MADREGATE

Oyarbide: "No me importa lo que diga Schoklender"

El juez federal Norberto Oyarbide se refirió así a las críticas que el ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo le profirió tras ser excarcelado. Además, negó que este martes (10/07) Sergio Schoklender vaya a ampliar su declaración indagatoria. Según trascendió, recién el próximo 9 de agosto el magistrado le concederá una audiencia.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) El juez federal Norberto Oyarbide aclaró este martes (10/07) que "no estaba señalada para hoy una nueva indagatoria" a Sergio Schoklender, ya excarcelado, y aseguró que no le "importa" lo que diga sobre él, luego de las críticas que le profirió el ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
 
Según trascendió, Schoklender ampliará su indagatoria el próximo 9 de agosto.
 
"Yo no estoy enterado (de una nueva indagatoria) y aparte el que maneja las audiencias soy yo, por más que el señor (Schoklender) tenga muchos deseos de aclarar su situación el director técnico del proceso soy yo y continúo siéndolo", aclaró el magistrado en declaraciones a los periodistas.
 
También indicó que "el viernes pasado, cuando se produjo su excarcelación, se lo expresé (a Schoklender) y con todo cuidado que a partir de hoy comenzamos un derrotero de indagatorias, por lo que tengo cubierto el calendario de indagatorias hasta el 20 de septiembre siempre y cuando no me pidan una postergación". 
 
"No estaba señalada la indagatoria para hoy" de Sergio Schoklender, reforzó el juez y cuando le consultaron sobre el calificativo de "títere" del Gobierno que días atrás le dirigió el ex 'número dos' de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Oyarbide contestó rotundo: "No me importa lo que diga Schoklender".
 
La estrategia defensiva de presionar al juez pidiendo ser indagado ya fue usada por Schoklender desde 2011 hasta meses atrás, presentándose casi a diario en los tribunales federales de Comodoro Py, y sin embargo en la primera audiencia de esa instancia defensiva se negó a hacerlo, asistido por la defensora oficial Perla Martínez de Buck.
 
La mayoría de los citados a indagatoria a partir de hoy están vinculados con los fondos de la empresa Meldorek, de la que Sergio Schoklender era el dueño del 90% de las acciones y a través de la cual se sospecha que se realizaron los desvíos.
 
Sergio Schoklender, su hermano Pablo y el contador Alejandro Gotkin pasaron 52 días detenidos en la cárcel federal de Ezeiza.
 
Oyarbide, a cargo de la causa, sufrió un duro revés el pasado viernes cuando la Cámara Federal decidió reducir drásticamente las millonarias fianzas impuestas a los tres detenidos que tuvo la causa durante 52 días. Ya excarcelado, Sergio Schoklender planea seguir dando batalla en la causa.
 
Aquí se investiga si existió una asociación ilícita encabezada por Sergio Schoklender que habría malversado unos $280 millones de los 760 millones que el Gobierno le entregó a la Fundación liderada por Hebe de Bonafini para construir viviendas sociales. 
 
En las últimas horas, en entrevistas periodísticas, Schoklender descalificó a Oyarbide (al tratarlo de "títere" de funcionarios del Gobierno), vinculó al vicepresidente Amado Boudou en los manejos de la Fundación y acusó a Hebe de Bonafini y su hija Alejandra -también imputada- en la desaparición de unos 130 millones de pesos cuando él y su hermano abandonaron la entidad.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario