ESCÁNDALO EN USA

Encuentren a Snowden: Obama contra las cuerdas

Un joven de 29 años, Edward Snowden, subcontratado de la CIA para sus servicios de espionaje informático, ha dejado en estado de shock a toda la clase dirigente, no solo a la Casa Blanca, sino al resto de la Administración y hasta al Congreso. El Gobierno se ha limitado a una breve nota del Director de Inteligencia Nacional anunciando una investigación sobre lo sucedido, sin más detalles sobre su alcance o intenciones. Pero ahora, además, no se sabe dónde está Snowden.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El estadounidense Edward Snowden, que se declaró autor de la filtración sobre la vigilancia secreta de las telecomunicaciones de millones de usuarios efectuada por la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA) de USA, ha dejado el hotel de Hong Kong donde estaba y se desconoce su paradero. 
 
The Washington Post, matutino que junto al británico The Guardian recibió la filtración de Snowden, informó que, según una recepcionista, el extécnico de la CIA abandonó el hotel Mira, de Hong Kong. 
 
(Ya que se mencionó a ambos diarios, también hay que darle su mérito a Glenn Greenwald, abogado, defensor de los derechos civiles y escritor de un blog en el The Guardian, quien desde 2012 denuncia la amenaza autoritaria que acecha a internet).
 
El Departamento de Justicia de USA ha abierto una investigación sobre Snowden y si se le imputan cargos podría reclamar su extradición a Hong Kong en virtud de un tratado bilateral en vigor.
 
Pero también las autoridades chinas pueden estar muy interesadas en hablar con Snowden, quien a su vez podría intentar 'borrarse' del escenario tal como ingresó ya que siempre dijo que no quería convertirse en el eje del escándalo sino que el protagonismo era para su denuncia en sí mismo: cómo USA espía a sus ciudadanos.
 
En una entrevista con The Washington Post, Snowden reveló que tenía la intención de pedir asilo "a cualquier país que crea en la libertad de expresión y se oponga a que la privacidad global sea la víctima". 
 
Él había mencionado Islandia como un destino posible, por la histórica defensa de la internet que hay en ese país insular pero ¿es posible que un especialista en inteligencia anunciara ese destino con tanta anticipación, o solamente fue un 'buscapié' para entretener?
 
¿Intentaría USA secuestrar a Snowden en Hong Kong, tal como él dijo temer? Es muy difícil para USA operar abiertamente en un territorio que, en definitiva, es supervisado por China.
 
Snowden reveló, voluntariamente, que él fue la fuente de The Guardian y The Washington Post, diarios que divulgaron la existencia de 2 programas de espionaje que permiten consultar a diario registros de llamadas telefónicas en millones de ciudadanos en USA y extraer información de servidores de los gigantes de internet como Facebook o Google para vigilar a estadounidenses que la National Security Agency (NSA) considera que, por algún motivo, deben ser espiados.
 
Ron Paul es el único vínculo político que se le conoce al joven Snowden.
 
Según The Washington Post, en 2012 él aportó US$ 250 a la campaña presidencial de Ron Paul, un congresista republicano libertario (ideas que promovió Ayn Rand en su tiempo), que participó en las primarias del Partido Republicano con un programa radicalmente antiEstado. 
 
El hijo de Ron Paul, Rand Paul, también congresista republicano, ha anunciado su intención de querellarse contra el Gobierno por los programas descubiertos por Snowden.
 
Obama
 
Obama, a la defensiva desde que se conocieron a final de la pa
[ pagebreak ]
 
> actuar contra Snowden, intentando su captura y procesamiento, algo que supondría iniciar una guerra contra quien puede ser pronto reconocido como un héroe por la opinión pública estadounidense; o
 
> pasar por alto una filtración de semejante relevancia, una opción no viable.
 
Ya rotulado como un mero continuista de la política de segirodad de su antecesor, George W. Bush, Barack Obama puede complicar aún más su posición: él puede ser
 
> el perseguidor de un paladín por la transparencia (Snowden) o 
 
> el negligente mandatario al que se escapan impunemente los secretos de Estado.
 
Booz Allen
 
En la autopista que conecta el Aeropuerto de Dulles con la ciudad de Washington DC se encuentra un complejo, nada más dejar el aeropuerto: Booz Allen Hamilton.
 
El 67% de la empresa está controlado por el fondo de capital riesgo Carlyle, al que Michael Moore machaca sin piedad en su documental 'Farenheit 911'.
 
Carlyle, cuyas oficinas están en el barrio de Georgetown, en Washington DC, está dirigido por el multimillonario y filántropo David Rubenstein (ex asesor de James Carter), quien paga la mitad de la reconstrucción del monumento a Washington, que resultó dañado en el terremoto de 2011. Entre sus directivos e inversores, en el pasado, están George Bush 'padre'; la familia Bin Laden; el ex 1er. ministro conservador británico John Major; y el ex secretario de Defensa estadounidense Frank Carlucci.
 
El monto mínimo para participar de Carlyle es de US$ 20 millones.
 
Carlyle compró Booz Allen por US$ 910 millones en 2010. Ahora, a pesar de la caída del valor de las acciones tras este escándalo, esa participación vale US$ 1.660 millones. El 'free float' —es decir, las acciones que cotizan en Bolsa— es del 30%. Y los títulos se habían apreciado +50% desde marzo.
 
Booz Allen Hamilton es rentable, y ha aumentado su facturación en +60% en 2 años. Pero, para satisfacer a sus accionistas, se suele endeudar y, con el dinero que obtiene, paga dividendos a Carlyle. 
 
En total, según la revista 'Forbes', Bozz Allen Hamilton ha pagado en dividendos a su principal accionista, Carlyle, US$ 1.179 millones en 3 años. 
 
Así pues, Carlyle ha ganado, entre apreciación de la acción y dividendos, tres veces lo que invirtió en Booz Allen Hamilton.
 
Booz Allen Hamilton es una empresa muy vieja, fundada en 1914, por Edwin Booze, como una consultora de management, especializada en asesorar a empresas acerca de cómo deben mejorar sus procesos y actividades para ser más productivas. 
 
En la Defensa resulta que en 1940 ya estaba asesorando a la US Navy acerca de cómo combatir en el caso de que el país se viera involucrado en la 2da. Guerra Mundial. 
[ pagebreak ]
 
Pero desde el 11-S incrementó notablemente su implicación con el Estado.
 
Público & privado
 
James Woolsey, ex director de la CIA con William Clinton, fue vicepresidente de Booz Allen. 
 
Ahora, ese cargo lo ocupa Mike McConnell, ex director Nacional de Inteligencia, quien coordinó las 50 agencias de espionaje de USA, con un presupuesto anual de US$ 80.000 millones. 
 
¿Y el actual Director Nacional de Inteligencia, el teniente general retirado James Clapper? Él también fue directivo de Booz Allen, empresa que representa el vínculo entre Estado y sector privado, los contratistas del Pentágono o de la NSA o de lo que fuere.
 
Un ejemplo es el propio Edward Snowden: ex técnico de la CIA reconvertido, a cambio de un sueldo mayor, en empleado de Booz Allen, ganador de contratos que no se adjudican por concurso público, sino 'a dedo'. 
 
Los Estados cada día necesitan más el apoyo de empresas privadas para gestionar sus burocracias y sus servicios técnicos. También su inteligencia y contrainteligencia.
 
Con George W. Bush y Richard Cheney corrieron tiempo de 'PPP', o sea, 'public-private partnership' ('asociación público-privada'). En everdad, ese 'PPP' ya había comenzado con Clinton.
 
Booz ganó un contrato para modernizar la Hacienda estadounidense. 
 
Luego, con Bush, su relación con el Estado empezó a estrecharse. También la de Halliburton, la empresa que había gerenciado Cheney, quien la especializó en prestar servicios logísticos a las Fuerzas Armadas.
 
¿Extradición?
 
Ahora que el escándalo 'explotó', la NSA ha solicitado una investigación penal sobre la filtración de lo que era un secreto de Estado, y el Departamento de Justicia dijo que estaba en el inicio de una investigación penal, que apunta a Snowden. 
 
USA y Hong Kong firmaron su tratado de extradición en 1996, 1 año antes de que la excolonia británica fuera devuelta a China. Permite el intercambio de supuestos delincuentes en un proceso formal que también puede implicar al Gobierno chino.
 
El tratado entró en vigor en 1998 y establece que las autoridades de Hong Kong pueden retener a Snowden durante 60 días, mientras Washington DC prepara una petición formal de extradición. 
 
Algunos abogados con experiencia en extradiciones dijeron que sería un reto para Snowden evadir el tratado si el Gobierno de USA decide juzgarle.
 
"No van a poner en riesgo su relación con Estados Unidos por el señor Snowden, y muy pocas personas han hallado que tienen el poder de persuadir a otro país de salirse de su camino por ellos" dijo Robert Anello, abogado de Nueva York que ha gestionado casos de extradición pero que no entiende nada de la ciberguerra planetaria en curso.
[ pagebreak ]
 
Es cierto que bajo la Orden de Delincuentes Fugitivos de Hong Kong, Beijing puede emitir una "instrucción" al líder de la ciudad de asumir o no acciones sobre extradiciones cuando los intereses de China "en materia de defensa o asuntos exteriores quedarían significativamente afectados".
 
China, no obstante, tiene responsabilidad sobre asunto de defensa y asuntos exteriores de Hong Kong, y ha ejercido una influencia sobre las esferas políticas, financieras, legales y académicas del núcleo financiero.
 
"Nunca hemos visto al Gobierno chino interferir en este tipo de decisiones antes", dijo Patricia Ho, abogado de Daly & Associates en Hong Kong, otra que tampoco entiende de qué trata esto.
 
11-S
 
El 11/09/2001 ocurrió el gran ataque contra USA de Al Qaeda con aviones aerocomerciales secuestrados.
 
Guerra antiterrorista declarada por Bush, y Bozz Allen estuvo bien ubicada para aprovechar la situación. Tenía contactos, experiencia y tecnología. 
 
En 2012, Deloitte compró muy barato Monitor, otra empresa famosa por el número de ex espías que emplea, que acababa de suspender pagos. 
 
En 2010, la aseguradora Altegrity adquirió Kroll, especializada en inteligencia empresaria.
 
Pero Booz Allen Hamilton iba delante de muchos. 
 
El 'boom' de los contratos gubernamentales fue tal que en 2008, la empresa se partió en 2 ('spin off'):
 
por un lado, la parte dedicada a consultoría empresarial, la más pequeña, y se denomina Booz & Company;
 
> por otra parte, Booz Allen Hamilton, el 'complejo militar-industrial' del siglo 21.
 
En un comunicado, Booz Allen Hamilton confirmó que Snowden había sido su empleado por menos de 3 meses.
 
"Si es cierto, esta acción representa una grave violación del código de conducta y de los valores fundamentales de nuestra compañía", señala el comunicado.
 
El principal funcionario de inteligencia de USA, James Clapper, calificó la filtración como si "literalmente te destriparan".
 
"Espero que seamos capaces de localizar quién está haciendo esto porque es extremadamente dañino y afecta la seguridad del país", indicó el funcionario en conversación con NBC News.
 
Ahora ya lo sabe. ¿Qué hará al respecto?

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario