ANTES DEL TEDEUM

El 'palito' del arzobispo a la oportunista Cristina

El arzobispo Agustín Radrizzani, quien mañana (25/05) presidirá el tedeum en la Basílica de Luján del que participará Cristina Fernández -quien, oportunista, se ha vuelto más papista que el Papa tras la designación de Jorge Bergoglio- advirtió sobre la "preocupación" de la Iglesia Católica por el crecimiento de la desocupación. "Lo que más preocupa es la proyección a futuro", aseguró. Además, lanzó: "nosotros soñamos con una Argentina más fraterna, más dialogante".

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Un día antes de presidir el tedeum en la Basílica de Luján del que participará Cristina Fernández, el arzobispo Agustín Radrizzani expresó este viernes (24/05) su preocupación por el alto desempleo en la Argentina. Estas declaraciones seguramente no caerán simpáticas en la Casa Rosada.
 
Radrizzani señaló que "las últimas estadísticas dicen que creció levemente la desocupación. Y eso nos preocupa. Lo que más preocupa es la proyección a futuro".
 
El religioso, que presidirá mañana el tedeum oficial por el aniversario de la Revolución de Mayo en Luján, con la asistencia de la Presidente -que oportunistamente retorna a Luján (ver notas relacionadas)-, afirmó que "lo fundamental para sostener una democracia válida es la independencia de poderes".
 
Recordemos que tal como anticipó Urgente24, Cristina Fernández asistirá mañana, 25 de mayo, a la celebración del tedeum en la basílica de Nuestra Señora de Luján, a donde llevará una de las banderas que flameó en las Islas Malvinas en 1966 y un pesebre donado por el Vaticano. Oportunista, Cristina no sólo se ha vuelto más papista que el Papa tras la designación de Jorge Bergoglio, sino que además utilizará el tedeum como puntapié inicial para comenzar una campaña en un año más que complicado para el Gobierno.
 
"Con educación se puede combatir la inseguridad y con fuentes de trabajo se puede combatir la desocupación", remarcó Radrizzani, quien además afirmó que "el problema es que no sé hasta dónde los que intervienen en el mundo político y social quieren caminar juntos".
 
El arzobispo dijo no dudar que "el año que viene irá a la Catedral porteña" la Presidente, al tiempo que afirmó que "nosotros soñamos con una Argentina más fraterna, más dialogante, en la que se deje de lado lo que nos divide y se busque mucho más lo que nos une".
 
Al respecto, criticó que "cada uno permanece firme en su posición, en creerse depositario de la verdad" y advirtió que "vivir abroquelados con la convicción de que uno tiene la verdad arruina los caminos del diálogo".
 
"Las sociedades más desarrolladas tienen muy pocos partidos políticos y se agrupan en torno a ellos. Nosotros tenemos una multitud de manifestaciones políticas. Eso hace muy difícil poder caminar juntos", consideró.
 
Sobre la relación del Gobierno con la Iglesia, admitió que "se ha beneficiado con la elección del Papa Francisco" y recordó que "la primera persona a la que recibió fue a la Presidenta. Eso aceitó las relaciones, lo cual no deja de ver las luces y las sombras".
 
Por último, sobre supuestos manejos de la Justicia, sostuvo que "la cosa viene infectada por intereses políticos de parte del oficialismo y de la oposición. Muchos ámbitos están enfermos por intereses".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario