ESTE FIN DE SEMANA

A pesar de las sanciones de la UE, Putin recibe la Fórmula 1 en Rusia

Rusia debutará este fin de semana de manera oficial en la Fórmula 1 Internacional en el circuito de Sochi, ciudad en la que se disputaron los Juegos Olímpicos de Invierno que desató todo tipo de cuestionamientos por su excesivo gasto, por lo que el desarrollo de la competencia no es sinónimo de fiesta debido a qué ese país recibió sanciones que le impuso la Unión Europea por la crisis en Ucrania además del accidente del pilto Jules Bianchi.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Rusia se prepara para su debut en la Fórmula 1 Internacional este fin de semana en la ciudad de Sochi, ciudad en la que se disputaron los Juegos Olímpicos de Invierno signados por su mala organización, amenazas de bomba y hechos de violencia, en medio de un clima político adverso por la conflicto entre ese país con Ucrania. 

Lo cierto es que la competencia se vio seriamente afectada en lo político debido a que Rusia recibió sanciones económicas por parte de la Unión Europea por el conflicto en el Este de Ucrania y la supuesta complicidad en el derribo de un avión comercial de Malaysia Airlines.

Una nota publicada en el portal Laf1.es menciona que la Fórmula 1 no debería boicotear una carrera por culpa de una situación de tensión política, según Niki Lauda, quién había develado en su momento que la carrera deportiva de Sergey Sirotkin podría quedar condicionada económicamente, ya que su principal patrón financiero, SMP Bank, ha sido sancionado por parte de las autoridades estadounidenses y europeas.

El congelamiento de las cuentas de Boris Rotenberg, presidente del SMP Bank y amigo íntimo de Vladimir Putin, afectan a otros deportistas de élite rusos que también están a la espera de saber si pueden continuar o no.

La viabilidad de la cita rusa estuvo en duda hasta el punto de que Sir Richard Ottaway, presidente del comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, ha dicho que si la situación de Crimea no cambiaba, no podría disputarse la carrera.

En declaraciones al diario The Times, Ottaway manifestó que “si las autoridades consideran oportuna la implantación de nuevas sanciones, la Fórmula 1 no podría correr en Rusia por culpa de las restricciones en el uso de dinero”.

Kevin Eason, corresponsal del mismo diario, cree que los equipos de Fórmula 1 estarán ansiosos por saber qué ocurrirá después del precedente de Baréin, y que algún patrocinador podría “distanciarse” de las actitudes del gobierno ruso.  

Sin embargo, dentro del terreno deportivo, el dominante equipo Mercedes podría obtener el título de constructores por primera vez, y el británico Lewis Hamilton apunta a una novena victoria de la temporada para sumarla a su ventaja de 10 puntos sobre su compañero de equipo Nico Rosberg.

Un cable de la agencia de noticias Reuters dio a conocer que impensable en la era comunista, cuando un Ferrari en las calles de Moscú era un avistamiento tan raro como una limusina Zil en Las Vegas, llega en un momento que muchos en Occidente encuentran difícil de digerir.

El jefe de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, restó importancia a las críticas y se espera que el presidente Putin, para quien el gran premio es una vidriera del récord de 51.000 millones de dólares gastados para los Juegos Olímpicos de Invierno, asista a la carrera.

El gran premio se correrá alrededor del Parque Olímpico, un centro turístico en el Mar Negro.

“Estamos contentos, los anunciantes parecen contentos, así que seguimos adelante”, declaró Ecclestone al Times esta semana. A la vez, el líder de la Fórmula 1 aseguró que “nadie me ha hablado de esta carrera o me ha dicho que no puede ir. Las sanciones no nos afectan y no estamos haciendo nada ilegal”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario