2DA. VUELTA CON VENTAJA PARA EL PT

Intentando exhibir optimismo, Dilma tomó mate en la mesa electoral

Casi 143 brasileños, más mujeres que hombres, participan de la 2da. vuelta electoral que elegirá quien gobernará el mayor país de América Latina entre el 2015 y el 2019: Dilma Rousseff, la actual mandataria, o el opositor del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, los postulantes más votados en la primera vuelta del 5 de octubre. En la 1ra. vuelta, Dilma obtuvo 43,2 millones de votos (41,59%), y su rival Aécio Neves logró 34,8 millones de electores (33,55%). La votación es totalmente electrónica, a través de unas 530.000 urnas, la mayoría de la marca Diebold, y unos 22 millones de electores votarán a través de urnas biométricas, es decir, identificados por las huellas dactilares. Según las encuestas, Dilma tiene ventaja sobre Aécio. Además, el juez Admar Gonzaga, del Tribunal Superior Electoral (TSE), concedió a Dilma el derecho de responder a un reportaje de la revista Veja acerca de la corrupción en Petrobras en la propia edición electrónica del semanario.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Sea cual sea el resultado en las elecciones de este domingo, la mitad del país quedará insatisfecho. Desde 1989 Brasil no vive una disputa tan reñida por la presidencia de la República y difícilmente, el vencedor de las elecciones lo hará con gran ventaja. Este sábado 25/10, a 1 día de la votación, el Instituto Datafolha presentó un empate técnico entre la presidenta Dilma Rousseff y el senador Aécio Neves, que llegarían a 2da. vuelta con el 52% y el 48% de los votos, respectivamente.
 
En una campaña marcada por un empate casi hasta el final (los sondeos dan ventaja a Rousseff sólo desde hace 3 días), los anuncios, los lemas, los mítines, los mensajes y los comentarios de todo tipo polarizaron casi hasta la caricatura. 
 
Ambos nacieron en familias de clase media. 
 
Pero Rousseff, de 67 años, seria, disciplinada, estricta, sin facilidad de palabra pero determinada y tenaz, luchó en su juventud contra la dictadura, peleó en grupos de extrema izquierda y sufrió torturas que nunca relata pero que no la doblegaron. Una de sus frases preferidas es: “La vida no es fácil; nunca lo fue”.
 
Neves, de 54 años, pertenece a otra generación y a otro estilo: procede de una familia rica de políticos relevantes, estudió en buenos colegios, es simpático, con fama de buen administrador, posee mucha fe en sí mismo y disfruta de una facilidad innata para gustar y gustarse. En un amplio reportaje la revista Piauí destacó su capacidad para gozar de la vida, gane o pierda.
 
Rousseff presenta como aval las conquistas sociales y el hecho, avalado por la ONU hace 1 mes, de que el país ha dejado de contarse entre las naciones en las que se pasa hambre. 
 
Neves replica que el modelo de créditos baratos y estimulo del consumo para las clases bajas está agotado, que la economía renquea y la industria comienza a despedir gente, que es necesario un viraje de timón para que la máquina vuelva a funcionar.
 
Hoy domingo 26/10 informó la web Brasil 247: "La presidenta y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, votó a las 8:45 hora local en una escuela de la capital del estado de Rio Grande do Sul, Porto Alegre, en la que fue recibida por aplausos y gritos de apoyo de simpatizantes.
 
Acompañada por el gobernador estatal Tarso Genro, la jefa de Estado, que esperará los resultados de la votación en Brasilia, tomó del mate de uno de los fiscales de mesa de su centro de votación. El mate es una popular infusión en el estado más meridional de Brasil, al igual que en Paraguay, Uruguay, Argentina y partes de Chile.
 
Previo a la votación, Dilma desayunó con aliados políticos en un hotel de Porto Alegre, el Plaza Sao Rafael, e hizo una rápida evaluación de la campaña, caracterizada por bruscas oscilaciones en las encuestas y el trágico fallecimiento de uno de los candidatos, el ex gobernador Eduardo Campos, que lamentó.
 
Interrogada sobre el nivel de la campaña electoral, dijo que no creía que fue "enteramente" de bajo nivel. "Creo que tuvo momentos lamentables, con el uso de formas de trato indebidas. Creo que eso fue rechazado por la población. Creo que también se tuvo la oportunidad de confrontar opiniones y hacer un debate sano", dijo.
 
La mandataria, también, volvió a apelar a los electores para que participen de la elección. "Eso significa el fortalecimiento de nuestra democracia. Es en el ejercicio del voto como las personas pueden dar sus opiniones y tener una clara opción del camino que quieren que Brasil siga en el futuro. LLegamos al final de esta campaña con dos proyectos para que las personas puedan elegir. Uno, en el que yo creo, hará que Brasil continúe cambiando para que las personas crezcan", declaró."
 
No se veían elecciones tan polarizadas desde 1989, cuando el entonces sindicalista, Luiz Inácio Lula da Silva (PT) disputó el Gobierno al hoy senador Fernando Collo, del PRN. En la semana que antecedió a la 2da. vuelta, los sondeos de Datafolha atribuían a Collor el 46% de la intención de voto, frente al 45% de Lula. En las urnas, el resultado no fue muy diferente, Collor resultó elegido con el 53% de los votos. Lula fue derrotado con el 46%.
 
Para el Partido de los Trabajadores (PT), de la candidata a la reelección, la oposición –amparada por buena parte de los medios de comunicación- es la culpable de la fractura provocada en el país debido a la agresividad demostrada durante la campaña.
 
Para el Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), de Aécio Neves, fueron los petistas los que dividieron el país, al apostar por una campaña inspirada en la lucha de clases, en el discurso de “nosotros contra ellos”. Es probable que las relaciones familiares y las amistades sobrevivan a 2014, pero en última instancia, ¿cómo gobernar durante los próximos 4 años como un escenario tan crispado?
 
En tanto, el ministro del TSE (Tribunal Superior Electoral), Admar Gonzaga, hizo lugar a un pedido de amparo y ordenó al semanario Veja publicar de inmediato en su sitio de internet el derecho del PT a responder a las denuncias contenidas en la edición más reciente de la revista, acerca de posible corrupción con Petrobras.
 
El viernes 24/10, un grupo de unos 200 militantes vandalizaron la entrada a la sede de la editora Abril, responsable de Veja, en una actitud repudiada por Dilma, quien dijo que ese acto era una "barbarie" y que "no esa la forma de construir un país civilizado".
 
Previamente, el TSE había prohibido a Veja realizar publicidad de la última edición de la revista.  

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario