CEAMSE

De la Torre, 2 años y medio antes...

Joaquín De la Torre fue el alcalde pionero en el reclamo por el inminente colapso de los rellenos sanitarios en el Gran Buenos Aires. Hoy día es un tema de la agenda nacional, porteña y bonaerense, pero el intendente municipal de San Miguel comenzó el rechao a la prórroga del basural en Campo de Mayo a comienzos de 2010.

 

N. de la R.: "Cuidado que colapsa y nos va a complicar seriamente", comenzó a advertir Joaquín De la Torre, alcalde de San Miguel, en 2010. Y para dejar en evidencia su reclamo llegó a promover un 'piquete' en la calle de acceso al basural en Campo de Mayo, porque es territorio del municipio.
 
Los reclamos de De la Torre al gobernador Daniel Scioli acumulan una excesiva morosidad de parte del mandatario provincial, vale la pena agregar. Y fue el motivo por el que De la Torre intentó, luego, la alianza vigente con Sergio Massa, de Tigre; y Gabriel Katopodis, de San Martín, también afectados por el basural.
 
 
 
La pelea que sostienen la Ciudad y la Provincia por el colapso de los rellenos sanitarios tiene varios actores. Entre ellos, el municipio de San Miguel se metió de lleno en el conflicto en diciembre, cuando el intendente Joaquín De la Torre decretó la clausura del predio que la Ceamse ocupa en Campo de Mayo. 
 
La medida se levantó a los pocos días, cuando el gobernador Daniel Scioli se comprometió a considerar los pedidos de la Comuna que recibe a diario más de 12 mil toneladas de basura. Pero a más de tres meses, nada cambió. Y por eso en San Miguel encienden la luz de alerta: "No terminan de comprender la gravedad del problema. Nadie está pensando en lo que va a suceder con la basura dentro de un año y medio, cuando este relleno se sature", advierte De la Torre.
 
En el Municipio quieren fijar una fecha de salida para el relleno sanitario ubicado sobre el Camino del Buen Ayre, participar de las decisiones ambientales que afectan la zona y un resarcimiento económico. "Provincia y Ciudad manifestaron un compromiso que hasta hoy no se ha podido cerrar. Esto es por maniobras dilatorias que no terminan de asumir la gravedad de la situación -insiste De la Torre-. Lo más grave es la falta de capacidad de ver el mañana".
 
En el cuadro que plantea el Municipio, dentro de un año y medio ni la Capital, ni los municipios del Sur y el Norte del GBA tendrán dónde descargar su basura. "Digo un año y medio porque hacemos un planteo responsable. Si tengo que hablar de lo que el pueblo de San Miguel y este intendente creen, es apenas un díaa. Sabemos perfectamente que una cosa así no se puede resolver de un día para otro, por eso estamos alertando de manera pacífica y paciente".
 
Además del costo directo que sufren los vecinos de San Miguel por vivir cerca del basural (que la frondosa arboleda de Campo de Mayo mantiene oculto), a futuro, las consecuencias serán para todos los distritos de la región. "La previsión era que los municipios de la zona pudieran usar este relleno por más tiempo, pero el período se acortó porque están descargando del Sur y de la Capital. Cuando haya que llevar la basura a 150 o 200 kilómetros, la distancia mínima a la que se podría construir otro relleno, los municipios van a tener que asumir el costo de ese transporte", advierte De la Torre, que fue director suplente de la Ceamse entre 2002 y 2003.
 
Sobre el reclamo que mantiene la Comuna, el intendente pide: "Trabajar juntos la Ciudad, la Provincia y San Miguel, porque es la única manera de estar seguros de lo que va a pasar. Tenemos el apoyo de la ministra de Defensa, Nilda Garré, que tiene en claro que eso no puede estar más ahí". Y advierte que están evaluando los pasos legales a seguir. "Queremos entrar al relleno a fiscalizar ambientalmente el tema. Hay un poder de policía entre Nación, Provincia y Municipalidad, pese a que desde Ceamse planteen que no tenemos atribuciones".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario