FINAL COPA DEL REY

'Cholo', nuevo Rey: Atlético le ganó (2-1) en la prórroga al Madrid

El equipo 'colchonero' que comanda el 'Cholo' Simeone derrotó 2-1 al Real Madrid y se quedó con la Copa del Rey. Con este resultado, los blancos hacen 'sapo' en todo lo que jugaron y de este modo José Mourinho se despide vacío de logros en la temporada. Paradojicamente, Atlético, jugó la final en su estadio talismán, un lugar en el que conquistó 8 de las 10 Copas del Rey con las que ahora cuenta. En cambio, Real Madrid sólo ganó 3 de las 13 finales que disputó (contando la de hoy) en su propio campo, el Bernabéu. Los goles del partido para el ganador los marcaron los brasileños Costa y Miranda, mientras que Ronaldo, también expulsado, se anotó en la red para el Madrid

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Luego del fracaso en la Liga de Campeones y de ceder también la Liga local a manos de Barcelona, Morurinho necesitaba el título para maquillar una temporada donde se rompió la relación con el plantel y los simpatizantes "merengues".

Los enfrentamientos personales con los referentes del vestuario, más precisamente con el arquero y capitán Iker Casillas y el defensor Pepe, condicionaban el futuro del portugués, que con el Madrid ganó una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa de España.
 
Los "colchoneros" llegaron a la cita con la intención de cortar la racha de 14 años sin alegrías ante su poderoso vecino, al cual no vencía desde el 30 de octubre de 1999 cuando, desde entonces, habían disputado 25 derbis sin triunfos del Atlético.
 
Asimismo, los del Cholo intentaban frenar la maldición de 17 años sin ganar la Copa, la última en 1996, con Simeone como jugador, venciendo a Barcelona por 1-0 en la final, luego de perder sus últimas 3 finales.
 
Simeone se convirtió en especialista en partidos definitorios, con 2 jugadas y 2 ganadas durante 2012, y en ambas no partía como favorito.
 
Venció a Athletic de Bilbao, dirigido por Marcelo Bielsa, por 3-0 en la Liga de Europa y a Chelsea inglés en la Supercopa continental, por 4-1. Y hoy, se dio el gusto de 'tumbar' al Real Madrid en una final de la Copa del Rey. 
 
Paradójicamente, Atlético de Madrid jugó la final en su estadio talismán, un lugar en el que conquistó 8 de las 10 Copas del Rey con las que ahora cuenta. En cambio, Real Madrid sólo ganó 3 de las 13 finales que disputó (contando la de hoy) en su propio campo, el Bernabéu.
 
El partido: 
 
El dueño de casa golpeó primero, a los 14' de juego, con un cabezazo perfecto de Cristiano Ronaldo tras un tiro de esquina desde la derecha. El portugués se elevó en el aire y, con un frentazo, acomodó el balón en el segundo palo de Thibaut Courtois.
 
La respuesta del conjunto del Cholo llegó a los 35', con un zurdazo cruzado de Diego Costa. La acción previa fue toda de Radamel Falcao, quien se sacó a varios rivales de encima y le puso un pase preciso al delantero, que venció la resistencia de Diego López.
 
La primera parte fue sólo eso y un remate de Mesut Ozil que se estrelló en el palo. Los dos equipos intentaron presionar bien arriba e impedir que el contrincante tuviera espacios para la contra, pero redondearon 45' de mucha lucha y fricción.
 
En el complemento, el Colchonero aguantó como pudo y tuvo algo de fortuna para que la historia derivara en el alargue. La jugada más increíble fue un disparo de Karim Benzema al poste, la definición de Ozil en el rebote y el rechazo sobre la línea de Juanfran. Ligó un poco el Atlético también y es justo decirlo. 
 
Todavía quedaba un tiro en el palo de Cristiano Ronaldo, con un tiro libre sutil que pasó por debajo de la barrera. El cierre de los 90 reglamentarios fueron muy calientes, con la expulsión de Mourinho por protestar y dos equipos que dejaron todas sus fuerzas.
 
Para el arranque del primer tiempo del alargue ingresaron Angel Di María y Gonzalo Higuaín, quienes habían arrancado en el banco, y hasta ese momento ninguno de los dos entrenadores había realizado modificaciones hasta ese momento. En la visita, Daniel Díaz fue suplente.
 
Sin embargo, los resultados llegaron para Atlético Madrid con un cabezazo de Miranda a los 8'  y tras un corner desde la derecha. El tiro de esquina había sido servido por Diego López, con una doble atajada -la segunda corrigió un error suyo de la primera- a Diego Costa.
 
Para ponerle más emoción a la final, Courtois tuvo dos intervenciones brillantes. La primera, frente a un media vuelta de Higuaín y ya en el la segunda etapa le atajó una pelota sensacional a Ozil, quien había definido casi con el arco a su disposición.
 
Ya casi sobre la hora, Cristiano Ronaldo se fue expulsado por una patada sin pelota contra Gabi, quien luego también vería la roja. Para ese entonces, el Santiago Bernabéu ya era una caldera: protestas de todos lados, piernas fuertes dentro de la cancha y delirio por parte de la multitud que se hizo presente.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario