FONDOS BUITRE

UBS ya reclama US$1.000 millones de los seguros contra default

El default argentino dejó abierta la puerta este jueves (31/07) para que se gatillen los contratos de seguros contra una cesación de pagos. Los participantes del mercado de Credit Default Swaps (CDS) podían contactarse con ISDA, la organización que agrupa a los participantes de este mercado y solicitarle a su Comité de Determinaciones una definición sobre si se produjo la falta de pago argentina. Así lo hizo el banco suizo UBS que reclama pagos por unos US$ 1.000 millones a través de los 2.600 contratos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- A menos de 24hs del anuncio en conferencia de prensa del ministro de Economía, Axel Kicillof, sobre la falta de acuerdo con los fondos buitres y la cesación de pagos, el banco suizo UBS pidió este jueves (31/07) la activación de los seguros contra default que suponen unos US$ 1.000 millones en 2.600 contratos.

La solicitud se cursó a ISDA, el organismo encargado de determinar cuando se activan los seguros contra default llamados CDS (Credit Default Swaps). Ahora, el Comité de Determinaciones de ISDA debe resolver la cuestión. Ese cuerpo contiene 10 firmas compradoras y 5 empresas vendedoras, por lo que se supone que el debate será extenso. Un evento con respecto a la Argentina sería tratado por el Comité de Determinaciones de las Américas, indicó Lauren Dobbs, asistente del director de comunicaciones de ISDA en declaraciones que reproduce hoy el diario El Cronista.

En caso de que ISDA autorice que se disparen los seguros por default, los tenedores de los 2.652 contratos de CDS que hay en el mercado cobrarán unos US$1.000 millones.

Según la agencia de noticias financieras Bloomberg, el precio de los CDS para asegurarse contra un default argentino es el más caro del mundo. "Para asegurar 10 millones de dólares en deuda argentina a cinco años, hay que pagar 4,2 millones de dólares por adelantado y 500 mil dólares anualmente".

Se cree que NML y Aurelius, los holdouts, tienen comprados CDS y que están detrás de este negocio.

Los inversores internacionales consideran que la Argentina ya cayó en default por segunda vez en casi 13 años. Pese a esto, los inversores continúan especulando que la Argentina finalmente llegará a un acuerdo con los holdouts, al menos en un horizonte a más largo plazo, acota el portal Infobae.

Los CDS de Argentina a cinco años caían más de 400 puntos básicos a 1.444 puntos básicos, según Markit. Los CDS de Argentina a un año, sin embargo, subían 21 puntos básicos desde el cierre del miércoles a 4.708 puntos básicos, lo que sugiere que los mercados están apostando a una alta probabilidad de impago en el corto plazo.

Fondos de inversión especializados en activos de alto riesgo - distressed funds - y que mantienen posiciones en bonos Par este 31/07 podrían dar los pasos para comenzar la aceleración de éstos títulos, ya que su precio en dólares los hace más atractivos para efectuar esta operación. Tras la eufórica rueda de ayer, los Discounts alcanzaron los u$s 95,75 mientras que los Par reflejaron un precio de u$s 57,50, que explica un margen mucho más amplio para obtener el valor del capital del bono más el interés corrido.

Para que esto suceda, es necesario que se dispare la cláusula de cross default - cuando la falta de pago de deuda externa supera los u$s 30 millones, la cual dispara un evento de default en todos los bonos con legislación extranjera.

Una vez producido el evento de impago, los tenedores de al menos el 10% del monto de capital total en circulación de cualquier serie pueden pedir al Bank of New York que convoque una reunión de los tenedores de dichos títulos mediante la presentación de una solicitud por escrito, al menos 30 días y no más de 60 días antes de la reunión, explica El Cronista.

Sin embargo, en caso de aplicarse la claúsula de cross default el Gobierno tiene la posibilidad de evitar la aceleración dentro de los 60 días, es decir, hasta el 26 de septiembre, si es que remedia el evento de impago. De lo contrario, la Argentina deberá pagar el total acelerado o debe re-estructurar con el consentimiento de 75% de los acreedores de cada serie, 85% del total. Por ejemplo, si sólo se aceleran los Par, debe llegar al consentimiento de 75% de cada serie para re-estructurar el pago del bono.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario