LA "LEY TELEFE"

Advierten sobre el excesivo rol estatal con la nueva ley de TIC

Henoch Aguiar, exsecretario de Comunicaciones y especialista en la materia, opinó que “no es bueno” que el Estado tenga una “intervención total” en la regulación del mercado, como propone el proyecto que declara “servicio público” a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Además dijo que la incertidumbre que genera la iniciativa desincentiva la inversión, en desmedro de una mayor competencia y beneficios para los usuarios.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Gobierno Nacional envió al parlamento un proyecto de ley para incorporar a las empresas telefónicas al negocio de la comunicación audiovisual. O sea podrán ofrecer servicios de televisión por cable, algo que les había vedado la Ley de Medios. 
 
Sobre esto opinó el exsecretario de Comunicaciones y docente Henoch Aguiar, quien advirtió sobre el excesivo control que tendrá el Estado en el mercado. 
 
"Con esta ley el Estado lo que hace es, a través de una autoridad de aplicación que no se sabe cuál es, fijar los precios de todos los servicios (fijos, móviles, de internet) y además fija el valor con el que cualquier prestador puede arrendar la red del otro"
 
Esto último se refiere al artículo del proyecto que establece que las redes de telecomunicaciones podrán ser utilizadas por cualquier licenciatario a un precio fijado por el Estado.
 
Para Aguiar esto puede generar "una guerra campal" entre las empresas. 
 
"Si Vila (Grupo Vila Manzano) le pide arrendar a Cablevisión (Grupo Clarín), y si todo el mundo puede arrendar a los demás, puede ser un conflicto de suma cero, en la que siempre es el Estado el que define", consideró Aguiar en diálogo con el canal TN. 
 
El proyecto, llamado Argentina Digital, declara como "servicio público esencial y estratégico" a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), con lo cual el Estado las regulará y obliga a todos los actores, sean telefónicas, cableros o cooperativas, a compartir el acceso a sus redes, más conocido como la neutralidad.
 
"Noto un Estado capaz de total intervención, lo cual no es bueno", opinó el especialista al insinuar la discrecionalidad con la que el Gobierno podría aplicar la ley. 
 
Aguiar también relativizó los beneficios que puedan tener los usuarios con la nueva legislación, ya que la "incertidumbre" que genera atentaría contra las inversiones necesarias para generar una mayor competencia. 
 
"El usuario se beneficia cuando hay la mayor competencia posible", dijo y puso en duda que esto se pueda producir ya que "los prestadores ven, a horas de la licitación del 4G, que cambian todas las reglas de juego". 
 
"No sabemos cuáles son las reglas, los artículos del proyecto son muy generales, necesitan reglamentación. La reglamentación va a emanar de la autoridad de aplicación que no sabemos cuál va a ser", dijo Aguiar. 
 
"La incertidumbre es mucha si no se sabe cuáles son las reglas, ni el andamiaje jurídico" en el que se sostiene la ley, dijo Aguiar apuntando a que esto será un incentivo para que las empresas no inviertan y se genere mayor competencia. "Lo que hace la gente es ni caminar ni correr, dice 'desensillo hasta que aclare'", graficó el especialista. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario