SIN MAYORÍA PROPIA

1ra. vuelta en Uruguay, que elegirá un fragmentado Congreso

1ra. vuelta electoral en Uruguay, con un ojo puesto en la 2da. vuelta en Brasil. Mucho impactará el resultado electoral en el vecino país, se insiste.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Muchas especulaciones políticas uruguayas se terminan en la noche del domingo 26/10: son las elecciones nacionales y se sabrá la verdad: 2.620.791 uruguayos mayores de 18 años  eligen Parlamento y habilitarán el pasaje a 2da. vuelta de 2 candidatos para pelear por la Presidencia de la República.
 
Son 7 los partidos que se presentan a los comicios con un binomio presidencial cada uno. Tabaré Vázquez (Frente Amplio); Luis Lacalle Pou (Partido Nacional); Pedro Bordaberry (Partido Colorado); Pablo Mieres (Partido Independiente); Gonzalo Abella (Unidad Popular); Cesar Vega (Partido Ecologista Radical Intransigente) y Rafael Fernández (Partido de los Trabajadores).
 
Los 3 primeros tienen intenciones presidenciales aunque corren con distinta chance. Los otros buscan estar en el Parlamento e incluso algunos tener representación por primera vez. 
 
Las últimas encuestas dicen que el Frente Amplio será el más votado pero habrá balotaje.
 
En la campaña no hubo debates mano a mano ante la negativa de Tabaré Vázquez. Tampoco Lacalle Pou aceptó enfrentarse ante las cámaras  de televisión con Bordaberry.
 
Las encuestas aseguran que habrá balotaje por lo que las alianzas que surjan tras la elección pueden ser determinantes.
 
Un antecedente
 
Es de las elecciones más reñidas que se recuerden desde las de 1994, cuando el país se dividió en tercios y las elecciones las ganó Julio María Sanguinetti, recordó el diario El Observador, de Montevideo. 
 
Lo parejo llevó entonces a los comandos de campaña a aceptar que los candidatos debatieran entre sí. Algunos de esos debates son hoy recordados como el protagonizado por Sanguinetti y Tabaré Vázquez, quien por 1ra. vez intentaba llegar a la Presidencia, luego de haber sido intendente de Montevideo.
 
El moderador fue el rector de la Universidad, Jorge Brovetto. En esos años no había balotaje por lo que el obtenía más votos ganaba. Se presentaron 15 partidos y 20 candidatos.
 
Una novedad fue que Sanguinetti llevó como vice a Hugo Batalla, un carismático político que estaba en el Frente Amplio. 
 
Sanguinetti le ganó al candidato de los blancos, Alberto Volonté, por unos 23.000 votos y Tabaré Vázquez entró 3ro. a 35.000 votos del primero. 
 
Volonté se convirtió en una especie de 1er. ministro del gobierno colorado. 
 
La promesa de Tabaré
 
El candidato Tabaré Vázquez no modificaría el rumbo económico, de regresar a la Presidencia, el cual quedaría en manos del vicepresidente Danilo Astori, tal como sucedió durante su 1er. mandato. 
 
Tabaré le pondrá punto final a la disputa iniciada durante el gobierno de José Mujica entre el Ministerio de Economía y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). 
 
Explicó el diario El País, de Montevideo: "Con un estilo más ordenado que el del presidente José Mujica, Vázquez se plantea un gobierno diferente al primero, donde se iniciaron reformas estructurales; y al segundo donde, según entiende, se profundizaron los cambios iniciados."
 
En los hechos, Vázquez llevaría adelante un gobierno de centro-izquierda en el que no habrá “giros hacia la izquierda” en materia económica. Su gabinete se integrará combinando el criterio de “experiencia y renovación” con “la mayor cantidad de mujeres posible”, informó el candidato en un desayuno organizado por Deloitte y radio El Espectador. 
 
Si accede al gobierno, pero no cuenta con las mayorías parlamentarias, Vázquez negociaría con “wilsonistas” y “batllistas” porque estos sectores le resultan más cercanos desde el punto de vista ideológico. 
 
En el plano internacional es promotor de un “regionalismo abierto”, el cual supone priorizar al Mercosur, pero a la vez la apertura al resto del mundo. Lo que no está planteado es un Tratado de Libre Comercio (TLC), como el que intentó negociar en su primer mandato con Estados Unidos. Si es electo, su mayor desafío está centrado en la educación, a la que le quiere realizar una “reforma estructural en su ADN”. 
 
En seguridad: “no hay motivos” para hacer cambios, dijo Vázquez a El País. 
 
La apuesta de Lacalle Pou
 
El programa emblemático de la presidencia de Luis Lacalle Pou, en caso de ganar, será el Asentamiento Cero, con el cual se propone eliminar la ocupación de terrenos irregulares en 10 años. El suyo será un gobierno “por convicción” y que buscará quitar poder a los sindicatos en la gestión. 
 
Las “coincidencias positivas” con los programas de gobierno del Frente Amplio se refieren a: primera infancia, en políticas sociales, en temas de innovación e investigación científica. Incluso identificaron similitudes respecto a las transferencias económicas y a la política necesaria para que no existan más asentamientos irregulares, pese a que ambos fueron temas de discusión en la campaña.
 
Lacalle Pou lo ha dicho hasta el cansancio: no tiene “complejos refundacionales” y no cree que el país deba “nacer de nuevo cada 5 años”.
 
En la misma línea, ha repetido que mantendrá aquello que del actual gobierno le parecen bien, como el plan de salud bucal o las maestras comunitarias. Ha elogiado la conducción económica del oficialismo y su candidata a ministra no planea hacer grandes cambios.
 
Proyecta, en tanto, cambiar en algunos aspectos la implementación de ciertas políticas frenteamplistas, como el Plan Ceibal. 
 
El Legislativo
 
Hoy domingo 26/10 quedará elegido el nuevo Parlamento, donde ya se asume no habrá una fuerza política con mayoría propia. 
 
El Equipo de Datos del diario El Observador tomó la última medición de 4 encuestadoras (Cifra, Equipos, Factum y Opción) y en base a sus proyecciones de indecisos de cara a la elección del domingo, calculó de la misma forma que lo hace la Corte Electoral para asignar bancas en el Parlamento.
 
La conclusión principal es que el Palacio Legislativo deberá ser escenario de intensas negociaciones para armar mayorías y coaliciones que den gobernabilidad al próximo Poder Ejecutivo.
 
Las previsiones de las encuestadoras discrepan en varios puntos entre sí, y por ello se plantean cambios significativos en el diseño del Parlamento que asumirá el 15/02/2015, de acuerdo a quien se acerque más al resultado final. 
 
De todos modos se prevé una modificación más influyente en la Cámara de Representantes, donde se precisan 50 votos de los 99 totales para tener mayoría absoluta.
 
Según la encuesta que se mire, el Frente Amplio podrá obtener 45, 46 y hasta 48 diputados. 
 
Blancos y colorado sumados, por su parte, obtendrían entre 48 y 51 diputados.
 
La mayoría de los analistas ubican al Partido Independiente más cerca de lograr un acuerdo parlamentario con el Frente Amplio que con los partidos tradicionales. 
 
Las encuestas indican que el PI podría sumar 1 diputado y llegar a 3, los que pueden ser fundamentales para que la izquierda tenga, en total, los 50 votos en Diputados. 
 
Unidad Popular y el Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) ingresarían con 1 diputado al Parlamento en el escenario que plantea la encuesta de Cifra con proyección de indecisos. 
 
En el Senado, en cambio, puede cambiar su relación de fuerzas pero el bloque que gane el balotaje obtendrá 1 voto extra con el vicepresidente de la República, y en ese caso se queda con la mayoría en esa cámara.
 
El director de Equipos, Ignacio Zuasnábar, dijo a El Observador TV que los resultados finos podrían estar claros entre miércoles y jueves próximo. 
 
En 2009 el Frente Amplio se enteró que había alcanzado la mayoría parlamentaria el miércoles siguiente al domingo de la elección, y varias semanas después supo quién era su diputado 50.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario