CORRUPCIÓN K

Además de la IGJ, Intercargo es otra corrupta caja de La Cámpora

Ya resulta inocultable la corrupción en la Inspección General de Justicia, que depende, curiosamente del Ministerio de Justicia de la Nación. Solamente queda por determinar si todo eso ocurre con conocimiento o no de Luis Rodolfo Tailhade, su titular. Pero la IGJ es un reducto de La Cámpora que exhibe un lado muy oscuro de esa agrupación. Con Intercargo ocurre una situación similar. Cristina Fernández de Kirchner pierde sufragios a diarios con militontos como esos.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Los jóvenes de La Cámpora son bien kirchneristas: les fascina el dinero, acumularlo, probablemente olerlo como a Néstor Kirchner. Los jóvenes de La Cámpora tienen como una ideología, la acumulación monetaria, igual que los K.
 
Hay pruebas a diario del derroche de recursos del Estado que promueve La Campora, por ejemplo desde Aerolíneas Argentinas.
 
Hay pruebas a diario de la corrupción que promueve La Cámpora, por ejemplo en la Inspección General de Justicia de la Nación.
 
Hay pruebas a diario de la pasión por controlar 'la caja' que promueve La Cámpora, por ejemplo en la manipulación de la empresa Intercargo, hoy día a cargo de María Emilia García, militante de 29 años designada por Axel Kicillof, quien antes fue gerente general de Aerolíneas Argentinas, con quien LAN compite a diario.
 
Si bien LAN reanudó hoy (sábado 18/05) a las 8:00 su actividad tras el conflicto con la empresa estatal Intercargo, que había suspendido los servicios imprescindibles de manga, transporte de pasajeros y de equipaje a raíz de un litigio por deudas impagas, impera la 'calma chicha'.
 
En un comunicado, LAN lamentó "profundamente los inconvenientes ocasionados por una situación ajena a la empresa".
 
El viernes 17/05, el juez federal civil y comercial Alejandro Saint Genet le había ordenado a Intercargo que respetara la cautelar que había dictado su colega Francisco De Asis Soto en abril y decidió denunciar penalmente a los responsables de la empresa pública y cobrarles una multa. 
 
Pero Intercargo, compañía estatal, desoyó la orden y no sólo no restituyó sus servicios, sino que retiró todas sus prestaciones, con lo cual la aerolínea se vio obligada a suspender sus vuelos a partir de las 18:00, lo que implicó la cancelación de 13 salidas desde Aeroparque y 5 desde Ezeiza.
 
"La operación había sido cancelada durante el día de ayer debido a que no contábamos con los servicios de Intercargo que nos proveía de: los servicios de rampa en los aeropuertos argentinos, lo que incluye la carga y descarga de equipaje y carga en los aviones, la asignación de mangas telescópicas para el ascenso y descenso de los pasajeros y la limpieza de las aeronaves en tierra, entre otras responsabilidades", explicó la empresa LA en el escrito.
 
LAN e Intercargo firmaron un contrato por el servicio el 09/05/2012 con vigencia hasta el 31 de marzo de 2014 por un canon mensual de US$ 2.700.000 mensuales para los servicios de atención a las aeronaves en tierra.
 
Eso incluye la carga y descarga de equipajes y carga, la asignación de las mangas telescópicas para el ascenso y descenso de los pasajeros y la limpieza de las aeronaves, entre otros ítems.
 
A pesar de que Intercargo se llevaba US$ 32.400.000 por año, tras la intervención del Gobierno en la firma (en diciembre de 2012 ante el “riesgo en la prestación del servicio”) y el ingreso de La Cámpora, su interventora, María Emilia García, le pidió a LAN un adicional de US$ 18 millones para seguir cumpliendo con ese contrato.
 
Ante la negativa de la empresa a abonar ese millonario suplemento, el 27/03 Intercargo le retiró el servicio de manga en Ezeiza y Aeroparque. LAN acudió a la justicia, denunció la violación del contrato y obtuvo un fallo favorable, a través de una medida cautelar dictada por el Juzgado Nacional de 1ra. Instancia en lo Civil y Comercial Federal número 4, Francisco de Asís Soto.
 
La cautelar ordenó a Intercargo que “restablezca inmediatamente el servicio de mangas que fuera suspendido el día 27/03/2013”, que “mantenga la prestación del servicio hasta tanto se dicte la sentencia definitiva”, y que cumpla la prestación del servicio “de la misma manera y en los mismos términos del contrato de servicios que vincula a las partes”.
 
Los de La Cámpora cumplieron la resolución judicial, 7 días después de ser notificados y en forma parcial, ya que solo devolvió los servicios de mangas en Ezeiza.
 
El 04/05, otra vez Intercargo dispuso reducir las prestaciones a LAN en Aeroparque y otras plazas del interior del país. Según fuentes del sector, este hecho ha producido demoras en 140 vuelos y perjudicado alrededor de 16.200 pasajeros.
 
Pero eso no fue todo. El viernes 17/05, LAN recibió una nueva advertencia de Intercargo en la que ratificaron que si no pagaba los US$ 18 millones que le piden fuera de contrato se le iban a cortar todos los servicios otra vez.
[ pagebreak ]
 
La línea aérea, gran competidora de Aerolíneas Argentinas (gerenciada por La Cámpora), acudió otra vez a la Justicia, donde el juez Alejandro Saint Genez emitió una medida de no innovar, instó a Intercargo a prestar los servicios, dispuso una multa diaria a la empresa y pasó el expediente a sede penal.
 
En el sector ven al conflicto como una nueva avanzada del Gobierno contra LAN y hablan de desacato, ya que al estar intervenida Intercargo, es el propio Estado el que está incumpliendo el fallo de la Justicia.
 
“Sin el servicio de la empresa, los aviones de LAN no podrían despegar”, explicaron. No se equivocaban. Ese pronóstico de hace algunas horas se convirtió en una realidad que afecta a todos los vuelos de LAN en el país.
 
Intercargo es una compañía estatal cuyas acciones están en manos de los ministerios de Defensa y Economía, que presta servicios handling, es decir se encarga de subir y bajar los equipajes de los pasajeros y de colocar las mangas por las que los pasajeros entran y salen de los aviones.  
 
En noviembre de 2012, Kicillof se amparó en el Decreto N°1.278/12, e intervino la empresa argumentando que “se han detectado diversas situaciones societarias que obstaculizan su normal preceder y conllevan peligros serios e inminentes que ponen en riesgo la prestación de los servicios”.
 
Kicillof designó como interventor a Juan de Dios Cincunegui, un polista que había ganando espacio en Aerolíneas Argentinas hasta llegar a la vicepresidencia. 
 
Pero Cincunegui fue despedido en febrero de 2013 por Cristina Fernández de Kirchner tras quedar involucrado en una estafa de más de $ 360 millones, en una investigación de la relación entre una asociación de defensa de consumidores y 6 bancos, que denunció la misma Presidenta en un discurso.
 
La salida de Cincunegui significó el ingreso de María Cecilia García, también de La Cámpora, que busca obtener fondos para reducir el gigantesco déficit que tiene Aerolíneas Argentinas. 
 
Intercargo es un monopolio en la Argentina, puesto que el Gobierno no autoriza a ninguna otra compañía de handling para que brinde sus servicios en los aeropuertos del país. En todo el continente, los únicos países que tienen monopolio en el servicio de traslado de valijas y de mangas son Thaití, República Dominicana y Uruguay, a causa de que tienen un tráfico aéreo considerablemente menor al de la Argentina y entonces no funcionaría una iniciativa privada.
 
Venezuela y Bolivia, por ejemplo, tienen 3 empresas de handling. 
 
Brasil y Ecuador tienen 4 cada una. 
 
Pero La Cámpora se aferra a un negocio que viene de los días de Alfredo Yabrán.
 
La legislación de la comunidad económica europea indica que debe haber al menos 2 prestadores de servicio de rampa por aeropuerto. A esto se suma que el costo por pasada de Intercargo es el más alto del continente. Por cada servicio de rampa, la empresa que maneja La Cámpora cobra US$ 1.378. En Miami se cobran US$ 769 y en Sao Paulo US$ 383.
 
En este contexto, para aprovechar el monopolio, Kicillof le exigió a LAN que pasara de pagar los US$ 2,7 millones por mes que estipulaba el contrato que tiene hasta marzo de 2014 (US$ 32 millones por año), a que pagara US$ 50 millones por año.  
 
LAN le propuso al Gobierno la utilización de su propia compañía de handling. Pero desde el Gobierno recordaron que Intercargo es la única empresa habilitada. Ante esta negativa, LAN fue a la justicia y consiguió un amparo de un juez del fuero Civil y Comercial. El juez obligó a Intercargo a brindarle el servicio a LAN. Pero los funcionarios de La Cámpora desoyeron al juez, que terminó advirtiéndoles que los denunciaría penalmente.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario