LA OPINIÓN DE LINDSEY LOHAN

Hollywood juega en las elecciones de Brasil

La actriz Lindsey Lohan y el actor Danny Glover hicieron intervención en las campañas electorales de Brasil apoyando a Aecio Neves y a Dilma Rousseff respectivamente. El escenario en Brasil está polarizado mientras se disponen unos 15 mil militares para custodiar las urnas.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - La actriz norteamericana Lindsay Lohan declaró este martes su apoyo a la candidatura del líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, en su cuenta personal de la red social Twitter.

"Apoyo a Aécio Neves para la candidatura presidencial. Su plataforma traerá cambios positivos para Brasil", afirmó la famosa actriz pelirroja. En realidad se desconoce si la actriz tiene alguna clase de información sobre la situación en el vecino país.

Por su parte, el actor Danny Glover, coprotagonista en la película "Arma Letal" junto con Mel Gibson, posó con un cartel de apoyó a la candidatura de la presidenta Dilma Rousseff el pasado viernes durante un rodaje en México.

Glover, que es conocido en California por ser un activo militante político de izquierdas, comentó que "Brasil es el primer país del mundo en el combate a la miseria" y que "en los últimos 12 años ha dado un ejemplo a la humanidad".

No es la primera vez que personalidades de Hollywood se manifiestan a favor de un candidato en Brasil, el pasado mes de diciembre el actor Mark Ruffallo, uno de los protagonistas de "The Avengers", grabó un vídeo de apoyo a la candidata del Partido Socialista de Brasil (PSB), Marina Silva.

Poco después, el actor retiró su apoyo al descubrir la marcha atrás de Silva en las medidas referentes al matrimonio homosexual y los derechos de los homosexuales en su programa de gobierno.

Tanto los perfiles en las redes sociales del PT y PSDB han mostrado los apoyos de los actores que se suman a una larga lista de celebridades brasileñas, como el cantante Chico Buarque o el exfutbolista Zico, que se han posicionado en esta segunda vuelta a un lado o otro de los candidatos.

Polarizados

La temperatura en la campana electoral en Brasil sube minuto a minuto, como los 39 grados de sensación térmica que abraza las calles de San Pablo. Allí, se cruzan los seguidores de la presidenta Dilma Rousseff y del opositor Aécio Neves. Con gorros, banderas y stickers, cada simpatizante defiende su terreno en la transitada Avenida Paulista, el centro financiero del histórico Estado opositor al Partido de los Trabajadores. La postal electoral es muy diferente a la que suele verse en Argentina en época de comicios: las calles no están empapeladas de propaganda política por una normativa del Tribunal Superior Electoral.

"En la campaña anterior me llegaron a pagar 100 reales por cubrir mi auto con afiches partidarios", explica Luis, un taxista paulistano.

Por este motivo, la herramienta más eficiente con la que cuentan los candidatos son los actos públicos y la movilización de su aparato propagandístico en cada calle de Brasil. Es que a poco menos de una semana de la segunda vuelta, las encuestadoras afirman que Dilma y Aécio mantienen un empate técnico.

En este escenario, el comando del PSDB alista a su seguidores para un evento de campaña. Allí reparten flyers con el plan de gobierno del candidato tucano. "Brasil puede ser mejor, el cambio comienza hoy", dice uno de los slogans.

El abanico de participantes es variado. Un par de oficinistas que salen de sus trabajos a la hora del almuerzo toman una bandera del PSDB y permanecen atentos a lo que relata el conductor del acto:

"El PT debe entender que quienes votamos a Aécio somos gente de trabajo. No somos millonarios", exclama el orador desde el micrófono.

"Necesitamos un Brasil mejor, estoy seguro de eso. Este país tiene todo para crecer. El PT hace 12 años que está en el poder. Ya pasó su tiempo", afirma Carlos mientras ordena su carrito.

15 mil militares

El Ministerio de Defensa de Brasil sacará a la calle a 15.000 militares para reforzar la seguridad de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y regionales que se celebrarán este domingo en ese país. En la primera vuelta, que tuvo lugar el 5 de octubre, se movilizaron el doble de soldados.

Esta diferencia se explica porque ahora solo se van a escoger a los gobernadores de 14 estados del país, ya que los otros 13 gobiernos regionales y el Congreso se eligieron en la primera vuelta. Además de garantizar la seguridad, los militares ofrecerán apoyo logístico para transportar e instalar las urnas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario