EL ESTADO ARGENTINO EN DESACATO

¿Cómo que no tiene "efectos prácticos"? No hay Ley de Pago Soberano

De acuerdo a Cristina Fernández de Kirchner, y otros funcionarios suyos, la sentencia del juez Thomas Griesa que declara en desacato al Estado argentino deudor moroso con sus acreedores litigantes, no tiene efecto práctico. Es otro error de apreciación de la Presidenta de la Nación: Griesa terminó de condenar al fracaso el dispositivo previsto por la supuesta Ley de Pago Soberano que intentaba articular una alternativa vía el sospechoso Nación Fideicomisos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Estado Nacional depositará hoy (martes 30/09) los US$191 millones correspondientes al pago de intereses de los títulos PAR. Los fondos serán transferidos a las cuentas especiales abiertas a nombre de Nación Fideicomisos en el Banco Central. 
 
A partir de la sanción de la Ley de Pago Soberano de la Deuda Externa, la entidad reemplazó al Bank of New York Mellon en su rol de agente fiduciario de las obligaciones financieras argentinas. 
 
Una vez que Nación Fideicomisos disponga de los recursos, el Ministerio de Economía comenzará a evaluar las alternativas disponibles para intentar canalizar las divisas a los distintos acreedores en todo el mundo. 
 
La fecha del vencimiento es hoy, pero, tal como sucedió con el bloqueado pago de finales de junio, el país cuenta con 30 días para lograr distribuir los pagos de la deuda externa antes de que se alcance un “evento de incumplimiento”.
 
“Al depositar los fondos demostramos voluntad y capacidad de pago. A partir de ese momento, tenemos un mes para lograr que los acreedores reciban su dinero”, explicó un miembro del equipo económico al diario K Página/12.
 
Sin embargo, la sentencia del juez Thomas Griesa que condenó en "desacato" al Estado argentino, terminó de hundir esa alternativa de la Administración Cristina.
 
Según los funcionarios argentinos son los bonistas quienes deben determinar si la Argentina se encuentra o no en default, no las calificadoras de riesgo.
 
A través de su cuenta en la red social Twitter, la presidenta Cristina Fernández aseguró que “el gobierno argentino reafirma su decisión de seguir ejerciendo la defensa de la soberanía nacional”, al tiempo que reiteró lo expresado previamente por la Cancillería a través de un comunicado: “Griesa ostenta el triste record de ser el primer juez que declara un desacato contra un Estado Soberano por pagar una deuda luego de fracasar en su intento de obstruir la reestructuración de la deuda externa de la Argentina”, afirmó la mandataria.
 
"La decisión del juez municipal Thomas Griesa de declarar en desacato a la República Argentina es violatoria del Derecho Internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos", señaló la Presidenta. 
 
Además, ella aseguró que la sentencia "no tiene ningún efecto práctico" y reclamó al gobierno de USA que se haga cargo de las decisiones de sus "órganos" estatales, al tiempo que reiteró el pedido para dirimir el pleito en términos políticos en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
 
El Poder Judicial no es un "órgano" estatal sino una institución republicana independiente, debería saberlo Cristina.
 
Luego, por supuesto que la sentencia tiene efecto práctico, tal como podrá advertirlo Cristina desde hoy, martes 30/09.
 
El enfoque de la Administración Cristina consiste en que Griesa rechazó, por el momento, las sanciones solicitadas por los llamados "fondos buitre", de US$50.000 diarios, en tanto no cumpla su fallo de más de 2 años y medio atrás que determina el cobro del 100% de sus acreencias por los bonos en default que no ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010. 
 
Y porque ese tribunal "se reservará la decisión" sobre la aplicación de sanciones "para futuros procedimientos", concluyó el magistrado. 
 
Este hecho fue entendido en el mundo K como una demostración de que la sentencia era sólo declarativa, un elemento de presión política sobre el país para forzarlo a aceptar condiciones de pago que los funcionarios argentinos rechazan.
 
Sin embargo, al advertir Griesa que la Ley de Pago Soberano, tomó pasos "ilegales" al "desplazar" al agente fiduciario Bank of New York Mellon (BoNY), al "mover los asuntos sobre los bonos a Argentina, lejos de los Estados Unidos" y al "realizar pagos de intereses a los tenedores de bonos reestructurados sin reconocer", advirtiendo que "la Corte sostiene y falla que esos pasos son ilegales y no pueden ser llevados adelante", condena al fracaso (por si quedaban dudas) a la iniciativa argentina el día de su estreno.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario