REINA MARAZ BEJARANO

Para Berni: La cuestionada condena a cadena perpetua a una mujer boliviana

Una mujer boliviana que ni siquiera habla castellano y se encontraba a merced de la familia de su pareja fue condenada a cadena perpetua por el asesinato de este en 2010. El fallo se sostuvo sobre el testimonio de un niño, hijo de la mujer, en una polémica Cámara Gesell.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - La mujer acusada de haber participado del crimen de su pareja en Florencio Varela en 2010 fue condenada a prisión perpetua por las juezas del Tribunal Oral 1 de Quilmes. Para las magistradas Reina Maraz Bejarano participó junto a otro sujeto del crimen para luego robarle y finalmente enterrarlo en un basural.

Según dio lectura la doctora Mara Torres; el Tribunal votó por mayoría la condena en contra de la mujer oriunda de Bolivia y tal como había solicitado el fiscal la sentenciaron a prisión perpetua por participar del crimen de su ex pareja, Limber Santos, cometido en noviembre de 2010 en el complejo de humildes viviendas que compartían en La Trilla y Araucano de La Capilla en Florencio Varela. 
 
Según consta en la causa un sujeto llamado Tito Vilca discutió con la víctima y mediante asfixia por estrangulamiento con una toalla le provocaron el fallecimiento. Luego Maraz Bejarano con el sujeto agresor trasladaron el cuerpo en una bolsa hasta un basural que estaba en el terreno donde funcionaba un horno de ladrillos y lo enterraron.
 
En los fundamentos del pronunciamiento judicial se valora la prueba de cómo uno de los hijos de la pareja hizo referencia en Cámara Gesell que la madre había participado del crimen del padre y días más tarde la Justicia dio con el cadáver enterrado. 
 
Fue así que las juezas Marcela Vissio y Silvia Etchemendi votaron por la condena mientras que la magistrada Florencia Butiérrez no compartió el criterio de sus pares. Asimismo indicaron en el fallo que la ahora condenada realizó una falsa denuncia donde manifestaba que desconocía el paradero de la víctima cuando en realidad había participado de los hechos de sangre para luego robarle el dinero que Limber tenía en su poder para ir a pagar una deuda.
 
Reina fue detenida en 2010, acusada de asesinar a su marido en complicidad con Tito Vilca. El periplo de Reina hasta allí había sido largo y penoso: había conocido a Límber en la localidad boliviana de Avichuca, cerca de Sucre, cuando tenía 17 años. Luego se casaron y tuvieron dos hijos. La mujer contó que ya en aquél entonces, Límber la golpeaba cuando bebía. Al tiempo éste se ausenta del hogar para buscar trabajo en Argentina. A su regreso, intentó convencerla de que emigre con él y la amenazó con quitarle a sus hijos para convencerla.
 
En 2009 Reina llegó a un país del que no conocía la lengua y queda absolutamente a merced de Límber y su familia. Durante el período en que viven con una de las hermanas de su pareja, incluso le quitaron los documentos para intentar evitar que huya. Reina relató que en este período fue reiteradamente golpeada. Luego de un tiempo se mudan a Florencio Varela, donde ambos trabajan en hornos ladrilleros. Ganan muy poco y Reina cuenta que apenas comía. El poco dinero obtenido se destinada a la bebida de Límber, lo que derivaba en nuevas golpizas. En este barrio conocen a Tito Vilca, a quien su marido llega a entregarla como forma de saldar unas deudas de juego. Reina denunció que las violaciones por parte del vecino, con el consentimiento de su marido, fueron reiteradas.
 
El 16 de noviembre de 2010 Reina presenta una denuncia en la policía por la desaparición de su marido, que faltaba hace dos días de su hogar. A los pocos días, supuestamente basándose en la denuncia de uno de sus hijos menores, la policía allana su domicilio y encuentran el cuerpo de Límber enterrado en un predio aledaño. Reina es detenida, estando embarazada de siete meses, y pasa primero una temporada detenida en una comisaría hasta que ingresa al penal femenino N°33 de Los Hornos, provincia de Buenos Aires.
 
Polémico fallo
 
Sofía Ballesteros, una de las abogadas de la acusada sostuvo en declaraciones a Anred inmediatamente conocido el fallo que la condena “no deja de impactarnos porque pensábamos que era una posibilidad muy remota ya que en las audiencias de la semana pasada no se habían encontrado pruebas suficientes que marcaran la responsabilidad de Reina en este caso, sino todo lo contrario”. Al respecto, agregó: “Una vez más la Justicia no escucha a las mujeres, no tomaron ninguno de los argumentos, ninguna de las verdades que relató Reina en esta audiencia”.
 
Acerca del testimonio del hijo de Reina en Cámara Gesell la abogada sostuvo: “tampoco tomaron en cuenta las apreciaciones que evaluaron lo que entiendo que es la prueba central por la que la condenan a Reina, que es una Cámara Gesell. Hubo cuestionamientos muy fuertes por parte de las tres psicólogas respecto de esa prueba en el sentido de que era una aberración cómo se le había tomado declaración a ese niño, que estaba mal desde todo punto de vista, tanto desde lo técnico como desde la psicología. Ellas fueron muy claras en el sentido de que eso no se podía tomar por válido de ninguna forma, que lo que el niño decía era un discurso que repetía y que había sido inculcado por un mayor. El niño hablaba en quechua, la fiscal lo interroga en castellano y todo el tiempo está interpretando lo que el niño balbucea muy confusamente”.
 
En el mismo sentido, la directora de Litigio estratégico de la CPM, Margarita Jarque, consideró: “lamentamos que el tribunal no haya escuchado e incorporado la voz de Reina, su relato. También resulta inexplicable una sentencia basada exclusivamente en una cámara Gessell que durante el debate las 3 peritos especialistas cuestionaron duramente, de manera fundada y la consideraron como una prueba no válida”.
 
Finalmente, Ballesteros concluyó: “Pero evidentemente las juezas no tomaron ninguna de esas cuestiones y condenan a Reina con muy pocas pruebas. Realmente parece muy cruel y muy obsceno lo que dicen las juezas de que Reina se puso de acuerdo con este otro hombre para matar a su marido. Ese otro hombre violaba a Reina y ella lo dijo muchas veces. Y ese hombre la violaba con la autorización del marido de Reina. Entonces realmente es repudiable esa mirada de la Justicia que sigue comprando este tipo de versiones”.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario