LEALTADES / DESLEALTADES

Definitivamente Moreno no era el mejor lugar..

Los precandidatos a presidente del oficialismo Agustín Rossi, Florencio Randazzo, Sergio Urribarri y Daniel Scioli reafirmaron su pertenencia al Frente para la Victoria que lidera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y aseguraron “la continuidad” del proyecto político que inició en 2003 el ex presidente Néstor Kirchner después del 10 de diciembre de 2015, cuando se venza el mandato de la jefa de Estado. Durante el acto del Partido Justicialista Bonaerense en Moreno por el Día de la Lealtad, los cuatro dirigentes peronistas compartieron el escenario demostrando también en sus discursos la “unidad” del peronismo de cara a las elecciones presidenciales del próximo año y fustigaron a la oposición, a la que acusaron de “no tener un proyecto político y ser empleados de las corporaciones”. Pero ¿Moreno era el lugar indicado para realizar la convocatoria por la Lealtad o sólo ayudó a desnudar la realidad del PJ K? El anfitrión, Mariano West, es uno de los llamados "Barones del Conurbano", gente que se hizo K a fuerza de billetazos y prebendas de los Kirchner. Tan ineficiente en la gestión como exagerado su afán de permanecer aunque en 2013 el Frente Renovador ya demostró que es relativamente sencillo perforar su estructura clientelar. West está enfrentado ahora a Walter Festa, un típico producto de La Cámpora bonaerense: saltó de aquí para allá hasta que cayó cerca de West, donde se quedó hasta que negoció con José Ottavis y Diego Bossio sentarse en la ANSeS regional y ahora quiere desplazarlo en nombre de la lealtad a Cristina. Para marcar diferencia, Festa hizo colocar afiches que recuerdan que West lleva 20 años en el poder y los resultados son paupérrimos para Moreno, denuncia que enojó a los fans del intendente porque no pueden vapulear a Festa sin arriesgarse a sufrir recortes en los billetazos y prebendas de la Casa Rosada. Una situación difícil, evidentemente.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24/GBA). Enojadísimos los de Mariano West con lo que consideran una deslealtad de un ex miembro del club, Walter Festa

"En la jornada del martes 6 de diciembre pasado, juraron los diputados electos el ultimo 23 de octubre. Entre ellos aquellxs que fueron electos  por el Frente Amplio Progresista. Al momento de la jura de nuestra compañera Victoria Donda, un grupo de militantes de La Campora que se encontraban en el palco, comenzó a corear insultos contra ella, le gritaban “ole ole ole ola, trola trola”.

Entre quienes proferían estos insultos absolutamente machistas , muy lejos de la construcción colectiva de un espacio igualitario como dicen, estaba el concejal electo por el FpV Moreno, Walter Festa, como puede verse en la crónica publicada por Página/12 el miércoles 7 de diciembre.

Walter Festa integrante de la Agrupación Pueblo Libre,(que conduce Mariano West), otrora duhaldista, ahora fervientemente kirchnerista y representante de La Cámpora en las listas del FpV, fue electo concejal en los pasados comicios .

Este señor, jefe de ANSeS, que no renuncia a ese cargo a la hora de asumir su banca, que no tuvo empacho en votar al perdedor de la interna duhaldista como presidente del HCD Moreno, es uno de los agitados hinchas de La Cámpora que coreaban nefastos insultos hacia nuestra compañera, y luego de desatada la lógica controversia por lo sucedido, a través de un comunicado igual de violento intenta justificarse diciendo que se escuchó mal lo que cantaban. (...)".

Festa es la renovación que pretende La Cámpora, que considera agotado el ciclo de West.

José Luis Barreiro permanece al lado de West, al frente del Concejo Deliberante, y él ensayó una defensa de su líder en El Diario Moreno, cuando lo consultó Edgard Llanos:

Hoy enfrentados, compartieron la lista de concejales en el retorno al sillón de Asconapé de West. Barreiro puntualiza: “Festa encabezó la lista, con lo cual se le dio una responsabilidad institucional, ya que la Ley Organiza es clara: en ausencia del intendente lo reemplaza el primer concejal. Este dirigente que se sirvió de la construcción de Mariano nos defraudó”.

“No sólo hay que ser leal a un proyecto, hay que ser leal al pueblo que nos votó. Si él se siente defraudado por West, que renuncie a la banca en el HCD y se corra de la Anses, que consiguió gracias a las innumerables gestiones de Mariano y nuestra militancia”.

Barreiro cuenta:

> “Con Festa nos conocemos hace muchos años; la diferencia es que yo provengo de una familia que siempre militó en el peronismo y él era responsable de la juventud del partido vecinal de los Asseff, incluso fue candidato a consejero escolar”.

> “También asumió una banca en nombre del duhaldismo cuando ya era presidente Néstor (Kirchner). ¿De qué ideología me habla? primero tendría que explicarle a sus dirigentes de La Cámpora de donde proviene”, ironizó.

Sobre las críticas de Festa por el uso del presupuesto municipal para hacer campaña, el presidente del HCD explicó que “el intendente es votado por el pueblo y administra un presupuesto que es controlado por el Concejo Deliberante y ‘casualmente’ quien presidía la Comisión de Presupuesto era Festa”; haciendo una mueca, completó: “Nunca lo escuché realizar una crítica”.

Según Barreiro, “los trapitos sucios hay que lavarlos en casa. Si tenía diferencias tuvo varios ámbitos para plantearlas. Integró el Consejo del PJ y nunca dijo nada, forma parte del bloque Frente para la Victoria y no habla ni en la banca”.

En el último Congreso del PJ de Tandil, se filtró la versión de una supuesta discusión entre West y Festa. Barreiro aclaró: “Mariano no es un dirigente que discuta en público, seguramente le habrá preguntado qué hacía allí, ya que estaba todo el peronismo de la provincia reunido y le habrá recordado su pasado liberal”, y agregó: “West siempre apostó al trasvasamiento generacional y esto se verá reflejado en el acto del 17 de octubre”.

Además de no tener estómago para ser leal, Festa es un desagradecido. Todo lo que tiene se lo debe a Mariano y al peronismo de Moreno”, manifestó Barreiro y, parafraseando a Perón, culminó diciendo “la única verdad es la realidad, y la realidad es que West es dirigente del peronismo desde el retorno de la democracia y Festa era vecinalista del ‘Turco’ Asseff”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario