GESTOR EN LIBIA

También Aznar quería comer de la mano de Gadafi...

El caso del ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, es similar al del ex Presidente francés, Nicolás Sarkozy: tenían buen diálogo con Muamar al Gadafi, pero participaron activamente de la invasión a Libia. ¿Había algo que ocultar? Mucho más valiente fue lo de Silvio Berlusconi, quien había intimado con Gadafi e intentó no involucrarse activamente en la ofensiva que inventó David Cameron para legitimarse en el Reino Unido, y arrastró al siempre cuestionable Sarkozy. En el caso de Aznar, cobró 100.000 euros por adelantado para negociar con Gadafi en nombre de una empresa española.

MADRID (El Economista). La empresa Befesa, antigua filial de Abengoa, ha reconocido que contrató en 2010 al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, "como asesor" para que intermediara en la concesión de varios contratos de desalinizadoras en la Libia gobernada por el dictador Muamar Gadafi.
 
Según ha adelantado eldiario.es, Befesa acordó pagar a Aznar una comisión del 1% del total de los contratos que obtuviera en el país, y cobró un adelanto de 100.000 euros.
 
El contrato, que también ha sido publicado por este medio, estipula que la comisión del 1% se limita a los primeros 250 millones en contratos, y a partir de entonces bajaría hasta el 0,5%. En total, dado que las cuatro desaladoras por las que se interesaba Befesa sumaban contratos por valor de 950 millones, Aznar podría haber obtenido hasta 6 millones de euros.
 
Finalmente, el ex presidente del Gobierno solo cobró el 100.000 euros, ya que la guerrra civil y la intervención internacional (en la que participó España pero a la que Aznar se opuso públicamente) en 2011 frenaron las adjudicaciones de estas instalaciones. Abengoa posteriormente vendió Befesa a un fondo de inversión con sede en el paraíso fiscal de Jersey. 
 
La Izquierda Plural pide una investigación
 
El diputado de La Izquierda Plural, Joan Josep Nuet anunció este miércoles que su grupo parlamentario presentará en la Cámara tres iniciativas parlamentarias centradas en la realización de una "investigación a fondo" sobre la presunta mediación del expresidente José María Aznar entre una empresa española y el Gobierno libio que presidía Muamar el Gadafi.
 
En los pasillos del Congreso, Nuet dijo que hoy mismo llevarán al registro del Congreso de los Diputados una petición de comparecencia urgente del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, para saber si el Ejecutivo era conocedor de este "tipo de negociaciones".
 
Para el diputado de IU, hay que conocer la implicación de Aznar en este "turbio negocio", y además de reclamar la comparecencia del ministro, presentarán una pregunta parlamentaria y una proposición no de ley en la que pedirán, además de una investigación a fondo del caso, una reprobación de la actuación del que fuera jefe del Ejecutivo entre 1996 y 2004, porque usó su condición de expresidente para facilitar contratos y ello lo convierte, dijo, en "la X que ha amparado la corrupción".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario