EL FUNDAMENTALISMO MATÓ EN OTTAWA

Zehaf-Bibeau le quitó la inocencia a Canadá

Canadá perdió la inocencia, pasadas las 10:00 hora local, cuando un hombre armado -Michael Zehaf-Bibeau, un canadiense de 32 años con antecedentes penales por drogas, convertido al islam y procedente de Quebec- atacó a tiros el Parlamento de Ottawa poco después de abatir a un soldado que guardaba el National War Memorial, monumento cercano al legislativo canadiense. El militar fallecido es Nathan Cirillo, 24 años. Canadá es la patria del consenso en América del Norte: un país construido entre los descendientes de británicos y franceses, con un sofisticado juego de equilibrios federal, sometido a la Corona británica y a la vez independiente, y unas maneras políticas que tradicionalmente han rehuido de la estridencia y la polarización. Bueno, eso parece que se complica.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Michael Zehaf-Bibeau, el hombre de 32 años identificado por las autoridades canadienses como el autor del ataque al Parlamento de Ottawa, tenía antecedentes penales desde 2001, y desde ese año cometió al menos 11 delitos, según varios registros judiciales a los que ha tenido acceso el diario canadiense The Star. En su historial, entre otros, constan delitos por robo y posesión de armas.
 
Zehaf-Bibeau había sido señalado como "viajero de alto riesgo" por el Gobierno canadiense, según fuentes recogidas por el diario local The Globe and Mail. Las autoridades, que temían que Zehaf-Bibeau viajara al extranjero para involucrarse en alguna actividad criminal, habían confiscado su pasaporte.
 
Zehaf-Bibeau, criado en Ottawa y Montral, pasó un tiempo en Libia antes de mudarse al oeste del país para trabajar de minero, según afirma un amigo suyo, Dave Bathurst, cuyo testimonio publica The Globe and Mail. Bathurst explica que conoció a Zehaf-Bibeau hace tres años en una mezquita en Burnaby, una ciudad en el área metropolitana de Vancouver, y señala que su amigo no mostraba inclinaciones violentas o posturas extremistas, pero que sí exhibía a veces un "lado inquietante".
 
"Estábamos hablando en la cocina y no recuerdo exactamente cómo lo dijo, pero fue algo como que el diablo estaba detrás de él", añade Bathurst, que escuchó en varias ocasiones cómo Zehaf-Bibeau hablaba acerca de la presencia de Shaytan (el término árabe para referirse al demonio) en el mundo. Bathurst afirma vio por última vez a Zehaf-Babieu en una mezquita del área de Vancouver, hace unas seis semanas, y que este le contó que planeaba un viaje a Oriente Próximo.
 
En el Parlamento
 
El primer ministro, Stephen Harper, quien estaba en el Parlamento en el momento del ataque y tuvo que ser evacuado, compareció más de 10 más tarde ante la nación para asegurar que Canadá no se dejará “intimidar” y que acciones “terroristas” como ésta no hacen más que “redoblar” la resolución del país de “combatir las organizaciones terroristas” que intentan llevar hasta sus fronteras el salvajismo con que actúan en otros lugares del mundo.
 
El atacante fue abatido en el interior del Parlamento de Canadá, según ha informado la policía, que acabó estrechando sus pesquisas a 2 incidentes, el del Parlamento y el del monumento, después de descartar un 3ro. en un centro comercial. 3 personas que ingresaron en el hospital de la ciudad con heridas leves recibieron el alta en horas de la tarde.
 
Antecedente
 
El lunes 20/10, un joven de 25 años descrito por la policía como alguien “claramente vinculado con una ideología terrorista” e investigado por sus lazos con el yihadismo, mató a un soldado y dejaó a otro herido tras atropellarles deliberadamente con su coche en un pueblo de Quebec. 
 
El incidente coincidió con la partida de 6 aviones de combate canadienses hacia Kuwait para participar en los bombardeos que la coalición internacional está efectuando contra el autonombrado Estado Islámico en Irak. 
 
A principios de mes, la Cámara de los Comunes aprobó participar en los ataques aéreos contra el EI. Si el incidente del atropello de los militares está relacionado o no con el ataque al Parlamento está por ver.
 
Pese a que aún no se ha establecido un vínculo directo entre ambos incidentes, en su discurso televisado Harper mencionó los 2 casos y subrayó que su gobierno no permitirá que Canadá se convierta en un refugio para este tipo de agresores.
 
"Los eventos de esta semana son un sombrío recordatorio de que Canadá no es inmune al tipo de ataques terroristas que hemos visto en otras partes del mundo", señaló.
 
El incidente mayor
 
Al filo de las 10:00 del miércoles 22/10, un hombre que llegó al lugar en coche escondiendo un rifle bajo una manta mató al soldado Cirillo, que hacía guardia en el monumento a la guerra frente al Parlamento canadiense. 
 
A partir de ahí se produjo una escalada de los hechos que llevaron a evacuar de urgencia al primer ministro Harper, quien se encontraba reunido con legisladores de su partido –el Conservador- cuando un hombre armado entró en el edificio y pasó corriendo al lado de la puerta en la que se encontraba el mandatario.
 
“El primer ministro estaba reunido cuando a una explosión enorme le siguieron varias ráfagas de disparos”, dijo Tony Clement, miembro del Gabinete de Harper. Toda el área, conocida como Parliament Hill y donde es algo habitual ver a niños jugando al fútbol en las zonas verdes, quedó cerrada y sellada por fuerzas policiales fuertemente armadas.
 
Con informaciones frenéticas produciéndose en Twitter, el portavoz del Harper, Jason MacDonald, confirmó que el mandatario estaba a salvo. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario