LUNES DE DEBATE EN EL CARICOM

Legalizarían el cultivo de marihuana en el Caribe

La Secretaría General de la Comunidad del Caribe (Caricom) investigó, contrastó opiniones acerca de la conveniencia de despenalizar el uso de la marihuana en el Caribe, y concluyó que sí, es recomendable que los países del bloque exploten las propiedades medicinales del cannabis y se beneficien de su gran potencial económico. Estas conclusiones han sido plasmadas en un informe técnico, en el que la Secretaría comenzó a trabajar en septiembre pasado, y que será presentado este lunes 10/03 a la consideración de los líderes de la comunidad, reunidos en San Vicente y las Granadinas.

La Comunidad del Caribe (Caricom) fue fundada en 1973 por el Tratado de Chiaguaramas (Trinidad y Tobago) y sustituyó a la Asociación Caribeña de Librecambio que había sido creada en 1965.

Es una organización de 15 naciones del Caribe y dependencias británicas. Los miembros de pleno derecho son: Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, Montserrat, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago (las Islas Vírgenes británicas y las Islas Turcas y Caicos son miembros asociados).

Bahamas pertenecen a la Comunidad pero no al mercado común, mientras que Aruba, Colombia, Curazao, México, Puerto Rico, Sint Maarten y Venezuela son países observadores. La sede de la Caricom se encuentra en Georgetown, Guyana.

El 19/09/2013, la primera ministra trinitaria y entonces presidenta pro témpore de la Comunidad del Caribe, Kamla Persad-Bissessar, encargó a la Secretaría General del bloque la misión de elaborar un reporte sobre los beneficios y perjuicios que podría acarrear la despenalización del cannabis en la región, fundamentalmente para usos médicos. “Varios Estados en los Estados Unidos han legalizado el uso de la marihuana. Pero la Secretaría de la Caricom tiene la tarea de hacer más investigación”, dijo entonces la primera ministra y prometió que el documento sería presentado a los Jefes de Estado y de Gobierno en febrero de 2014.

En la actualidad, el cultivo, la venta y el consumo de marihuana está legalmente prohibido en el Caribe, pero la posesión de pequeñas cantidades –hasta 14 gramos para el consumo personal– es tolerada por las autoridades de la mayoría de países.

Este sábado 08/03, la agencia de noticias Associated Press ha dado a conocer un pasaje de las conclusiones de este informe, donde la Secretaría de la Caricom señala que “la región podría (…) explorar cualquier beneficio comercial de un potencial industrial de miles de millones de dólares, que incluye la investigación y el desarrollo, así como la fabricación de productos de la marihuana médica”. Aunque no son vinculantes, estas recomendaciones serán fundamentales para las decisiones futuras que adopte el bloque, integrado por 15 naciones del Caribe, la mayoría de ellas, insulares.

El tema, de momento, divide a las Antillas:

> el primer ministro de San Kits y Nevis, el médico Denzil Douglas, se opone con firmeza a la idea y asegura que el consumo de cannabis “puede desencadenar enfermedades mentales”,

> mientras que el Gobierno de Jamaica ha anunciado este 24/02 que no terminará el año sin que el Estado apruebe la despenalización del consumo y porte en pequeñas cantidades.

> El primer ministro de San Vicente y las Granadinas y actual presidente pro témpore de la Caricom, Ralph Gonsalves, es uno de los líderes de la región que apoya la reforma con más vehemencia y fue él quien propuso a sus vecinos abrir el debate. “Mientras más esperemos para considerar seriamente este asunto, más rezagados estaremos en la inevitable legitimación global de la marihuana médica. Al final, nuestro Caribe consumirá los productos médicos, cosméticos y demás derivados de la marihuana legalmente cultivada y producida en Estados Unidos”, escribió Gonsalves en una carta dirigida a la Secretaría General del grupo, en septiembre de 2013.
[ pagebreak ]

Expertos dijeron que el Caribe ya ha construido una ventaja competitiva con el cultivo de marihuana, indicando que investigadores jamaicanos habían establecido una compañía que produce productos terapéuticos y cosméticos derivados de esa planta.

"La región podría entonces desear explorar cualquier beneficio comercial de una industrial con un potencial de miles de millones de dólares incluida la investigación y desarrollo y además la producción de productos medicinales de marihuana", informó el reporte.

Activistas en Jamaica, Santa Lucía y otras islas han presionado para legalizar el uso de la marihuana, pero muchos residentes en el Caribe aún la consideran una droga peligrosa. La posesión de marihuana puede significar penas de cárcel y multas fuertes en toda la región.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario