EL DESENDEUDAMIENTO MENTIROSO

Verdadero terrorismo (1): Paraguay al 6,1%, Bolivia al 4,8%, Uruguay al 5,1% y Argentina nada

El Estado argentino se endeuda en el mercado doméstico, restringiendo las posibilidades crediticias de las empresas privadas, en especial las pequeñas y medianas. Pero el Estado argentino no puede emitir deuda en los mercados internacionales, más baratos. Por eso inventa el discurso del "desendeudamiento", una mentira que provoca sorna en todos los gobiernos de la región. La Argentina habla de "desendeudamiento" porque no puede renovar vencimientos. Y se desprende de dólares 'cash' (que hoy día le son escasos) cuando hay dinero disponible a tasa de interés muy baja. En la Argentina, el poder K está ejecutando un terrorismo de Estado contra los agentes económicos nacionales.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Administración Cristina ya no tiene más superávits gemelos sino déficits gemelos: fiscal y comercial externo. La balanza de pagos es negativa. Los servicios de la deuda pública externa se pagan con las reservas del BCRA + recursos de otros entes u organismos del Estado (como la ANSeS y el Banco Nación), entregándo en contrapartida Letras Intransferibles a 10 años de plazo y a una tasa de interés prácticamente nula.
 
La Administración Cristina acaba de cancelar servicios de deuda con organismos financieros internacionales y de deuda externa oficial bilateral correspondientes al presente ejercicio fiscal, por un monto de US$3.043 millones, que se pagarán con reservas del Banco Central de la República Argentina.
 
“Como contraprestación, el BCRA recibirá instrumentos de deuda emitidos por el Tesoro Nacional consistentes en una o varias Letras intransferibles denominadas en dólares estadounidenses”, a un plazo de 10 años, indicó el Decreto N°1.311 publicado en el Boletín Oficial.
 
La Administración Cristina afirma que no necesita endeudarse pero las reservas internacionales enfrentan un 2do. semestre complicadísimo, y se refleja en el renovado cepo a las importaciones. Al 30/06 el stock de Reservas Brutas fue de US$29.300 millones pero si se le restan los US$7.400 millones de encajes bancarios en moneda extranjera y los US$ 7.500 millones de Otros Pasivos, las Reservas Netas apenas superan los US$14.000 millones.
 
Los países vecinos no tienen esos problemas. No consumen reservas y acceden al financimiento externo para el sector público.
 
Paraguay
 
Paraguay, que acaba de visitar Cristina, colocó un bono por US$1.000 millones a 30 años de plazo (año 2044), con asistencia de los bancos estadounidenses JP Morgan y Bank of América, a un rendimiento de 6,1%, en su regreso a los mercados internacionales desde el aumento de su calificación de riesgo otorgada en junio.
 
Paraguay paga menos de la mitad de lo que consiguió la provincia de Buenos Aires en su más reciente colocación de deuda. Fue la mayor captación de capital extranjero en la historia paraguaya. 
 
US$750 millones del total están atados a proyectos, los restantes US$ 250 millones serán usados como apoyo presupuestario: bicicletear deuda pública contraída en el pasado.
 
Bolivia
 
La deuda pública externa de mediano y largo plazo de Bolivia representa 17% del Producto Interno Bruto (PIB) nominal del país, mientras que en 2005 este endeudamiento llegaba al 52% del PIB.   
 
La Administración Evo Morales colocó bonos soberanos en 2 emisiones consecutivos.
 
En una ocasión a 10 años plazo, con una tasa de interés del 4,8%. 
 
Y a 10 años, con un interés anual del 5,95%. 
 
Los recursos por ambas colocaciones fueron destinados a proyectos de inversión pública.
 
Uruguay
 
En junio, la Administración Mujica colocó un bono global en dólares a 36 años (año 2050), y tasa de interés de 5,1% por US$ 2.000 millones (el plazo de 36 años es el más largo para una emisión de deuda uruguaya).
 
US$1.176 millones se destinaron a la recompra de bono soberanos con vencimiento en 2015, 2017, 2022, 2025, 2033, 2036 y 2045, mejorando el perfil de vencimientos de su deuda soberana.
 
A fines de mayo de 2014, la calificadora de riesgo Moody’s mejoró la calificación crediticia de los títulos de deuda soberana de Uruguay, que son “Baa2″ con perspectiva estable, por encima del mínimo nivel de Grado Inversor. 
 
También Standard & Poor’s y Fitch Ratings tienen la perspectiva estable de la calificación de la deuda uruguaya en el 1er. escalón del grado inversor.
 
La nota “Baa2″ otorgada por Moody’s ubica a la economía uruguaya al mismo nivel de calificación que Perú y Brasil, dy por encima de la nota de Colombia que ubica en “Baa3″.
 
Uruguay goza de la reputación de buen pagador: superó severas crisis financieras, como la de 2002, sin caer en un default, tal como sí lo hicieron Argentina y Ecuador.
 
La emisión de junio tuvo una demanda que superó en 50% el volumen de los títulos ofrecidos. 
 
En estos días en los que se habla tanto de terrorismo económico, ¿quién ejecuta semejante acción? ¿El sector privado sometido a un ajuste terrible y obligatorio, o una Administración que, además de alentar la desinversión, realiza una pésima gestión de las finanzas públicas?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario