CHORRO CORTADO

Urribarri en Final de Juego

No habría recibido buenas noticias el gobernador de Entre Ríos en su obligada visita a territorio bonaerense el pasado 17/10. Cristina enojada por que Urribarri echó a su amiga Doris Capurro, le bajó a su amigo Mauro Alem de la presidencia del BICE y además, dicen, le habría bajado el pulgar a “su sueño”.

PARANÁ (U24 Entre Ríos). En la cuenta de Sergio Urribarri en la red social Twitter se lee:

@SergioUrribarriQuiero q quien suceda a Cristina no haga borrón y cuenta nueva ni tire por la borda el sacrificio de millones de argentinos en estos 11 años.

Sin duda, una expresión muy llamativa para alguien que sueña con ser él justamente el sucesor de la presidente Cristina Fernández. 

En esa frase Urribarri pareciera estar dando como seguro que no será precisamente él quien la suceda. Y según algunos trascendidos sería así.

¿Urribarri fue forzado a viajar a Ciudad de Buenos Aires y obligado a sentarse a la diestra de Daniel Scioli en el ajetreado municipio de Moreno? 

Dicen que ese no era el plan de su equipo para celebrar el 17/10, sino la realización de un acto importante en algún lugar de la provincia de Entre Ríos para el que se habría estado trabajando con mucho esmero desde hacía unos cuantos días. 

Sin embargo el sorpresivo llamado que hubo desde la Casa Rosada obligó a un cambio de planes sobre la marcha, que ocasionó el enojo de buena parte del “entorno más cercano” del gobernador, que se vio claramente reflejado en los distintos actos que por el Día de la Lealtad se realizaron en Paraná por parte del oficialismo y en los que solo participaron los sectores más ortodoxos del PJ entrerriano. Actos que mostraron además que se está ante un evidente fin de ciclo, no solo por la escasa concurrencia a los mismos, sino también por el tono de los discursos.

¿A qué habría sido citado Urribarri? Uno de los temas es que la Presidente se enteró que el gobernador había dado de bajo a la consultora Doris Chaparro (tal como lo habíamos anticipado en U24 Entre Ríos), de la confianza de Cristina Fernández. 

Luego, la mala gestión del “soñador”, algo que llevó a despedir del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), a su presidente, el economista entrerriano, Mauro Alem, quien había llegado a ese lugar por designación del entonces ministro de Economía, Amado Boudou, en agosto de 2009 y por sugerencia de Sergio Urribarri. 

Pero, además de la venganza por lo de Doris Capurro habría habido otra decisión de la Presidente: Una fuente muy cercana al jefe de la SI, comentó delante de un legislador entrerriano, que “la señora” se encontraría muy disgustada con la gestión de Urribarri que no para de emitir deuda para poder pagar sueldos, mientras gasta fortunas en su sueño personal. 

“Díganle que se olvide de la candidatura y que se ponga a gestionar la provincia de una buena vez”, habría sido la orden que les dio la presidente a sus colaboradores más inmediatos. Ese legislador que también “sueña”, pero para gobernar Entre Ríos, se encargó que esa novedad trascendiera más allá de lo debido.

Lo cierto es que Urribarri, justo él que siempre se consideró el más fiel de los súbditos, debe haber sentido un pesar muy grande nada más y nada menos que en el mismísimo Día de la Lealtad.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario