CERO CREDIBILIDAD

INdEC, vergüenza nacional (y bochorno internacional)

Desde que fue intervenido por el Gobierno, hace más de 5 años, el INdEC ha perdido toda credibilidad y sólo es respaldado por el oficialismo, que intenta ocultar las preocupantes cifras de la economía. En los próximos meses llegará al país una misión del FMI que dejará en evidencia el incumplimiento argentino.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Las recientes declaraciones de Antonio Caló -quien hasta hace unas semanas era el favorito de Cristina Fernández para reemplazar a Hugo Moyano al frente de la CGT (pero ahora tendrá que hacer méritos...)- sobre el INdEC, nos llevan a una conclusión rápida y sencilla: nadie cree en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INdEC).
 
Desde que fue intervenido, hace casi 6 años, por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, sus datos han perdido toda credibilidad y sólo es respaldado por el oficialismo, que intenta ocultar las preocupantes cifras de la economía. Mejor dibujar que reconocer, parece ser la filosofía K.
 
Este jueves (26/07), el titular de la UOM, al igual que Moyano -y en el mismo sentido que lo expresado por alguno de sus colegas de la CGT Balcarce-, reconoció que no le cree al INdEC y que tiene sus propios datos sobre Inflación.
 
"Nunca creí en el Indec", dijo en diálogo con Radio.
 
El 17/07, después de la reunión con Cristina Fernández, había sido el titular del gremio estatal UPCN, Andrés Rodríguez, quien se animó a decir que las cifras oficiales son "descuidadas". Y Rodolfo Daher acotó: "Creo que tiene algunas desprolijidades".
 
Por su parte, Moyano ya anunció que la CGT que preside creará su "propio INdEC". Los sindicalistas siempre apelaron a la ‘inflación del supermercado’ para negociar paritarias, ya que las cifras del Indec no son las reales. Por eso Caló reconoció: "Yo tengo acá en la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) una oficina de estadísticas" .
 
La manipulación de los datos ha sido denunciada públicamente por los propios técnicos responsables de la elaboración del índice, que fueron apartados del organismo por resistirse a las imposiciones de Moreno. Hubo denuncias, protestas, marchas, abrazos simbólicos.
 
En estos años de intervención, las cifras brindadas por el organismo oficial han distado mucho de las estimadas por las consultoras privadas -siempre, casi la mitad-, consultoras a las que el Gobierno intentó acallar con grandes multas. Pero no lo logró, ya que diputados opositores burlaron las sanciones difundiendo los números en el Congreso.
 
Así dadas las cosas, la Argentina tiene un Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INdEC) en los que la sociedad entera no cree. Ni la sociedad, ni el resto del mundo.
[ pagebreak ]
 
De hecho, hubo un reconocimiento de la situación por parte del Ejecutivo Nacional, acerca de los problemas con las estadísticas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ya incluyó en al menos dos informes anuales observaciones sobre las estadísticas argentinas. Luego, se pactó con el FMI una revisión de la metodología de medición de la variación de precios, anunciándose que se haría un trabajo conjunto.
 
A la fecha, el deterioro de las estadísticas del INdEC ha crecido, ya no es reconocido como autoridad válida en las negociaciones de ningún tipo, los sindicalistas lo repudian, pero el nuevo índice tampoco se concretó.
 
En el último trimestre de 2012 arribará al país, tal como está previsto, una misión del FMI para revisar los números, procedimiento habitual para todo país miembro pero que en el caso argentino no se está cumpliendo. 
 
En abril pasado, el subdirector del departamento del FMI que se ocupa de Latinoamérica, Gilbert Terrier, aseguró: “esperamos que las cosas puedan avanzar de aquí a septiembre” para mejorar la calidad de los datos de inflación argentinos que hoy mide el INdEC.
 
El FMI reiteró que los datos oficiales argentinos sobre inflación y producto interior bruto (PIB) difieren notablemente de los que manejan analistas privados y es necesario que sean de más calidad. El fondo mantiene contactos con la Argentina para que esos datos se adapten a los estándares de la institución.
 
En su informe sobre las Perspectivas de la Economía Global, el FMI remarcó que es "motivo de preocupación" el alto nivel de la inflación en la Argentina. "El FMI ha pedido a la Argentina que adopte medidas correctivas para mejorar la calidad de los datos oficiales del PBI y del IPC-GBA", resaltan en el informe.
 
Además, remarcaron que "el personal técnico del FMI también está utilizando otros indicadores del crecimiento del PBI y de la inflación a los efectos de la supervisión macroeconómica, entre los cuales se incluyen estimaciones de analistas privados, que han mostrado desde 2008 un crecimiento del PBI real significativamente más bajo que el que indican los datos oficiales; y datos elaborados por oficinas estadísticas provinciales y analistas privados que han mostrado desde 2007 una tasa de inflación considerablemente más alta que la que indican los datos oficiales".
 
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, deberá informar al Directorio Ejecutivo sobre los avances en estas medidas por parte del Gobierno argentino, el próximo 6 de septiembre.
[ pagebreak ]
 
Por otra parte, Eyzaguirre aseguró que se han fijado para finales de este año o principios del siguiente para que se realice una revisión financiera en Argentina junto con el Banco Mundial (BM) dentro del programa FSAP (Programa de Evaluación del Sector Financiero), algo que fue solicitado por la Argentina.
 
El asunto es que cuando arribe la misión del FMI a nuestro país la situación será la misma -o peor- con los índices del INdEC, y va a aparecer con fuerza nuevamente el incumplimiento argentino. ¿Qué hará Cristina entonces? Probablemente, tratar de ocultar el problema.
 
Las estadísticas internacionales del Banco Mundial y de otros organismos han incluido notas que dicen que las cifras del INdEC se reputan incorrectas. En tanto, el semanario económico y político más leído en el mundo, The Economist, ha destacado reiteradamente esta falsedad y ha reemplazado en sus cuadros estadísticos el dato de inflación del Indec por el de una fuente privada (ver nota relacionada). El bochorno ya es internacional. El INdEC, una verguenza nacional (gracias a los K).
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario