CACHEMIRA

Aumentan las tensiones entre India y China

Las tensiones entre China e India por un territorio en Cachemira han elevado los niveles de alarma en la región de Asia Central. Según los informes enviados al Ministerio del Interior indio, la parte china ha adoptado una postura agresiva en el sector de Daulat Beg Oldi (DBO), del distrito de Ladakh de Cachemira, territorio disputado del Himalaya. Las autoridades indias se mantienen optimistas con respecto a una pronta solución del diferendo.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - India afirma que las tropas chinas han reforzado su posición en un territorio en disputa del Himalaya, agravando la tensión fronteriza y amenazando con convertir un problema local en una crisis diplomática.
 
Según los informes enviados al Ministerio del Interior indio, la parte china ha adoptado una postura agresiva en el sector de Daulat Beg Oldi (DBO), del distrito de Ladakh de Cachemira, territorio disputado del Himalaya. 
 
Los documentos señalan que las tropas del Ejército Popular de Liberación se adentraron 19 kilómetros en territorio indio. Allí, aseguran los informes, cerca de 40 soldados chinos han montado cinco tiendas de campaña con una pancarta que dice 'Se encuentra usted en territorio chino' y están recibiendo suministros a través de camiones, agravando la tensión fronteriza entre ambos países.  
 
El martes, oficiales militares chinos e indios se reunieron para tratar de rebajar la tensión surgida entre los dos países debido a la incursión de soldados chinos el 15 de abril en el territorio indio de Ladakh. Tras el encuentro, en el que las partes no alcanzaron ningún acuerdo, la parte india aumentó la vigilancia en la zona empleando vehículos aéreos no tripulados. Además de la información sobre las carpas y los soldados, las imágenes facilitadas por los drones mostraron que las tropas chinas están construyendo una carretera en esa zona. 
 
El ministro de Asuntos Exteriores de India, Salman Khurshid, rechaza como solución la respuesta militar e insiste en que se trata de un problema local que no debería afectar al conjunto de relaciones indio-chinas. Sin embargo, algunos expertos afirman que el problema podría convertirse en una grave crisis diplomática. Además, contradiciendo al ministro Khurshid, el jefe del Ejército indio, el general Bikram Singh, incluye la acción militar como opción para resolver el conflicto.  
 
India y China se enfrentaron en 1962 por el control de Aksai Chin, así como por el estado noreste indio de Arunachal Pradesh. Actualmente India controla la mayor parte de Ladakh, mientras que la región bajo control chino es Aksai Chin, una amplia zona adyacente a Ladakh. Sin embargo, ninguna de las partes parece estar satisfecha con la división actual.
 
Fe india
 
El primer ministro indio, Manmohan Singh, declaró este sábado que el conflicto fronterizo con China, tras una presunta incursión de tropas chinas, se puede resolver, informó la agencia Press Trust of India.
 
"Se trata de un problema localizado, creo que se puede resolver", afirmó Singh, citado por la agencia, en alusión a esa presunta incursión en una zona remota del Himalaya reivindicada por India, en la que el trazado de la frontera es motivo de disputa entre los dos países.
 
Como legado de la guerra fronteriza de 1962, las relaciones bilaterales entre India y China atraviesan sobresaltos por el irresuelto litigio de su frontera común.
 
El pasado viernes, el secretario de Defensa indio, Shashi Kant Sharma, presentó un informe a una comisión parlamentaria en donde informaba sobre el incidente en el que unos soldados chinos avanzaron unos 20 kilómetros dentro del territorio reivindicado por India, consignó la prensa local.
 
Los comentarios del primer ministro, los primeros sobre esta disputa, repiten lo que ya dijeron varios ministros del gobierno indio que intentaron amainar la controversia por la supuesta incursión china en la región oeste de Ladakh, en la Cachemira india (norte), insistiendo en que el tema podía resolverse de manera amistosa. "Tenemos un plan, no queremos acentuar la situación", dijo Singh sin dar más precisiones.
 
Según unos responsables citados en Nueva Delhi, un pelotón de tropas chinas acampó en territorio indio el 15 de abril.
 
El ministro de Relaciones Exteriores indio, Salman Khurshid, anunció esta semana que viajaría a China el 8 de mayo y aseguró que los dos países tienen interés en no permitir que la disputa "destruya" las relaciones bilaterales.
 
Los encuentros de menor rango entre militares de ambos países no han permitido de momento resolver la cuestión.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario