AISLAMIENTO DIPLOMÁTICO

Maduro encontró frío en Dilma... y un revés en la CIDH

Nicolás Maduro Moros no es Hugo Chávez Frías pero en vez de buscar una identidad propia, intenta imitar al fallecido ex Presidente. El resultado no es bueno. Chávez dejó fundida a Venezuela. Maduro tiene que salir desesperado a buscar alimentos. Es un dato insoslayable. Más allá de su carisma, Chávez fue el peor administrador en muchos años que tuvo Venezuela, y Maduro se esfuerza por imitarlo. Patético. Con Dilma Rousseff no le fue tan bien, y con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que depende de la Organización de Estados Americanos, mucho peor...

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El diario O Estado, de S. Paulo, había anticipado el escenario, en un comentario editorial:

"(...)  El modelo de democracia que existe en Venezuela, a expensas de las victorias electorales sucesivas, perdió lozanía al “empatar” la última elección, y exponer con sus mentiras y medias palabras, el carácter autoritario de la “revolución bolivariana”.

Ya no hay una figura carismática como Hugo Chávez, incluso en la forma de un pájaro, capaz de hacerle creer a los venezolanos que el país en que viven, con toda su violencia, la corrupción y el hambre, es el paraíso socialista en la tierra.

Quedaban al final sólo los tenientes mediocres del señor de la guerra, que sólo garantizan desde el poder manipular el fallo de todas las instituciones de la república, una ubicua máquina montada para intimidar a cualquier forma de oposición.

Es por ello que, a pesar de las sospechas justificadas de la oposición acerca de la imparcialidad de la elección, Maduro, el heredero de Chávez, se hace cargo y sin ningún tipo de resistencia legal que se le oponga.

Cuando la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Luisa Morales, acusó al derrotado candidato Henrique Capriles de “engañar” a los venezolanos por ejercer su derecho a solicitar un recuento, es porque ya la venezolana no es una verdadera democracia -si es que bajo el chavismo la hubo algún día.

En el Consejo Nacional Electoral (CNE), la farsa fue completa. En un tiempo récord, se proclamó ganador Maduro, a pesar de las reticencias del único de sus miembros que no es de Chávez, Vicente Díaz, que había defendido el recuento. (...)".

Juan Arias, corresponsal del diario El País, de Madrid, lo corroboró:

"El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en su rápido viaje a Brasilia, donde fue recibido con todos los protocolos de Jefe de Estado, pero sin entusiasmo de la población, pidió a la mandataria Dilma Rousseff, en sus dos horas de conversación en el Palacio del Planalto, una ayuda urgente, con carácter de emergencia, de productos alimentarios para abastecer a su país. Junto a esa petición de alimentos, el líder venezolano pidió también ayuda a Brasil para desarrollar una “revolución agrícola” en Venezuela. Por último lanzó al gobierno Rousseff un S.O.S para que Venezuela pueda enfrentar la actual crisis energética que lleva provocando apagones en el país.

Después del encuentro con Dilma, el presidente venezolano tuvo una reunión con los ministros de Agricultura de Brasil y Venezuela para concretar de qué tipos de alimentos Brasil debería proveer  a los venezolanos. Entre otros figuran como más urgentes, azúcar, aceite, harina de maíz y leche.

Maduro acusó a los opositores de su gobierno de esconder dichos alimentos.

Ante la evidencia, por lo que se refiere a la falta de energía, que no tendría por qué faltar en Venezuela, el asesor de la Presidencia de la República de Brasil para Asuntos Internacionales, Marco Aurélio García, quiso puntualizar: “Venezuela tiene gas, tiene petroleo, no debería sufrir falta de abastecimiento de energía” y añadió, “Los problemas que están ocurriendo en aquel país debe ser más bien debidos a la distribución y a la manutención de equipamientos”. (...)".

Para nada fue similar la entrevista entre Maduro y Dilma, respecto de la reunión previa entre Maduro y Luiz Inácio Lula da Silva.

El cada vez más sospechado de corrupto ex Presidente, que llegó a realizar un video pidiendo sufragios para Maduro, visitó la embajada de Venezuela en Brasil, y el encuentro se extendió por casi 2 horas, las que Dilma estuvo esperando para la ceremonia oficial y que hizo ironizar al diario Folha de São Paulo acerca de que Maduro había secuestrado a Lula.
[ pagebreak ]

Después del encuentro con el exPresidente brasileño, a quién llamó "padre", mientras él se apellidaba “hijo de Chávez”, Maduro explicó: “Hoy hemos encontrado al compañero Lula que nos ha dado un baño de sabiduría. Pasó una hora dándonos consejos sacados de su experiencia. Nosotros vemos a Lula como a un padre. El padre de los hombres y mujeres de izquierdas. Es una suerte enorme poder tenerlo”.

¿Cuáles habrán sido los consejos que le brindó Lula?

Mientras tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington DC, instó al Estado venezolano a adoptar "de manera urgente" todas las medidas que sean necesarias a fin de "garantizar los derechos a la vida y a la integridad personal", así como los derechos políticos, el derecho de reunión y los derechos a la libertad de asociación y libertad de expresión.

El organismo encargado de velar por el respeto a los derechos humanos en América indicó que, tras conocer los hechos de violencia que sucedieron después de las elecciones del 14/04, se puso en contacto con el Gobierno de Venezuela para solicitar información sobre ellos.

Específicamente, la comisión pidió datos sobre las personas fallecidas y las investigaciones llevadas a cabo a este respecto, sobre las detenciones realizadas y su base legal, sobre la situación de salud de las personas detenidas, el uso de la fuerza en las manifestaciones, las agresiones a periodistas y las garantías laborales para evitar cualquier tipo de represalia por el ejercicio de la libertad de expresión.

Según la CIDH, Venezuela confirmó la muerte de 9 personas y señaló que otras 78 resultaron "lesionadas" durante los disturbios que sucedieron a la jornada electoral, mientras que las organizaciones de la sociedad civil han informado de 13 personas muertas en los hechos de violencia.

En su respuesta, Venezuela citó a la Fiscal General para indicar que "las víctimas eran partidarias del chavismo que fueron atacadas por grupos afectos a la oposición", e informó de que las investigaciones judiciales sobre estos hechos están en curso.

El Estado, sin embargo, no hizo ninguna referencia a las muertes y lesiones que habrían sido consecuencia del presunto uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de la Guardia Nacional, denunciado por las organizaciones de la sociedad civil.

En su comunicado, la CIDH también lamentó que varias personas resultasen heridas por "graves" agresiones sufridas el 30 de abril en la sede de la Asamblea Nacional de Venezuela, en un contexto en el cual el presidente de la Asamblea Nacional habría "negado el uso de la palabra a los congresistas que no reconocieran de viva voz a Nicolás Maduro como Presidente".

Por todo ello, la Comisión llamó al Gobierno a iniciar investigaciones sobre todas las muertes y hechos de violencia reportados, así como a reforzar todas aquellas acciones que garanticen que las investigaciones iniciadas se realicen "de forma diligente e imparcial".

Además, emplazó al Estado venezolano a sancionar a las personas "que resulten responsables de estos hechos", lo cual debe ser determinado "mediante la conducción de juicios con todas las garantías del debido proceso, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario