NOVEDADES K

Melconian, esto es día-a-día, Vanoli contra el dólar-ahorro y Echegaray se aferra al cargo

Cada semana parece decisiva en la evolución/involución de la economía argentina, de la que depende la estabilidad político/institucional. Todo es muy precario, harto frágil, aunque el Frente para la Victoria afirme que lo tiene todo bajo control. Por ese motivo se vuelve inconsistente la elaboración de los encuestadores de opinión pública, quienes no consiguen hacer el vínculo entre política y economía. Más allá de eso, algunas cuestiones a tener en cuenta en las próximas horas:

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Antes de avanzar, fragmento de un diálogo entre el economista Carlos Melconián y el periodista Raúl Acosta, por LT8, de Rosario (Santa Fe):
 
-Ahora, Carlos, hay algo que se me hace difícil de entender, que es lo siguiente: ¿es posible que esta gente no tenga un plan? Porque así uno puede rebatirlo, acomodarlo, objetarlo.
 
-Pero hace mucho que no hay nada escrito... lo que debiera ser normal. Hace mucho que no hay. Cuando usted dice “posible”, como si se refiriese a un faltante reciente, pero yo le pregunto ¿cuándo hubo?
 
-Explícito no, pero a lo mejor lo tienen....
 
-No. Yo que he sido un crítico en ese sentido, siempre desde la buena leche y lo profesional, no concibo un plan ni en la época de Néstor. Usted piense que frente al deterioro las opiniones van cambiando. Todos los que veían una cosa de una manera opinan con el deterioro. Esto es como en el fútbol. El resultado está dos a cero arriba, hay un comentario, si el resultado está dos a cero abajo, hay otro comentario. Mis amigos periodistas deportivos se enojan cuando digo esto, pero todas las opiniones están influidas por los resultados. Entonces las opiniones actuales, influidas por el deterioro que se percibe en La Argentina, son que con Néstor esto no pasaba. Y mi opinión histórica es que con Néstor, y su falta de plan, se incubó lo que se blanquea hoy. Así que su pregunta de falta de plan no es nueva.
 
-Pero entonces usted lo que me está diciendo es que mi susto es muy viejo ya, porque si no hay un plan, ¿cómo se puede organizar? Salimos al mar sin brújula.
 
-No se organiza. Ahora usted me pregunta, el otro día yo asistí a una reunión. Por qué entonces estos regímenes populistas, despilfarradores, sin plan, duran. Bueno, cuando usted en un período no tiene la suerte de ligar la soja que ligó el período posterior, pero en Argentina la soja el año que viene es un problema pero sigue siendo una parte de la economía, no toda. Después tiene usted otros regímenes populistas más vivos, como el de Evo Morales, que le voló el precio del gas y desde el comunismo él se encargó de ser disciplinado. Es un comunista disciplinado, con plan. ¿Entonces qué ocurrió? Él se presenta como socialista, comunista y estatista. ¿Y qué hizo? Mantuvo disciplina cambiaria, fiscal, monetaria, desde su concepción ideológica. El problema de los populismos sin plan es que son un barrilete, va a la buena de Dios. Entonces, mientras el commodity lo ayuda, tienen  resultados, y cuando se les desvanece entonces entran en un deterioro acelerado. No hay nada nuevo. ¿Sabe que  no hay nada nuevo en el sentido de decir qué está pasando? Nada nuevo. La acumulación de varios años de deterioro. Si yo le digo qué te preocupa, la inflación, tiene 7 años ya; la recesión, tiene 3 años; el déficit fiscal, tiene 5 años; la cuestión del dólar, tiene 4 o 3 años. O sea, ¿qué cosas nuevas tenés? Ninguna.
 
-Esto que usted me dice es tan racional, que lo que me provoca es un susto mayor todavía.
 
-¿Qué es lo que usted no sabía antes de hablar conmigo?
 
-Yo lo que quiero es que un profesional como usted lo diga. Usted es un economista, yo soy un periodista. Pero lo que me parece es que no se puede seguir mucho tiempo sin una ubicación en el mundo, un plan. ¿Cómo puede vivir un país de este modo?
 
-Con deterioro se vive, porque lo único que no se paran son las agujas del reloj. Y como diría el jefe de Gabinete: la vida continua.
 
-Le pido una reflexión sobre esto. Usted recién mencionó a Evo Morales y su modo de mirar la economía. Pero en estos años, en que dimos vuelta la CEPAL y los términos de intercambio favorecieron a las materias primas, anduvimos bien Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia, Chile, Perú, y todos ellos no metieron la pata como nosotros. Quiere decir que la falta de plan alguna consecuencia trae.
 
-Por supuesto. Le voy a dar una imagen muy popular para que se entienda: el aprovechamiento de la CEPAL patas arriba, como usted dice, y la mejora de los términos de intercambio hizo que desde el 2007 a la fecha los Paraguay, los Uruguay, los Brasil, multiplicaran hasta por 4 su nivel de reservas en dólares. A partir de ahí toda la cuestión cambiaria, no es que no es un problema desde el punto de vista de la competitividad, pero toda la cuestión cambiaria en el sentido me faltan dólares, todo eso se estabilizó enormemente en la región. ¿Por qué? Porque frente a tanto ingreso de dólares la región multiplicó por tres, por dos, por cuatro sus reservas. A partir de esa cuestión, tiene un poder de fuego para mantener la estabilidad, muy muy firme. Lo que no significa que resolvieron sus problemas de crecimiento, pobreza y demás. Pero todo el horizonte de incertidumbre financiera a partir de aprovechar esa volada se consolidó. Le voy a trasladar el ejemplo a Argentina. Si Argentina hubiera seguido la ruta…
 
Dólar ahora
 
Las compras de dólares para tenencia o ahorro siguen marcando récords: en septiembre los pedidos alcanzaron los US$379 millones, +45% respecto de agosto.
 
Y sólo en los 3 primeros días hábiles de octubre, las ventas treparon a US$196 millones, monto que supera el total de adquisiciones realizadas mes a mes desde enero hasta junio, y está apenas US$10 millones por debajo de las compras totales de julio, que fueron de US$205 millones.
 
Si se toman como referencia los montos que los ahorristas efectivizaron en la 1ra. jornada hábil de cada mes, se observa un salto de +82% desde los US$ 40 millones de septiembre contra los US$ 72,8 millones de octubre.
 
En este contexto se especula que una de las decisiones oficiales podría ser la suspensión del llamado 'dólar ahorro', el plan de venta de divisas para atesoramiento lanzado por el Gobierno en enero de 2013 tras casi 1 año de cepo total, que contempla un recargo del 20% sobre el valor oficial ($8,48).
 
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, ya negó que se estudiaran restricciones para el dólar ahorro y nuevos recargos para compras con tarjeta en el exterior. Pero si hay un funcionario al que luego la realidad del Ejecutivo Nacional desmiente, es Capitanich, quien permanece inmutable ante cada situación que erosiona su credibilidad. 
 
En ese contexto, el nuevo presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, citó a las asociaciones de bancos para el lunes 06/10, tal como ya lo informó Urgente24.
 
Caben algunas especulaciones acerca de los objetivos de Vanoli, quien ha trabajado durante el fin de semana en ajustar su estrategia operativa que apunta a un único objetivo: ganar la batalla del dólar y las reservas del Banco Central.
 
Será el 1er. encuentro formal entre el flamante jefe de la autoridad monetaria y los bancos nacionales y extranjeros que operan en el país, algunos de los cuales están apuntados por el Gobierno como responsables de la existencia de "cuevas" de venta ilegal de divisas y compraventa de cheques, y de vínculos con las agencias de Bolsa que realizaron (para sus clientes) operaciones irregulares del llamado 'dólar contado con liqui'.
 
El ingreso de los ejecutivos de bancos al despacho de Vanoli tendrá un agregado: el esfuerzo de Ricardo Echegaray por resistir a los intentos de Axel Kicillof por desplazarlo de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Deberá recordarse que apenas ingresó a la Jefatura del Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich lideró una embestida contra Echegaray, pero éste la resistió. Ahora, se trata de Kicillof, el superministro de Cristina.
 
Así que Echegaray ordenó revisar (y meter presión) a toda transacción de acciones, aún cuando no coticen en Bolsa. Él quiere demostrar que es parte de la lucha contra "la conspiración."
[ pagebreak ]
 
La Afip informó haber detectado "inconsistencias" (que no necesariamente son irregularidades) por $1.500 millones en operaciones de compras de acciones que no cotizan en Bolsa en lo que va de 2014.
 
Sobre el total detectado, el 73% ($1.110 millones) corresponden a 42 contribuyentes que presentan también inconsistencias en sus Declaraciones Juradas, precisó el organismo en un comunicado de prensa.
 
A partir de las irregularidades, Afip realizó 855 fiscalizaciones electrónicas sobre los contribuyentes involucrados para que regularicen su situación.
 
Entre las irregularidades detectadas, se encontraron vendedores que no habían declarado su participación accionaria o compradores de acciones cuya capacidad económica declarada no resultaba acorde al monto operado.
 
Las inconsistencias se detectaron gracias al Régimen de Información de la Afip que obliga a informar las transferencias y/o cesiones de acciones que no cotizan en bolsa a través la transferencia electrónica de datos.
 
Están alcanzados los vendedores o cedentes; los adquirentes o cesionarios y las empresas emisoras de las acciones; además abarca a escribanos de registro, en caso de que hayan intervenido en la transacción mediante la emisión de instrumento público.
 
YPF
 
Es dramática la necesidad del Estado argentino de divisas, y también de inversiones directas privadas.
 
Pero los únicos dólares posibles de conseguir son 
 
> o presionando a tenedores locales o para que no compren o para que liquiden productos cotizables en dólares, 
 
> o endeudándose a una tasa de interés elevadísima.
 
En ese contexto fue muy interesante la disertación del exsecretario de Energía, Daniel Montamat, en la reunión más reciente del Diálogo Democrático para el Desarrollo de las Ciudades organizado por la Fundación Época.
 
Luego de considerar que el Estado argentino se encuentra ante "un problemón energético que está pegando en el cepo cambiario, en la inflación y en la tasa de inversión", él estimó que se necesitan alrededor de US$20.000 millones por año para no depender de las importaciones de energía, que "pegan en las cuentas externas y las públicas". 
 
"El ahorro argentino es de US$90.000 millones por año. No podemos sacarle US$20.000 millones porque desfinanciamos a otras inversiones. Esos recursos tienen que venir de accesos al financiamiento internacional, de inversión directa de las empresas", consideró. 
 
Montamat reflexionó: "Trabajar en la eficiencia energética es tratar de aumentar la productividad, es decir, con menos energía generar más unidades de producto. Esto pasa por tener precios de la energía que reflejan costos económicos. Si tenemos pisados los precios, ¿qué uso racional de la energía vamos a tener?".
 
¿Por qué recordar este comentario de Montamat, y qué relación puede tener con Vanoli, los bancos y Echegaray?
 
Porque la batalla del dólar revela el fracaso de la Administración Cristina en abastecer de divisas apelando a los recursos no convencionales de hidrocarburos en Vaca Muerta.
 
Si bien el Ejecutivo Nacional luce enojado con los productores agrícolas por no vender toda su cosecha de soja, y con los bancos comerciales por satisfacer a sus clientes que le demandan 'contado con liqui', lo que hay es una gran impotencia gubernamental en el cumplimiento de sus expectativas de utilizar a la petrolera estatal YPF y el campo Vaca Muerta para conseguir los dólares que permitieran superar el déficit cambiario que provocan las importancias enormes de energía.
 
 
"Existen muchas maneras de especular, pero la maniobra buitre se caracteriza por aprovecharse de los países y las empresas cuando están acorralados. Este es el caso de Aurelius Capital Management, el fondo buitre de Mark Brodsky, quien compró un tipo de derivado especial llamado PUT por U$S 9 millones de la petrolera argentina YPF, que implica mayores ganancias cuanto más cae el valor de la acción. 
 
Este movimiento especulativo comenzó en el primer trimestre de 2014, cuando aún continuaban las negociaciones de acercamiento entre la Argentina y los fondos buitre. En esos encuentros, Aurelius fue un férreo opositor a cualquier tipo de resolución favorable a las partes. 
 
Según la última declaración jurada del fondo, realizada el 30 de junio, todavía tenía el PUT en sus manos, por lo que podría estar esperando para activarlo. Sin embargo, no siempre la especulación gana: si se activara hoy, el buitre habría perdido mucho dinero.
 
Brodsky, el titular del fondo Aurelius, aprendió del mejor. Es que el abogado especialista en Ciencias Políticas graduado "cum laude" en Harvard que estuvo relacionado en el caso de quiebra de Enron y trabajó durante mucho tiempo en el fondo buitre Elliot Management, codo a codo junto a Paul Singer. En 2006, Brodsky inauguró Aurelius Capital Management, el segundo fondo litigante más importante en el caso contra Argentina. 
 
El PUT es un derivado financiero que es más comúnmente conocido como "opción para vender" un título o una acción. Si una persona tiene una acción de YPF y la quiere vender en un determinado plazo de tiempo, por ejemplo el 30 de noviembre de 2014, una de las posibilidades es hacerse de un PUT de YPF que vence ese día. Este instrumento genera un derecho a vender la acción a quien lanzó ese derivado financiero al mercado, al precio establecido en el acuerdo.
 
Un caso podría ser el de Aurelius. El fondo compró PUTs de 300 mil acciones de YPF en el primer trimestre del año por un total de U$S 9,8 millones, lo que implica un total de U$S 32,68 por acción. 
 
Suponiendo que el 30 de noviembre, las acciones de YPF cotizan a U$S 1 dólar la acción. Si el costo de compra de cada PUT es de U$S 1, Aurelius deberá desembolsar U$S 300 mil para comprar los PUTs, y luego adquirir las acciones por U$S 300 mil para venderlas al total de U$S 9,8 millones. La ganancia de la operación sería de U$S 9,2 millones, en este ejemplo hipotético de un valor de las acciones de U$S 1, y el retorno resultaría mayor si el precio fuera U$S 0,5 y menor si fuera U$S 2,5.
 
De lo anterior puede deducir que cuanto menor sea el precio de la acción el día que el contrato vence, superiores serán las ganancias de Aurelius. Sin embargo, el PUT tiene una considerable ventaja respecto de otros derivados: suponiendo que la acción de YPF resulta ser de U$S 100, Aurelius debería comprar las acciones a ese valor para venderlas a U$S 32,68, con lo cual incurriría en pérdidas importante. Pero dado que el put es una opción, Brodsky puede no ejercerlo, y en ese caso el costo será solo el valor de compra del derivado. En consecuencia, el put permite ganancias potenciales muy altas en caso de una caída, y pérdidas acotadas en caso de que el valor de las acciones de YPF se incremente.
 
El mercado financiero permite esta clase de especulaciones y estos derivados están regulados por la International Swaps and Derivatives Association (ISDA), que contiene a un fondo buitre, Elliot Management, en su comité de decisiones, bajo la premisa de que la autorregulación de los mercados es posible. 
 
Resulta difícil argumentar por qué este tipo de derivados que permiten ganar a costa de las pérdidas de los mercados están autorizados, pero, al igual que los seguros de default (Credit Default Swaps, también llamados CDS), tienen un gran volumen de compraventa en las plazas financieras más importantes.
 
Una de las posibles explicaciones es que sí se utiliza en conjunto con la compra de una acción, en lo que se suele llamar married PUT o también llamado PUT protector. Al igual que en la utilización tradicional del CDS, el put sirve como una forma de seguro: el fondo entonces compra una acción de YPF, por lo que espera que el valor de la empresa se incremente, pero al mismo tiempo busca garantizarse un beneficio frente a una posible caída. 
 
Este es el caso del Citigroup, quien tiene 235.384 acciones en YPF, por un total de U$S7,7 millones. Al mismo tiempo, el banco compró PUTs por U$S 6,3 millones en  acciones de YPF. Las inversiones se contradicen porque primero esperan un alza de las acciones y luego una baja de las mismas, pero en conjunto logran una protección efectiva de la empresa. Más aun, para compensar el PUT, el banco tiene un segundo derivado llamado CALL por un total de U$S 8,3 millones, que implica una opción para vender acciones.
[ pagebreak ]
 
Pero la estrategia de Aurelius es la que se denomina naked PUT, o PUT descubierto dado que no tiene la acción de YPF. En consecuencia, la especulación de Aurelius es a que la cotización de YPF descienda. El problema es que Brodsky no es un inversor anónimo: en sus negociaciones con la Argentina fue el fondo buitre que más aguerridamente se enfrentó con el país y negó la posibilidad de un diálogo. 
 
El último jueves se conoció que Edward Friedman, abogado de Aurelius, le escribió al juez Griesa que "Argentina ha violado descaradamente el desacato". Es decir que, quien especula contra los activos argentinos es el mismo que puede dejar a la Argentina en default. Los buitres están siendo investigados por la Segurities and Exchange Commission (SEC) a pedido de la Comisión Nacional de Valores (CNV), dirigida en su momento por el actual presidente del Banco Central de la República Argentina, Alejandro Vanoli, sobre una posible tenencia de CDS, lo cual implica una manipulación de los mercados. En este negocio, indirectamente se estaría operando de la misma manera. 
 
Sin embargo, las especulaciones, incluso las de los buitres, pueden salir mal: las acciones de YPF en el exterior no paran de crecer, y hoy cotizan a U$S 33,72, mientras que a principio de febrero el valor era de U$S 21,85. Pareciera que el supuesto default que quisieron instaurar no fue tan rentable, después de todo. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario