DE LA UVA AL PJ

La indisimulada cumbre peronista presentó un racimo de presidenciables

En la tradicional Fiesta de la Vendimia en Mendoza hubo más aspirantes al sillón presidencial que dirigentes. Fue, en efecto, una especie de cumbre peronista previa a la elección de autoridades del partido. Sobraron halagos, apoyos, y uvas. Pero, ¿faltó coraje? ¿Dónde están las fotos que Cristina Fernández no quiere ver?

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24Entre medio de la tradicional Fiesta de la Vendimia mendocina emergió este fin de semana una indisimulada cumbre peronista con tantos aspirantes al primer premio como al segundo lugar.
 
Sin representantes del cristinismo en la clausura (otros años formaron parte de la elección de la Reina el vicepresidente Amado Boudou o el titular de la Anses, Diego Bossio), la festividad fue copada por el PJ, un partido que en un mes deberá elegir sus nuevas autoridades a nivel nacional. “
 
"Queremos modernizar, provocar un recambio generacional y armar un gran debate de lo que se viene para 2015"”, planteó el gobernador mendocino Francisco “Paco” Pérez, anfitrión de una virtual antesala del próximo cónclave pejotista, según el diario 'El Cronista'.
 
Sin re-re (amenazando con una reforma constitucional), no es el único cacique provincial que busca asegurarse un futuro a partir del año que viene: '“‘Paco’ Pérez conducción”', colgaba una bandera detrás del arco en el que el gobernador bonaerense metió un gol. Debajo, otro cartel, con su característico naranja, rezaba “(Daniel) 'Scioli 2015”'. Ambos jugaron un partido de futbol, habitual escenografía sciolista para armar fotos sugestivas. Y además el ex motonauta lo plasmó con elogios. “"Es un gran protagonista de los tiempos que vienen"”, definió a su par mendocino. 
 
Scioli llegó a Mendoza luego de visitar Chubut el viernes. En los pagos de Martín Buzzi también dejó halagos. Flanqueado por la recuperación de su ex jefe político, Mario Das Neves, el local ya anticipó que buscará la re-reelección. Aunque la visita del bonaerense alimentó aspiraciones cerca suyo para imaginarlo como posible acompañante de una fórmula nacional.
 
En ese abanico también se incluye a otros mandatarios que tampoco se perdieron la festividad mendocina: el salteño Juan Manuel Urtubey y el sanjuanino José Luis Gioja. Todos son presidenciables, pese a que los números hoy los dejen afuera de la carrera. 
 
Los enviados por Cristina Fernández compartían ADN pejotista y sueños de sucesión: el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el gobernador entrerriano, Sergio Urribarri y el titular de Diputados, Julián Domínguez. A pesar de la buena sintonía que los oficialistas mostraron arriba del escenario con Scioli (salvo Domínguez, que fue el único que no recibió el saludo del bonaerense), uno de ellos no tardó en diferenciarse.
 
"Daniel, por lo que él mismo sugiere, es otro proyecto, con otros aliados y con otra gente en el gobierno", definió Urribarri ante tres intendentes mendocinos. "Soy la continuidad explícita de este modelo", se definió. Sin inmutarse, el ex motonauta leyó esas declaraciones; antes de compartir acto con el líder renovador Sergio Massa y el diputado Martín Insaurralde.
 
Fueron los empresarios de medios Daniel Vila y su socio José Luis Manzano, quienes reunieron a los referentes políticos nacionales en la llamada Vendimia Solidaria, un almuerzo en el que, con el patrocionio de la Fundación Uno Medios, pesos pesados de la política nacional, local, empresarios, periodistas y figuras del espectáculo donan dinero para la fundación, que a su vez lo pone a disposición de diversas organizaciones sociales durante el año.
 
En esta edición, fue que se destacaron los dirigentes peronistas mencionados, como Daniel Scioli y Sergio Massa, dos presidenciables, además del diputado nacional Martín Insaurralde, Martín Redrado, entre otros. Los grandes ausentes fueron los radicales Julio Cobos y Ernesto Sanz, ambos mendocinos con aspiraciones presidenciales.
 
Otro que brilló por su ausencia fue Mauricio Macri, en campaña en Mendoza desde el viernes, día en el que se reunió con el poderoso Consejo Empresario Mendocino. El sábado participó del tradicional desayuno de la Corporación Vitivinícola Argentina, Coviar, donde incluso cruzó algunas palabras con Cobos. No obstante se especulaba con su participación en el evento de Vila y Manzano, aunque, teniendo en cuenta la abierta preferencia de los empresarios por Massa, su ausencia se explicó por sí sola.
 
Según el sitio 'La Política Online', el tono del encuentro fue de cortesía entre los contendientes del arco peronista. Incluso Scioli destacó que tiene "muy buen diálogo con Massa", aunque no por eso "coincidimos en lo político".
 
Por su parte Massa aprovechó la vidriera de América TV (de Vila y Manzano) para volver a despotricar contra el anteproyecto de modificiación del Código Penal que encargó el Gobierno nacional. Afirmó que recolectará firmas para demostrar el rechazo de la ciudadanía a los cambios propuestos.
 
A su turno, Insaurralde se mostró con su novia, la vedette Jesica Cirio, y ratificó "la buena onda" que tiene con Massa, aunque afirmó que pertenece al proyecto que encabeza la presidenta Cristina, "aunque aún tiene mucho que darle al país”.
 
 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario