MEDALLAS 'HÉROES DEL TRABAJO'

En el Día del Trabajador, Putin recupera tradición de la ex URSS

Vladimir Putin, en el poder desde el año 2000, intenta reconstruir, desde otro lugar (no desde el Partido Comunista, obviamente un proyecto más personalista y moderno, y menos controversial), lo que fue la ex URSS, tanto en una porción de su territorio como de sus tradiciones. Y en 2013 recuperó la tradición de las medallas "Héroes del Trabajo" (quitándole la palabra "socialista").

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Héroe del Trabajo Socialista era un título honorífico en la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la máxima distinción para progresos excepcionales en la cultura y economía del país. Creado el 27/12/1938 por decreto del Presidium del Soviet Supremo, era entregado por el mismo Presidium, a quienes hubieran contribuido al desarrollo de la industria, agricultura, transporte, tecnología y comercio soviéticos. Sólo el Presidium podía retirarle el título a alguien.
 
A los Héroes del Trabajo Socialista les era otorgada la Orden de Lenin, una de las más altas condecoraciones otorgadas por la Unión Soviética, así como un diploma del Presidium del Soviet Supremo. Con el objeto de distinguir especialmente a los portadores de la distinción, el Presidium introdujo la medalla de oro Hoz y Martillo el 22 de mayo de 1940. Se pasó a entregar entonces la medalla junto con la Orden de Lenin y el diploma correspondiente. La medalla siempre se llevaba sin cinta, al igual que la medalla al Héroe de la Unión Soviética.
 
Si un Héroe del Trabajo Socialista volvía a ser merecedor de la distinción, se le otorgaba una segunda medalla Hoz y Martillo. Adicionalmente, se construía en su ciudad natal, una escultura de su busto en bronce para celebrar la ocasión. 
 
El 01/05/2013, el presidente ruso, Vladimir Putin, revivió aquella tradición soviética de entregar medallas a los "Héroes del Trabajo".
 
En el Día Internacional de los Trabajadores, Putin recuperó la entrega de condecoraciones porque él explicó que Rusia tiene que restaurar su actitud respetuosa hacia el trabajo.
 
A diferencia de 2012, cuando Vladimir Putin encabezó la marcha del gobernante partido Rusia Unida, el Presidente ruso ha celebrado la festividad internacional en San Petersburgo, pero enviando el mensaje de regresar a la tradición soviética de entregar medallas a los “Héroes del Trabajo”.
 
“Debemos proteger la memoria histórica, sentirse orgullosos del pueblo que edificó gran país… pueblo capaz de trabajar sin ahorrar esfuerzos. Tenemos que restablecer el respeto y aumentar el prestigio de las profesiones que constituyen la columna vertebral del país: ingenieros, diseñadores, obreros, granjeros y médicos”, dijo Putin en el acto de entrega de las medallas de oro “Héroe del Trabajo de la Federación Rusa”, celebrado en el Palacio Konstantinovski a las afueras de San Petersburgo.
 
5 personas recibieron este miércoles altas condecoraciones estatales, entre ellas el eminente director de orquesta Valeri Gergiev, el neurocirujano Alexander Konovalov, el agricultor Yuri Konov, el minero Vladimir Melnik y el tornero fresador Konstantín Chumanov.
 
Putin se encuentra muy preocupado con la formación de recursos humanos en la Federación Rusa, que algunos sospechan menos ambiciosa que, por ejemplo, la de China.
 
Se necesitan metas ambiciosas y la base científica para alcanzarlas, había dicho Vladímir Putin al hablar en la sesión del Consejo para la Ciencia y la Educación.
 
Putin dijo que la ciencia rusa cuenta con una importante base y ahora hace falta consolidarse a nivel internacional: "Yo trato de entrevistarme regularmente con las colectividades científicas, con los estudiantes, los posgraduados y he oído en numerosas ocasiones de los propios investigadores que no todo se resuelve con el monto del salario. Pero, reitero que es una cosa básica, sin ella no es posible hacer algo de forma debida. Pero, no lo es todo. La gente necesita metas ambiciosas, esa base científico-técnica, que les permitiera realizar sus ideas creativas más osadas. En ese sentido la situación también está poco a poco mejorando. Así, en los diez años el costo de los principales recursos de las instituciones científicas rusas aumentó aproximadamente 3,5 veces. Mientras que el equipamiento técnico de nuestros investigadores casi se duplicó."
[ pagebreak ]
 
Putin dijo prestarle atención especial a los centros científicos de preparación integral. En 2012 había 253 de esos centros. Pero, se necesita obtener rendimiento del trabajo de esos centros, así como una lista de prioridades, para entender qué objetivos hay que resolver en primer lugar, subrayó el presidente. 
 
En su opinión, también hace falta construir el sistema del análisis objetivo del trabajo de las instituciones científicas: "Quisiera subrayar aquí que se trata del sistema nacional de evaluación objetiva del trabajo de las organizaciones científicas. A la par de la evaluación institucional, se necesita invitar a participar a expertos profesionales. Siendo que el sistema de evaluación debe funcionar también en relación con las instituciones científicas en sus subdivisiones estructurales, departamentos, laboratorios, etcétera. Eso que permitirá concentrar los recursos públicos en aquellos rubros, donde podemos realmente decir una nueva palabra de peso, obtener resultados prometedores, requeridos por nuestra sociedad y por la economía nacional."
 
 
Lo dijo en el Instituto de Física Nuclear Borís Konstantínov de San Petersburgo, en Gátchina, el centro de investigación más importante en el área de física nuclear. Uno de los proyectos más importantes del instituto es el reactor del complejo de investigación de haces de neutrones. Sobre su base ahora se está creando el Centro Internacional de Estudios de Neutrones, al que se refirió Vladímir Putin. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario