierra esta explicación. Si hay un país que no lo puede explicar a esto es la Argentina. Es un país en que no hay ningún tipo de explicación por la cantidad de alimentos que se producen. Creo que el número da que producimos para 400 millones de personas. Entonces, ya no es el primero que tiene este problema por desnutrición sino que van varios. Resulta inexplicable. Para nosotros, los argentinos, es una explicación que no tiene sentido.
 
-Carlos, hay una pregunta poco menos que inevitable, siendo como sos, un actor político, un dirigente de nivel nacional con presencia en la provincia para este 25 de octubre, que es el caso Fernando Niembro. 
 
-Ayer (viernes 11/09) escuché a un analista político decir una cosa que me llamó mucho la atención. Una manchita al PRO, que vendría a ser este caso, tiene una enorme repercusión. El kirchnerismo y el Frente para la Victoria tiene un manchón gigantesco a través de estos años, siendo investigado, y sin embargo es como que no le entran las balas. Es una explicación que uno observa desde afuera. Y además, alguien que quiso investigar al poder, como Bonadío, lo separaron de la causa y ahora, rápidamente, alguien lo quiere acusar a Niembro. Pero bueno, son cuestiones vinculadas a que, en este caso, es la justicia la que tiene que fallar, y cualquiera tiene que estar dependiendo de la justicia en estos casos. Pero bueno, yo analizo desde el punto de vista política, la celeridad en un caso y después tirara todo hacia atrás en el otro. O sea que el manchó del kirchnerismo persiste y perdura en el tiempo.
 
-Ahí está Boudou.
 
-Bueno, hay casos, por ejemplo, el caso de Bonadío que quiso investigar. Nadie acusa a nadie o nadie acusa a nadie en este caso, pero es proceso de investigación. No es que lo están acusando y decir “usted es culpable”. Primero es la investigación, después la persona investigada tiene derecho a defenderse. Y después, recién viene una sentencia. Pero el kirchnerismo a Bonadío lo apartó estando en proceso de investigación.
[ pagebreak ]
 
-Hay, sobre esto de las acusaciones, como la acusación a Niembro, una experiencia en Carlos Alberto Reutemann. Y el Socialismo y el Radicalismo han hecho bastantes acusaciones sobre tu persona.
 
-Yo también, como cualquier ciudadano, dependo de la justicia. A mí, en el caso de la inundación, me citaron a declarar en dos oportunidades, y estoy a disposición de la justicia. No me estoy escondiendo de nadie. Estoy como cualquier ciudadano, a disposición de la justicia. Y no es cierto que los fueros a uno lo protegen. Si hay un pedido de un juez ante el Senado, es el mismo Senado el que decide dar el desafuero. Así que, en ese aspecto, yo estoy muy tranquilo, pero siempre a disposición de lo que quiera la justicia. No tengo nada que esconder.
 
-La otra vez dijiste que no habías pensado jamás que tuviera tal grado de agresividad la campaña. ¿Sigue ese grado? ¿Subió?
 
-Este año, hasta ahora –falta bastante tiempo para las elecciones-, lo que observa uno en otros lugares es que se calientan muchos las campañas. En Santa Fe, por ahora, está templada. Vamos a ver cómo se pone sobre el final. Faltan muchos días. Este es un país que todos los días nos despertamos con una sorpresa nueva, así que todo puede pasar.
 
-¿Cómo anda el PRO en la provincia? Las informaciones, las fotos, te muestran paseándote con la compañera Michetti.
 
-Ayer estuvo recorriendo la provincia. También Macri lo hizo. Yo, por otro lado, estoy recorriendo gran parte de los departamentos. Así que tuvo un acompañamiento. Insisto con lo que dije en las primarias: el ambiente no es que está efervescente por una elección, falta muchos días, y creo que todos leímos esa información, cómo decide la gente su voto, y vemos que hay mucha gente que lo decidió el viernes, mucha gente que lo decidió el sábado antes de las PASO, y hay mucha gente que lo decidió cuando iba a votar. O sea, 50 y pico de días, me parece, que está muy bien definido un grupo de personas que transita la línea de mantener lo que tenemos, es decir, el oficialismo; hay otro grupo de personas que está con un cambio -en el cual me incluyo-, la alternancia del poder, el respeto al federalismo, la independencia del Poder Judicial -a mí me parece que es clave; y hay otro grupo de personas importantísimo que está transitando por el medio, que todavía no está decidida. Esa es la impresión que yo tengo. Y me da la impresión que van a ir decidiendo en los días por venir, escucharán a los candidatos, evaluarán. Vuelvo a insistir: 50 y pico de días, a una elección, es mucho tiempo. Así que es muy variable. Pero se nota claramente que hay un sector por el medio, que todavía no se ha pronunciado, más la gente que votó en blanco, más la gente que no votó. O sea que tenemos mucha alternativa dando vuelta.
 
-Hay muchos votos por definir.
 
-Esa es mi visión. El oficialismo tiene su núcleo, que ya lo tuvo en las PASO. Cambiemos tiene su otro grupo, bastante definido. Y ahora queda ese signo de interrogación con ese sector central.
 
-La máxima autoridad de la provincia, el socialista Antonio Bonfatti, ha dicho que en un caso de definir entre Scioli y Macri, su voto es para Scioli. También lo ha dicho la candidata a diputada Chiqui González. ¿Está bien o está mal esta definición de los gobernantes por una de las dos posibilidades?
 
-Obviamente tienen derecho a expresarse. Pero no nos sorprende en absoluto, porque ellos siempre han tenido, el Socialismo de la provincia de Santa Fe, se han tirado flores con el kirchnerismo. Yo me acuerdo de la época de Néstor Kirchner, tirarle muchas flores al Socialismo de Santa Fe. Así que cada uno es libre de opinar, como en este caso, pero no nos sorprende en absoluto, porque siempre se han tirado flores y han tenido buena relación.
 
-Una última pregunta, que no es de la provincia pero es de la política regional. Escribí un artículo diciendo que, para mí, el problema es Aníbal Fernández. Se me hace muy difícil pensar en un país con Aníbal Fernández gobernador de Buenos Aires y un gobierno central un poco debilitado, como aparenta Scioli sobre Fernández –me parece que tiene más peso Fernández-. Pero me gustaría tu opinión sobre esto.
 
-En ese aspecto diría que es una característica del kirchnerismo, cuando arremeten contra un funcionario, defenderlo a ultranza. Y Aníbal Fernández, diríamos, de la figura de la política que yo he visto, es una persona con una capacidad de reacción muy fuerte. Es una persona muy entrenada, con una respuesta a flor de labios. O sea que el hombre responde, está muy entrenado. Es muy difícil entrarle. Es una persona, de la política actual, me parece que es una persona muy entrenada, se defiende muy fuerte, muy difícil de entrarle. Tiene respuesta para todo. Insisto con el entrenamiento que tiene mentalmente. Más allá de si tiene alguna, diríamos, imagen negativa por lo que pasa, no es fácil de tumbarlo a Aníbal Fernández, porque es una persona con una gran capacidad de lucha. 
 
-Me gustaría cerrar con lo que arrancamos, que es números del presupuesto y posibilidades para el 2016. Me decía que a cualquiera que llegue le va a tocar bailar con la más chueca, que es una economía con déficit.
[ pagebreak ]
 
-A mi juicio, va a tener que tomar medidas que, a lo mejor, no sean simpáticas. Nadie se está pronunciando con precisión sobre qué es lo que va a hacer, si va a devaluar, si va a levantar la presión impositiva con de los sectores productivos. Nadie lo está diciendo. O toman algunas medidas con respecto al tema cambiario o toma alguna medida con respecto a la presión impositiva, que es altísima. Tendrán que tomar alguna medida con los famosos fondos buitres, tan denostados por el kirchnerismo. Da la impresión que van a tener que arreglar. Ese es un tema que, desde la usina kirchnerista de propaganda, lo van a denostar al próximo candidato, porque van a decir: “no ven que ya están entregando a los brazos del Fondo Monetario”. Ya sabemos todo lo que van a decir, pero el tema de los fondos buitres es un regalo que le deja el kirchnerismo al próximo gobernante. No hay que olvidarse que el domicilio judicial legal lo fijó Kirchner en Estados Unidos, no es que lo fijaron los norteamericanos. El litigio, el domicilio legal, es Estados Unidos.
 
-No está en mí preguntarlo y no está en vos responderlo, pero debo insistir, Macri está bancando a Niembro. ¿Está haciendo bien?
 
-Yo lo estoy mirando desde afuera. Yo creo que, en este caso, hay que dejar que la justicia investigue hasta el fondo. Sorprendió, diríamos, que alguien vinculado al kirchnerismo haya actuado tan rápido, desde el punto de vista judicial. O sea que siempre hay que tomar en cuenta cómo tiene que actuar el Poder Judicial. También tenemos que tener en cuenta que, en este caso, cuando se está en medio de la campaña, se aceleran todas las cosas vinculadas a desprestigiar al contrario. Dejemos que la justicia actúe. Lo único, que se cierta parcialidad: en un caso, alguien que quiere investigar, lo sacan; y en otro caso, la rapidez con que actúa. Mucha contradicción.