UN PRESIDENCIABLE VS. UN PRECANDIDATO A GOBERNADOR

Urribarri, ¿y el hospital? ¿Y el centro de convenciones?

Un hospital sin luz a causa de un felino travieso y un centro de convenciones dibujado en un cartel de obra vs. un eficiente programa de nutrición y el mejor centro de convenciones en la Provincia.

PARANÁ (U24 Entre Ríos). Las fotos que ilustran esta nota son elocuentes en  cuanto a la diferencia que existe entre las propuestas de un presidenciable (Sergio Urribarri) y las de un pre candidato a gobernador con alguna ambición (Adrián Fuertes), ambos de la misma provincia, contando Urribarri con auxilio del Ejecutivo Nacional que no tiene Fuertes, quien tampoco ya puede contar con el Ejecutivo Provincial.

Sergio Urribarri, el presidenciable, prometió tantas obras, y de tal magnitud, que las que efectivamente cumplió quedan rápidamente en el olvido. Y no son pocas, ni menos importantes, pero su ambición por mostrarse como el mejor alumno K, para obtener lo que para él sería el premio mayor, lo llevó a que todos le reclamen todo lo que prometió y no hizo, a pesar, en muchos casos, de haber recibido el presupuesto necesario para ejecutar las obras, pero que se usaron para otras “necesidades” (gasto corriente).

Adrián Fuertes, uno de los precandidatos a gobernador por el Frente Renovador, intendente de Villaguay, prometió contemplando la realidad de su presupuesto. Y cumplió. La única obra que anunció y no pudo realizar, a pesar de estar licitada es la planta potabilizadora de agua, que dependía de dinero que debía enviar Julio De Vido a Sergio Urribarri, y éste suspendió cuando Fuertes se vue al Frente Renovador (aparentemente un reclamo de su monje negro, el ministro de Comunicación, Pedro Báez, quien removió cielo y tierra para impedir que el ministro De Vido girara los fondos para ejecutar la obra en Villaguay y poder decir que Fuertes incumplió su promesa). 

Pero, volviendo a Urribarri/Báez, ¿qué pasó con el hospital de Paraná, el más grande de la provincia? Es el nosocomio que debería atender los casos de mayor complejidad y el mejor equipado: ni siquiera tiene un equipo auxiliar de generación de energía eléctrica o sea un grupo electrógeno, indispensabe para cualquier centro de salud. El hospital quedó en tinieblas un buen rato porque un felino que seguramente corría detrás de lo que sería su cena (imagínese el lector), tuvo la mala suerte de pasar entre medio de cables en mal estado y ¡pum!, el pobre gato termino frito y todo el hospital a oscuras.

Hay que agradecer, que a causa del conflicto que lleva días ya, los quirófanos están cerrados y no hay cirugías ya que el corte hubiera afectado ese sector, ¿pero que habrá sucedido con los pacientes conectados a respiradores u otros equipos? Pareciera que han tenido bastante más suerte que el gato...

El presidenciable, en medio del conflicto con el campo en 2008, para calmar un poco el humor de la gente, anunció la construcción de un nuevo hospital en Paraná, que estaría listo para inaugurar a fines de 2011. En octubre de 2014, la fotografía que ilustra esta nota obliga a concluir que no hay hospital.

Sin embargo Fuertes, en Villaguay presentó el martes 14/10 el Programa Nutrir Salud Municipal, iniciativa conjunta de las áreas de Salud y Desarrollo Humano municipal para la promoción de una alimentación saludable en todos los grupos etarios de la comunidad. Disminuir la incidencia y prevalencia de la malnutrición (desnutrición – obesidad) a partir de la promoción y prevención, que supone ahorrar mucho dinero en gasto sanitario. El objetivo es optimizar la asistencia digna desde los recursos municipales con se dispone, hacia aquellos sujetos en situación de vulnerabilidad. Y con recursos propios.

Un detalle: La presentación del programa se realizó en el Centro de Convenciones de Villaguay, una obra que el precandidato a gobernador realizó con recursos propios y sin grandes anuncios. En tanto los paranaenses y los concordienses hace años que esperan sus respectivos Centros de Convenciones y que Urribarri les prometió infinidad de veces. El de Concordia, se está construyendo a duras pensa pero ahí va. En Paraná, tal como ilustra la foto, el presidenciable solo colocó un cartel que mira al río.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario