EL CASO GOITIA

En Uruguay hablan de otro caso argentino de dinero no declarado

El periódico Diario Perfil había mencionado que el gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, beneficiaba llamativamente a los empresarios Jorge Goitia (en el juego, Casinos del Litoral) y los hermanos Alberto y Juan Castro que armaron una red de farmacias (FarMar). Ahora Goitía aparece en una controversia en Uruguay por la compra del Casino de Paysandú, que ventila el diario El Observador, de Montevideo.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Con el título "Radiografía de la complicidad entre los gobernadores y sus Lázaro Báez", el bisemanario Diario Perfil había identificado en La Pampa, a Omar Ángel Jubete/Jubete Constructora; en Formosa a Pedro Doval Vázque/Industrial y Constructora SA, y Juan Carlos Relats; en Santiago del Estero a Miguel Sarquiz/Mijovi S.A.; en Entre Ríos, a Néstor Iván Szczech/Szczech & Szczech; en Mendoza, a Omar Álvez; en Corrientes, a Jorge Goitía/Casinos del Litoral.
 
 
"(...) Goitia se caracteriza por tener una visión empresarial que lo lleva a invertir en proyectos sustentables, tal es el caso de Casinos del Litoral y varias sedes hoteleras ubicadas en puntos estratégicos de la provincia.
 
A su vez, fue uno de los principales impulsores de la radicación del hipermercado Wal – Mart sobre la Avenida Pujol, un lugar que poco a poco alcanzó gran pujanza desde la instalación de la sucursal de una de las multinacionales más importantes de estos tiempos.
 
(...) "Este tema del Shopping es algo que está resurgiendo en todo el mundo --dijo el empresario--  creo que nosotros necesitábamos hacerlo y para ello hicimos los estudios del caso y advertimos que necesitábamos un ancla como Wal - Mart. Entonces trajimos a Wal-Mart y ahora también lo trajimos a Mc Donald", comentó Goitia con satisfacción. (...)".
 
¿Empresario legal o ilegal? ¿Quién es Goitia? 
 
Uno de sus movimientos más recientes fue la reinauguración del Hotel de Turismo, ubicado en la Costanera de la capital provincial. En forma casi simultánea se comenzó a conocer sobre constantes viajes a Uruguay, donde le fue presentado al presidente José Mujica.
 
Al parecer, Goitia entró en competencia con empresarios uruguayos interesados en no perder negocios en su propio país. Por lo tanto, lo hicieron investigar y ya comenzaron la presión mediática contra Goitia, aprovechando, curiosamente el caso de Lázaro Báez y Leonardo Fariña en la orilla oriental del Río de la Plata.
 
 
La licitación para la construcción de una sala de juegos en el departamento de Paysandú, que la Dirección de Casinos quiere otorgarle a un poderoso empresario argentino, es sospechada de abrir la puerta para que desde la vecina orilla se utilice la plaza local con el objetivo de blanquear dinero.
 
El hombre que se ganó la confianza del organismo que dirige Javier Chá (Nuevo Espacio) se llama Jorge Goitía y logró su objetivo luego de presentar un aval por US$ 7, 7 millones expedido por un banco de las islas Bahamas.
 
Sin embargo, ese dinero no había sido declarado ante el fisco argentino y recién apareció en juego luego de que la dirección de Casinos alertara al empresario de que su patrimonio no bastaba para participar del negocio en el litoral uruguayo.
 
“Esto es una prueba de que en Uruguay se blanquea dinero y que se lo hace con cierto descaro. Porque no son dos empresarios privados los que se arman un negocio. Es un empresario que negocia directamente con el Estado Uruguayo”, dijo a El Observador el diputado Jorge Gandini quien en febrero pasado presentó un pedido de informes al Ministerio de Economía para conocer los detalles del caso.
 
Ese ministerio debe decidir si acepta la recomendación de Casinos para concederle la licitación a Goitía.
 
El hecho tiene algunas similitudes –aunque las personas involucradas son distintas– con las denuncias realizadas por el periodista argentino Jorge Lanata acerca del vínculo entre el expresidente Néstor Kírchner y el empresario Lázaro Báez, y la presunta utilización de la plaza uruguaya para lavar dinero.
 
Lanata informó que Báez reconoció ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que fue en Uruguay donde obtuvo el dinero para capitalizar a su empresa, la constructora Badial SA. Dijo que el dinero lo transportó desde Uruguay en bolsos deportivos, en avión y en un barco de Buquebús.
 
En tanto, el empresario Goitía aparece  mencionado en un reciente informe del diario argentino Perfil en el que se habla de “la complicidad entre los gobernadores argentinos y sus Lázaro Báez”. En el artículo se da cuenta de los empresarios que son beneficiados en las distintas provincias argentinas.
[ pagebreak ]
 
Allí se dice que en Corrientes el gobierno local le está dando una mano a “empresarios con historia” pero “por las diferencias con el kircherismo no se destacan las obras públicas” como parte de los beneficios.
 
“Los empresarios beneficiados por el gobernador están en otros rubros: Jorge Goitía (en el juego) y los hermanos Alberto y Juan Castro que armaron una red de farmacias”, dice la nota de Perfil.
 
Licitación
 
En Uruguay, Goitía pujó en el correr del 2012 para quedarse con la licitación que le permita construir un casino en el departamento de Paysandú. Pero el monto de su patrimonio declarado ante la AFIP argentina no convenció al área financiera de Casinos del Uruguay. 
 
La inversión proyectada para los 15 años de explotación del casino sanducero es de US$ 22, 9 millones. La inversión inicial debe superar los US$ 19,3 millones.
 
Los profesionales dijeron que si bien Goitía declaró  un patrimonio de US$ 40 millones –lo que supera ampliamente el monto de la inversión proyectada– dicho monto “se encuentra compuesto principalmente por acciones y participaciones en otras sociedades de la República Argentina”.
 
“Ello constituye una limitante en cuanto a la liquidéz del accionista o el grado de disponibilidad del patrimonio referido, máxime si tenemos en cuenta las dificultades existentes para acceder al mercado cambiario en la República Argentina”, dice la resolución de Casinos.
 
Pero en mayo de 2012 todo cambió cuando Goitía presentó ante la Dirección de Casinos una carta del Societe Generale Private Banking de Bahamas en la que se  informa que el empresario argentino “dispone libremente de fondos por el monto de US$ 7,7 millones para el caso de ser adjudicatario del proyecto de incorporación de la sala de juego existente al sistema mixto de explotación de complejos turísticos y/o comerciales en la zona urbana de la ciudad de Paysandú”.
 
Este dinero no había sido declarado ante la AFIP argentina que maneja el sistema de renta universal por el cual es obligatorio dar cuenta del dinero que se encuentre depositado o invertido en cualquier parte del mundo.
 
En el documento librado el 23 de julio de 2012, Casinos dice que   con dicha inyección de dinero, los fondos con los que cuenta el empresario argentino “superan los US$ 30 millones, cifra que excede largamente la inversión propuesta y acredita la solvencia y liquidez del oferente”.
 
Por tanto, recomendó al Ministerio de Economía que le otorgue la licitación del casino de Paysandú a la firma Muriler de la cual Goitía tiene el 70% de las acciones y el empresario uruguayo Mario Macri un 30%.
 
Consultado por este negocio en el pedido de informes de Gandini, el ministro Fernando Lorenzo respondió que la carta del banco de Bahamas que le otorga US$ 7 millones a Goitía “no acredita depósitos, sino la disposición de fondos condicionando su uso a la adjudicación de la licitación”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario