AUMENTOS NO AUTORIZADOS

Exigen sanciones por la 'avivada' de las prepagas

Aún cuando el Gobierno no autorizó los aumentos en las cuotas, algunas empresas de medicina prepaga ya enviaron facturas que incorporan el nuevo valor, "lo cual es violatorio de la ley y pone a esas empresas al borde de la Ilegalidad”, afirmó el Presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño. Reclaman a la Superintendencia de Servicios de Salud que imponga sanciones.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) A las empresas de medicina prepaga poco les importó que los aumentos en sus cuotas aún no hayan sido autorizados por el Gobierno, y ya enviaron notificaciones a sus clientes informando de los incrementos. Pero no sólo eso: algunas ya enviaron facturas con el nuevo valor. Y, de paso, presionan. Ante este hecho, las asociaciones de Defensa al Consumidor decidieron salir a pedir sanciones y explicaciones.
 
El Presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Dr. Fernando Blanco Muiño, aseguró este martes (24/07) que "las asociaciones de consumidores, en forma unánime, solicitarán se sancione a las empresas de medicina prepaga por violar las leyes 26.682 Y 24.240”. 
 
Blanco Muiño se refirió así a las notificaciones con aumentos de alrededor del 15% que las empresas han comenzado a enviar a sus clientes, y que, a la fecha, no han sido autorizados por la autoridad de aplicación de la Ley Nº 26.682 de Medicina Prepaga que es la Superintendencia de Servicios de Salud.
 
Cabe destacar que la ley de medicina prepaga establece que los aumentos en las cuotas sólo se pueden aplicar previa autorización de la Superintendencia de Servicios de Salud y de la Secretaría de Comercio Interior. Las empresas deben justificar la necesidad de subir los aranceles mediante la presentación de su estructura de costos.
 
 
No sólo hemos recibido denuncias de notificaciones sino también de facturas que ya incorporan el nuevo valor, lo cual es violatorio de la ley y pone a esas empresas al borde de la Ilegalidad”, explicó Blanco Muiño.
 
Frente a este avasallamiento de derechos, el conjunto de asociaciones de usuarios y consumidores, hemos acordado dirigirnos a la Superintendencia de Servicios de Salud del Ministerio de la Nación , Sra. Liliana Korenfeld, requiriendo la inmediata sanción a las empresas que enviaron información sobre aumentos y/o que lo facturaron sin la autorización legal pertinente (arts. 4 y 9 de la Ley 24.240)".
 
Además, solicitarán "rectificar y exigir la refacturación en los casos de cobros indebidos y la devolución del importe percibidos de más a los usuarios"
 
Por otra parte reclaman que se "convoque la formación del Consejo Permanente de Concertación, aprobado por el art. 27 de la Ley Nº 26.682, y que se publiquen en el Boletín Oficial las resoluciones que aprueben aumentos de cuotas".
[ pagebreak ]
 
"Asimismo, a fin de completar la información que debe tener el usuario se indique, si a partir de la sanción de la Ley 26.682 se autorizó algún incremento de cuota de medicina prepaga, el porcentaje aprobado, sobre que mes se aplicó y la fecha de entrada en vigencia”, añadieron a través de un comunicado firmado por Unión de Usuarios y Consumidores; Cruzada Cívica; Consumidores Libres; Deuco; Acucc; LIDECO; Adduc; Aduc; Femudeco; Red Argentina de Consumidores; Unadec; Modecuma; Inducam; Taller del Sur; Asucra; Consumidores en Acción; Adunorba; Padec; Sacra; Ligas de Amas de Casa; Usuarios y Consumidores en Acción y la Unión de Consumidores de Argentina.
 
El pasado 12 de julio, el Gobierno aclaró que las empresas de medicina prepaga no recibieron autorización para aumentar las cuotas a los afiliados y que, además, sólo un pequeño número de firmas hicieron la presentación necesaria ante las autoridades para solicitar la pretendida suba. 
 
Algunas entidades de medicina prepaga quieren justificar aumentos a los usuarios sobre la base de acuerdos todavía no conseguidos”, señaló a través de un comunicado la titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, Liliana Korenfeld.
 
Las firmas más grandes del sector nucleadas en la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (Cimara), como Swiss Medical, OSDE, Galeno, Omint y Medicus enviaron durante los últimos días cartas a sus afiliados donde informan que se aplicaría un aumento a partir de agosto del 15,6% y, en algunos casos, también anticiparon una suba del 9 por ciento adicional en diciembre, siempre que el Gobierno autorizara esos valores.
 
La Superintendencia de Servicios de Salud difundió un comunicado donde niega haber aprobado un aumento y rechazó la información que las empresas acercaron a los afiliados. “Esa decisión unilateral viola las disposiciones vigentes de regulación de las entidades de medicina prepaga”, señaló Korenfeld. 
 
Además sostuvo que verificó apenas “un mínimo número” de empresas inscriptas que solicitaron incrementos en las cuotas y que “los incrementos obtenidos por los hospitales de comunidad no fueron todavía homologados por el Ministerio de Trabajo, por lo que la negociación salarial no finalizó”.
 
Desde el sector explicaron que la carta enviada a los afiliados responde a la necesidad de anticipar un mes ante los aumentos en la cuota. De esa forma, en caso de autorizarse la suba, las empresas podrían comenzar a aplicarlo a partir de agosto. Sin embargo, también les funciona como forma de presión, al instalar el tema en los medios.
[ pagebreak ]
 
Es una falta grave por parte de las empresas. La autoridad de aplicación debería sancionarlas, porque generaron un clima de inquietud en millones de afiliados”, señaló Pedro Busetti, titular de Defensa de Usuarios y Consumidores.
 
Cada año, la paritaria prevé la actualización de la escala salarial a partir de julio (como en el caso de los hospitales de comunidad, por ejemplo, el Alemán o el Italiano) o de agosto (en el caso de las clínicas y sanatorios privados que dan servicios a las empresas prepagas, que en algunos casos son sus propietarias).
 
El convenio salarial que ya está cerrado es el de de los hospitales de comunidad, con un 15% de aumento desde julio y otro 10% a partir de diciembre. En tanto, las entidades que agrupan a las clínicas aún siguen con la negociación paritaria.
 
La Superintendencia que lidera Korenfeld resaltó, además, que los incrementos obtenidos por los hospitales de comunidad "no fueron aún homologados por el Ministerio de Trabajo", por lo que no corresponden su aplicación.
 
Confirmó incluso que la negociación salarial con las clínicas y sanatorios privados "todavía no finalizó". 
 
Por último, Korenfeld señaló que algunas firmas de medicina prepaga "quieren justificar aumentos a los usuarios sobre la base de acuerdos todavía no conseguidos". 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario