LA PELEA EN BUENOS AIRES

Un Scioli conciliador, sigue ganando la guerra de guerrillas

De pronto, la crisis bonaerense ha desaparecido de las tapas de los diarios y perdió minutos en la TV y las radios. Fiel a su estilo, el gobernador Daniel Scioli evita la confrontación con el Kirchnerismo. Ordenó a su tropa a poner paños fríos en la pelea que viene manteniendo con su Vicegobernador, Gabriel Mariotto y la presidente Cristina Fernández. Por ahora, sólo por ahora, va ganando la guerra de guerrillas

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente 24). Durante ell fin de semana, parecía que se terminaba la carrera política del gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli. Los medios de comunicación estatales y paraestatales comunicaban el estallido bonaerense. Las menciones del vicegobernador Gabriel Mariotto acerca de Scioli, comparándolo con el ex presidente Fernando De la Rúa, cayeron como una bomba en La Plata. En el sciolismo acusaron el impacto de las palabras de Mariotto y salieron a pedirle la renuncia, en lo que parecía sería una confrontación ascendente y destituyente.
 
Sin embargo, hoy martes 17/07, el tema parece pinchado. Ya no es portada de diarios ni lidera la agenda de la radio y la TV. Luego del anuncio de Scioli de que pagará el aguinaldo faltante antes del 15/08, Buenos Aires no explotó.
 
Por supuesto que cabe preguntarse qué ocurre con el Frente para la Victoria: no tiene golpe de knock-out. Ya se verificó con Grupo Clarín y con Hugo Moyano. Solamente el pánico escénico de los integrantes de la Mesa de Enlace, en 2008; y de los líderes políticos triunfantes en 2009, le han concedido sobrevida a Cristina Fernández de Kirchner. El Estado kirchnerista es muy argentino: enorme e ineficiente, grandilocuente e inútil... hasta para liquidar a sus enemigos.
 
Fiel a su estilo positivista y optimista, Scioli volvió a ordenar el perfil bajo. Decidió pelear en el escenario que conoce, que no es el ring-side. Llevó al kirchnerismo cristinista a la guerra de guerrillas, donde Scioli parece difícil de batir, al menos respecto de la torpeza del Frente para la Victoria. Fue así que el Jefe de Gabinete de Ministros bonaerense, Alberto Pérez, salió a poner paños fríos, señalando que “estamos a favor de que todos los que han sido electos a través del voto popular, cumplan con sus mandatos y con la responsabilidad que les confió la ciudadanía”. 
 
Como buen tiempista, Scioli conoce que en términos relativos quien pierde más es Cristina, no Scioli. Sabe que la Presidente pierde 3 o 4 puntos de imagen positiva por mes, una caída comparable a la que tuvo en la época del conflicto con el campo. Y que apenas los encuestadores que realizan a diario su tarea para la Presidente, le informaran a quienes miran las estadísticas que la disputa no le estaba siendo propicia, aflojaría la tensión. Y ocurrió precisamente eso.
 
Por estos motivos, desde que se desató la crisis en la provincia, Scioli decidió compartir escenarios con CFK, conciente de que, si bien iba a tener que soportar con gesto adusto. y agravios como "no creer que la realidad se hace a partir de operaciones o construcciones o novelas", ante la opinión pública lograba victimizarse, y ese es su gran activo estratégico.
 
"Chupándole el c..o a Néstor (Q.E.P.D) o a Cristina yo voy a ser Presidente de Argentina" es una de las frases que siempre se dice que alguna vez deslizó Scioli en reuniones privadas, en las que no participó el intendente de Lanús, Darío Pérez, obviamente....
 
Hoy la realidad marca que Scioli sigue pensando de esa manera y sus actitudes así lo demuestran. Cada vez que puede Scioli niega enfrentamiento con Cristina y asegura que no está en campaña.  Cada vez que puede el gobernador explica que sus aspiraciones políticas para el 2015 como “un deseo y una voluntad".
 
Mientras tanto, él sabe que cada decisión politica que de aquí en más tome estará bajo la lupa del Kirchnerismo  que utilizará  todas las herramientas pra presionarlo como lo hizo con  la justicia que lo obligó a pagar el aguinaldo en una única vez.
 
Por ejemplo, en agosto volverá a tener necesidad de dinero, y habrá que evaluar cómo lo consigue.  Tendrá que ahorrar. Tendrá que imaginar ingresos. Pero también es cierto que puede hacerlo.
 
Antes, el tiempo de 5 días otorgado por el Juez en lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de La Plata, Luis Arias, vence este miércoles 18/07. No obstante Scioli, se anticipó y le informó personalemente a los gremios estatales que finalmente pagará en 2 cuotas el aguinaldo de mitad de año y no en 4 como se había anunciado inicialmente. El viernes pasado, el gobierno bonaerense depositó el 25% del aguinaldo a todos los empleados estatales y el restante 75% lo completará para mediados de agosto. 
 
Ayer (lunes 16/07) tuvo que soportar otra embestida de la presidente CFK quien le advirtió que "no es obligación ser presidente, gobernador, intendente o legislador" porque cuando se está en ese lugar "es porque ha elegido estar" allí y destacó que hay que "hacerse cargo de la pequeña o gran responsabilidad" que se tiene. Aunque Cristina dedicó su mensaje a resaltar la actividad de los productores del Mercado Central, hizo una comparación entre las obligaciones de los trabajadores y las responsabilidades de los gobernantes, lo que para muchos pareció una renovada advertencia a Scioli. "Cada uno en un lugar, cada uno en un rol haciéndose cargo de la pequeña o gran responsabilidad que cada uno tiene, de acuerdo al tamaño que tiene cada uno y a la elección que haya hecho cada uno", señaló la jefa del Estado mientras Scioli la escuchaba serio pero tranquilo.  
 
Scioli ya es un veterano en el ejercicio de soportar a Cristina. La padece desde que él era vicepresidente de Néstor Kirchner, y la actual mandataria era senadora la Nación.
 
Mientras tanto, Scioli sigue con su perfil conciliador a pesar que desde mañana (18/07) tendrá que parece que habrá nomás paro de 48 horas de trabajadores estatales nucleados en la Central de Trabajadores Argentina (CTA) que paralizará la atención en los hospitales por la adhesión de los médicos de la Cicop y trabajadores de la salud.
 
Ni hablar de lo que pueda suceder con los maestros cuando terminesn las vacaciones de invierno. La titular de la Federacion de Educadores Bonaerenes (FEB), Mirta Petrocini, confirmó que a la vuelta de las vacaciones habrá una nueva medida de fuerza del Frente Gremial. Roberto Baradel, de Suteba (Roby, para el ministro Alejandro Arlía), aseguró que si bien ven como un acto “positivo” el “achicamiento” de la brecha en el pago de los aguinaldos, el 15 de agosto “queda muy lejos”, por lo que se sostendrá el llamado a un paro en las aulas para la vuelta a clases. Para eso faltan 15 días y en los tiempos de Daniel Scioli, es una eternidad.
 
Scioli sabe que está contra las cuerdas y se repliega hacia lo conocido, tal como recomendaba Rodolfo Walsh (a quien los ladriprogresistas en el poder no han leído lo suficiente). 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario