ANTE LA FALTA DE CANDIDATOS

Vuelven las testimoniales, ¿vuelve el mismo fracaso?

Las candidaturas testimoniales fueron la gran vedette de las elecciones de 2009, las mismas que llevaron al propio Néstor Kirchner a enfrentar una inolvidable derrota. Sin embargo, en el kirchnerismo ya se habla de su regreso: Gabriel Mariotto, Jorge Capitanich y José Alperovich podrían ser algunos casos.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24)  El año 2009 fue el año de las candidaturas llamadas testimoniales, pero también de su gran fracaso. El kirchnerismo que se volcaba de lleno a esa estrategia, sufrió su peor derrota: Néstor Kirchner perdió ante Francisco de Narváez en la populosa provincia de Buenos Aires.

Así y todo, esa jugada podría recobrar fuerza en las parlamentarias de 2013 ante la falta de candidatos fuertes en el oficialismo nacional, según el diario 'Clarín'.

- Gabriel Mariotto dijo “yo sería lo que me pida la Presidenta” y terminó así de dar forma a las jugadas de varios que aceptarían sin chistar la indicación de Cristina Fernández.

- Quién “primereó” en este rubro fue Jorge Capitanich, el gobernador de Chaco: el mandatario provincial jugará como candidato a senador nacional para traccionar votos hacia la boleta del Frente Para la Victoria.

También se sumó el gobernador tucumano, José Alperovich, quien ya ofreció competir, si la Presidenta lo ordena, como candidato nacional más allá de que continuará mandando en su provincia.

En la provincia de Buenos Aires, escenario central de la disputa, Daniel Scioli ya transmitió su mensaje: “Conmigo no cuenten para eso”. Sergio Massa tampoco será de la partida testimonial; aunque el nombre de su mujer, Malena Galmarini de Massa, es analizada como posible cabeza de lista si el intendente de Tigre moviera alguna pieza para diferenciarse y jugar en 2013. Esa posibilidad será analizada este jueves en una reunión con su tropa, en la que la palabra de sus intendentes aliados será la de mayor peso.

Los intendentes del Conurbano, atentos siempre al llamado presidencial y a las obras con fondos que les dedica Julio de Vido- harán sus movimientos también para acrecentar sus acciones. A la cabeza de esta movida están Martín Insaurralde (de Lomas de Zamora) y Fernando Espinoza (de La Matanza).

El intendente de Lomas ha levantado el perfil y tiene en su poder encuestas que le acercaron desde la Casa Rosada con su nivel de conocimiento engordado. Un ejemplo de su valor para la Presidente es que fue el único intendente que participó de la cena con Dilma Rousseff la semana pasada, en Gobierno.

El jefe de La Matanza trabaja con material gráfico y camiones prolijamente ploteados con su imagen, sabedor de que es local en la intendencia más poblada y que allí la pelea será intensa: contra un Francisco de Narváez que hoy registra buenos números y la posibilidad de tener a la gente de Hugo Moyano fiscalizando para el peronismo disidente en la zona matancera.

Ambos están dispuestos a ir en la lista de diputados nacionales, pero sin regalar su territorio. Saben que si salieran de su poltrona municipal, quien pudiera ocupar la silla de jefe comunal inmediatamente empezaría a construir su propia historia. Y eso es lo último que les gustaría, más sabiendo que los referentes de La Cámpora están atentos a copar espacios.

Una muestra de este avance se vivió el viernes pasado, cuando “Unidos y Organizados” desembarcó en Hurlingham, pagos donde el massista Luis Acuña es amo y señor.

Hasta allí se acercaron, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, ministros como Alberto Sileoni (enrolado en Kolina) y la cúpula de La Cámpora con Eduardo “Wado” De Pedro y el regreso al juego fuerte del diputado José Ottavis.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario