BOMBA DE TIEMPO PARA IMPEDIR 2019 K

Clarín va por la corrupción pero a Cristina la destroza la economía

Clarín apuntando a Lázaro Báez, Eduardo Anguita defendiendo ahora a Daniel Scioli y el economista Martín Tetaz corroborando lo dramático de la inflación presente y venidera: aunque parezca que no hay novedades, la Argentina está temblando...

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). ¿La corrupción puede derribar a Cristina Fernández de Kirchner? Sin duda que no. Clarín lo ensayó contra Carlos Menem y no le funcionó. Tampoco logrará ese impacto con Cristina. Pero, muy probablemente, Clarín no busque derribar a Cristina sino impedir que regrese, efecto que sí consiguió con Menem. Al quedar tan erosionada la imagen personal por corrupción, no hay Cristina 2019: ese es el objetivo de Clarín, convencido de que, precisamente, es lo que más le molesta a los K. 
 
 
El financista histórico de Lázaro Báez, Ernesto Clarens, controla una cuenta en el banco Pictet & Cie de Ginebra, Suiza, que se usó luego de la venta compulsiva de la financiera SGI “La Rosadita” para recibir giros de “clientes no determinados”, revelaron a Clarín fuentes judiciales.
 
Clarens, con su financiera Invernest, tuvo contratos con la provincia de Santa Cruz cuando la gobernaba Néstor Kirchner y luego fue la columna vertebral de las finanzas de Gotti y Austral Construcciones para el cambio de los cheques oficiales por los certificados de obra, entre otros negocios .
 
La cuenta en el Pictet & Cie está abierta a nombre de Kerry Consultants SA, una empresa que figura en el directorio de la compañía norteamericana Manfes de Miami, que integran la hija y el cuñado del financista, tal como reveló Clarín en mayo de 2013.
 
La primicia se conoció la misma semana en que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, confirmó que se está investigando a Austral Construcciones por recibir facturas truchas de empresas de Bahía Blanca vinculadas con Juan Ignacio Suris – amigo del ex valijero Leonardo Fariña y novio de la modelo Mónica Farro – detenido y procesado por ser miembro de una supuesta asociación ilícita que se dedicaba a ver facturas apócrifas e investigado por supuestos vínculos con el lavado de dinero.
 
El ex esposo de la modelo Karina Jelinek está procesado y con prisión preventiva por evasión impositiva agravada a raíz de la compra de un campo en Mendoza “para Báez” por 5 millones de dólares.
 
Luego de este nuevo capítulo del escándalo, Echegaray admitió que Báez tiene “ vínculos comerciales ” con la presidenta Cristina Kirchner, aunque dijo que desde el punto de vista impositivo “ no son socios ”.
 
Además, el abogado norteamericano de 123 empresas fantasma creadas en Las Vegas; Nevada, apeló la orden de un juez de esa ciudad de EE.UU. de darle información sobre sus movimientos financieros y compras inmobiliarias a los fondos buitre liderados por NML que están rastreando fondos del estado argentino o sus funcionarios en ese país.
 
Paralelamente, el juez federal Sebastián Casanello, que procesó a Fariña y al ex dueño de SGI Federico Elaskar por lavado de dinero e investiga a Báez, preguntó a la Cancillería qué había pasado con el exhorto que envió en julio a la justicia suiza para cooperar con una causa abierta en ese país por el bloqueo de 22 millones de dólares a Báez y su entorno.
 
Las fuentes precisaron que ya están detectados, por lo menos, cuatro giros de unos 200 mil dólares cada uno, que no fueron directos sino que pasaron por dos bancos antes de terminar en Suiza, método que es el mismo que se usa cuando se busca lavar dinero o esconder al verdadero dueño de la plata negra. Salieron desde tres fuentes distintas ubicadas en Uruguay entre marzo y diciembre del 2012, un año después de que se echara a Elaskar de SGI por la supuesta “pérdida” de dinero .
 
En dos casos, la orden para que salga la plata la dio el operador de bolsa uruguayo Víctor Paullier al Standart Chartered Bank de Londres y de allí fue al City Bank de Nueva York para finalmente depositarse en la cuenta “124274 Kerry Consultants S.A.”.
 
Otra orden salió del Banque Heritage Uruguay S.A. a la sociedad de bolsa Hordenana y de allí al JP Morgan Chanse Bank de Nueva York para terminar en una cuenta de Manfes, que también estaría en el Pictet & Cie.
 
El tercer origen fue el Banco Santander de Montevideo desde donde pasó a la sociedad de bolsa Glavinex de Uruguay y desde allí al JP Morgan de Nueva York para terminar en la cuenta de Manfes.
 
El Santander intervino en la compra del campo “El Entrevero” que, luego de pasar por las manos de Fariña, terminó en la empresa fantasma Jumey, que integra Daniel Pérez Gadín, ex contador de Báez y ex administrador del hotel Alto Calafate de los Kirchner. Según las fuentes, también habría habido un giro de Elaskar a Suiza."
 
Daniel Scioli
 
Hay consenso en que Daniel Scioli ha logrado, finalmente, convertirse en la mejor opción reconocida por la Casa Rosada para candidato presidencial. Sin embargo, ese logro no le ha permitido los sufragios suficientes para recuperar el liderazgo en las investigaciones de tendencias en la opinión pública. Hasta la fecha, las encuestas de Poliarquía y Management & Fit que atribuyen un triunfo a Scioli sólo provocan burlas. De todos modos, para Scioli es muy interesante haber conseguido la aprobación K.
 
Y esto queda demostrado en ejemplos como el siguiente: Eduardo Anguita, en el semanario ultra K Miradas Al Sur, que hasta intenta encontrar virtudes en aquello que hasta ahora era defecto:
 
"(...) ¿Por qué no hubo grietas en el Frente Para la Victoria? En las últimas semanas, el kirchnerismo logró conjurar conflictos con la simple receta de la cohabitación. Mientras Scioli concurre, como siempre lo hizo, al coloquio de IDEA, Jorge Capitanich sale a cruzar a esa entidad empresarial. No parece ser una idea propia del jefe de Gabinete sino más bien los lineamientos de la Presidenta. 
 
La convivencia fue, históricamente en el peronismo, la manera de evitar las fugas y las traiciones anticipadas. El estilo centralista que suele ejercer Cristina quizá le permita consolidar liderazgo pero, al mismo tiempo, pone en riesgo de fractura el propio espacio social que apoya al gobierno. La figura de Cristina y el margen de apoyo al Gobierno están en un buen momento pese a las dificultades. 
 
Hay que decirlo: en casi todos los ministerios hay programas activos de inclusión social, los cientos de oficinas de Anses despliegan atención por un menú que va desde la tarjeta Argenta para dar crédito a los abuelos hasta las netbooks, pasando por el plan Procrear. Otra cantidad de programas se despliegan en Trabajo, Desarrollo Social, Planificación Federal, Economía, Ciencia e Innovación Tecnológica, Cultura y Educación. Es cierto que el Presupuesto Nacional se estira a riesgo de llevar al déficit fiscal y de allí a ser un factor inflacionario. Pero, al mismo tiempo, este Estado, caótico y con bajísimos mecanismos de control de gestión, es un factor dinamizador clave. 
 
Desde el Estado central se articulan acciones con las provincias y los municipios. En muchos casos con favoritismo político pero en muchísimos otros con amplitud y mecanismos transparentes. De allí que, más allá de las formas, el desafío planteado por Cristina respecto de qué pretenden hacer los candidatos opositores con las políticas de equidad y la promoción de derechos es más que pertinente. (...)".
 
Inflación
 
La corrupción no puede derribar a la Administración Cristina pero sí pueden darle un dolor de cabeza muy fuerte las consecuencias de la inflación y recesión vigentes. La situación es complicada porque el deterioro es creciente. Hay que darle la razón al siguiente texto: es una bomba de tiempo que todos los presidenciables esperan que le explote a Cristina y Axel Kicillof.
 
 
El problema es que si no se contiene la inflación, no mejora el precio de la soja y no aparecen dólares frescos del exterior, se está incubando una tremenda bomba de tiempo, porque cada día que pasa el atraso cambiario es mayor, forzando una corrección más brusca cuando asuma el próximo gobierno. La sustentabilidad de la política cambiaria y más en general, del propio modelo, está entonces herida de muerte, porque un precio tan importante de la economía no puede estar tanto tiempo disociado de la realidad, tal y como lo demostraron los fracasos de la tablita de Martínez de Hoz primero, y la Convertibilidad de Cavallo luego.
 
Y no me malinterpreten; no estoy proponiendo una devaluación. A mí también me gusta tener un salario alto en dólares, irme a un all inclusive del Caribe o soñar con cambiar mi corsita por un BMW, pero el tema es si eso resulta posible y sustentable. Los salarios, medidos en moneda dura, subieron 75% desde que asumió la Presidenta en diciembre del 2007, generando una ilusión de riqueza que no se condice con la realidad, porque la economía creció solo 27% en el ínterin. Lo que digo es que necesitamos deshacer la sobrevaluación artificial que sufrió nuestra moneda desde enero pasado y dejar flotar el dólar para que recupere su capacidad de representar la realidad, como cualquier precio de la economía. Cuanto más tardemos en hacerlo, peor será.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario