CUMBRE EN CARACAS

Cristina 'superstar' lo hizo de nuevo: Llegó tarde a la foto del Mercosur

La Presidente argentina se retrasó 37 minutos, haciendo esperar a los seis mandatarios del Mercosur para realizar la ofrenda floral al "Padre de la Patria", Simón Bolívar, y tomarse la foto oficial. Luego bailó y repartió besos al aire.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La presidente Cristina Fernández lo hizo de nuevo: llegó tarde a la foto de los jefes de estado del Mercosur.
 
37 minutos tarde arribó Cristina a la ofrenda floral al "Padre de la Patria", Simón Bolívar, y a la foto oficial, haciendo esperar a los seis mandatarios que hacía minutos habían comenzado a sesionar en la cumbre del bloque regional que se desarrolla en la Casa Amarilla, la sede de la Cancillería del gobierno bolivariano de Venezuela.
 
Cabe destacar que, como ya informó Urgente24, en la cumbre del Mercosur, y en Caracas en particular, la Presidente busca apoyos en la negociación con los fondos buitres, a solo 24 horas de entrar en default (ver nota relacionada).
 
El acto de la ofrenda floral estaba previsto para las 10 de la mañana de Caracas (11.30 de Argentina) y se llevó adelante en la Plaza Simón Bolívar ante una muchedumbre. Los presidentes de Venezuela, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia debieron improvisar conversaciones de ocasión mientras la presidenta argentina se demoraba en llegar hasta el lugar, según informa La Nación.
 
Cristina Kirchner llegó a las 10.37 y apenas se bajó de su automóvil saludó sonriente al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y también fue saludada por el mandatario de Uruguay, José Mujica, a quienes les explicó el motivo de su demora en llegar desde el hotel Tamanaco, donde estaba alojada.
 
Luego de la ofrenda floral, Cristina presenció los bailes folclóricos de grupos de Joropo, una música típica venezolana, durante los cuales ella también se animó a mover la cintura acompañada por sus colegas Maduro, Mujica, Evo Morales, Dilma Rousseff y Horacio Cartes.
[ pagebreak ]
 
Al subir al lugar de la cumbre, la mandataria fue la única que salió al balcón de la Casa Amarilla a saludar a los presentes, arrojándole besos y tocándose el pecho en señal de afecto.
 
¿Por qué llegó tarde esta vez? Los motivos no han trascendido oficialmente. Pero, como ya sabemos pero vale recordar, Cristina Fernández cuenta con un gran historial de 'llegadas tarde'. La impuntualidad parece ser uno de sus defectos. En enero de este año, la mandataria llegó 3 días antes del inicio de la cumbre de la Celac, en Cuba. Sin embargo arribó tarde a la recepción que hizo Raúl Castro de los 33 países que integran el organismo (ver nota relacionada).

 

En 2013, Cristina llegó demorada a la asunción del presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y terminó siendo "abucheada" cuando el mandatario la mencionó en su discurso.
 
En junio de 2009, llegó media hora tarde a la XXXVII Cumbre del Mercosur que se realizó en Paraguay. Lo más patético es que, para excusarse por su falta, responsabilizó al canciller Jorge Taiana y empleó, nuevamente, argumentos de género. "Yo llegué a las 9, hora que mi canciller me había informado que teníamos que iniciar. Digo esto porque con esa misoginia que cunde, muchas veces se informa de la llegada de la Presidente tarde", aseveró. Y añadió: "me ha tocado asistir a tres cumbres internacionales en la que han llegado hombres tarde y tuvimos que esperarlos media hora, pero nadie dio cuenta de esa noticia".
 
Esa no fue la primera vez que la mandataria llegó impuntual a una cumbre internacional. En mayo del 2008, Cristina fue noticia al llegar tarde a la tradicional fotografía que reúne a todos los presidentes de América Latina, Caribe y la Unión Europea, durante la V Cumbre de primeros mandatarios realizada en Lima, Perú.
[ pagebreak ]
 
Luego, volvió a protagonizar un papelón internacional durante la cumbre del G-20 en Washington DC, en mayo de 2008: volvió a llegar tarde para la foto grupal que se estila en estos eventos y todos los presidentes debieron volver a acomodarse para sacar una segunda foto ya con ella incorporada.
 
En su última visita a España, el 11 de febrero de 2009, Cristina no cambió su mal hábito: hizo esperar a los Reyes, que le organizaron una cena de gala.
 
En tanto, en marzo de 2009, volvió a llamar la atención -y romper el protocolo- en una cumbre de mandatarios internacionales al negarse a salir en la foto oficial de la II Cumbre de Jefes de Estado de Países Árabes y de Latinoamérica.
 
# Halagos a Chávez y Kirchner 
 
Al hablar ante jóvenes venezolanos que la esperaban a la salida del hotel donde se aloja en Caracas -quizás éste haya sido el motivo de su retraso- la mandataria dijo que Hugo Chávez y Néstor Kirchner "siguen estando en todos y cada uno de ustedes", y afirmó que "el mejor legado que ambos pudieron dejar fue el poder convocar a la política, a la transformación, al cambio a miles y miles de jóvenes a lo largo y ancho de la región, no sólo de Argentina y Venezuela".
 
"Fueron ejemplos de hombres que se atrevieron a lo que durante tanto tiempo nos habían dicho que no se podía cambiar, que no se podía transformar, gobernar para incluir, que no se podía crecer económicamente, incluyendo a los sectores vulnerables y castigados del neoliberalismo", añadió.
 
En su breve mensaje, antes de participar de la cumbre del Mercosur, la jefa de Estado argentina destacó el hecho de que la Comunidad latinoamericana y caribeña (Celac) esté "integrada hasta por la hermana República de Cuba", lo que constituye "un sueño".
 
"Si me decían en el 2003 que íbamos a estar todos juntos" en los organismos de integración regional "habría dicho que era imposible, y sin embargo fue posible gracias a Chávez y su transformación", dijo Cristina.
 
"Solamente gigantes como ellos despiertan esto en los jóvenes", dijo, y añadió que tanto Chávez como Kirchner "son definitivamente abrazados por la historia y nunca más se irán, le pese a quien le pese".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario