JUEGOS OLÍMPICOS 2012

Cuenta regresiva en Londres

26 deportes, 34 sedes, 10,500 atletas, 205 países representados, 20.000 acreditados de prensa y televisión (29.000 m2 cubiertos en la Sala de Prensa), 2.900 técnicos, un estadio Olímpico con capacidad para 80.000 personas, que se reducirá a 25.000 después de los Juegos, 200 estructuras demolidas para construir la Villa Olímpica, 4.000 sapos y renacuajos trasladados del pantano donde se levantó la Villa a la Reserva Natural de Waterworks, 5.000 millones de libras esterlinas en contratos a más de 1.500 empresas británicas, 75.000 oportunidades de negocios creadas durante los Juegos, y US$ 1.600 millones en seguridad y protección de la Villa Olímpica: todo listo en Londres 2012.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Faltan apenas unos días para que USA inicie su gran ofensiva: recuperar el liderazgo olímpico, perdido en Beijing 2008 a manos de China.
 
Y falta igual cantidad de días para que China inicie su gran ofensiva: ratificar su liderazgo olímpico, obtenido en Beijing 2008, desplazando a USA.
 
Los atletas estadounidenses han competido en cada convocatoria de los Juegos Olímpicos de Verano (del Hemisferio Norte), desde la reunión en Atenas, en 1896, con la excepción de Moscú-1980, cuando se aplicó un boicot en protesta por la invasión soviética a Afganistán.
 
USA ha ganado un total de 2.296 medallas, de las cuales 929 fueron de oro.
 
Pero en Beijing 2008, los anfitriones chinos (que venían de concretar una performance notable en Atenas 2004), ganaron 51 medallas doradas, 21 de plata y 28 de bronce: un total de 100. En cambio USA acumuló 36 oro, 38 platas y 36 bronce: un total de 110.
 
O sea en el total, USA mantuvo su supremacía, pero en el oro -que es la obsesión de los equipos- China ganó el liderazgo.
 
"Honestamente, no puedo dar una cifra, pero puedo decir que vamos a ganar el medallero de los Juegos", prometió en abril Alan Ashley, alto funcionario del Comité Olímpico de USA. (USOC).
 
Sin embargo, será un desafío enorme. No solamente por China sino también por Rusia (recordar Barcelona 1992, y el 2do. lugar obtenido en Atlanta 1996 y Sidney 2000) y por el organizador, el Reino Unido: siempre los anfitriones consiguen un rendimiento especial, tal como ya lo demostraron los británicos, en 1908 y 1948.
 
USA tiene una historia importante:
 
> más medallas desde que Pierre de Frédy, barón de Coubertin, concretó sus sueños de revivir los Juegos Olímpicos, en Atenas (Grecia), del 6 al 15 de abril de 1896.
 
> el estadounidense James B. Connolly, un desgarbado de espejueos que se escapó de la Universidad de Harvard para viajar hasta Grecia por su cuenta y ganar el triple salto, con 13.71 metros, fue el 1er. campeón olímpico de la historia;
 
> los estadounidenses hilaron 5 Juegos Olímpicos seguidos hasta Berlín-1936, donde la Alemania de Adolfo Hitler los desplazó a la 2da. plaza.
 
Londres quedará blindada durante los Juegos Olímpicos que comienzan el 27/07, con medidas de seguridad valuadas en más de 1.000 millones de libras esterlinas (US$ 1.600 millones), que buscarán evitar atentados terroristas de cualquier tipo.
 
Los planes de seguridad quedaron a cargo de Scotland Yard, con apoyo de los servicios de Inteligencia británicos MI5 y GCHQ, cuyo presupuesto se triplicó desde que hace 4 años un grupo de atacantes suicidas detonó sus bombas caseras en vagones del metro y en un autobús de la ciudad, provocando la muerte de 52 personas.
 
“Para los terroristas, las Olimpíadas presentan una oportunidad única porque saben que recibirán toda la atención mundial”, declaró Norman Benotman, uno de los principales expertos del país en políticas antiterroristas e investigador de la Quilliam Foundation.
 
“No importa realmente si matan a siete o a 70 personas. Lo que buscarán es lograr el mayor impacto mediático”, agregó.
 
Para los Juegos, se agregarán más cámaras de seguridad, a las ya existentes (4.3 millones de unidades), y algunas de ellas serán utilizadas en conjunto con tecnología de reconocimiento facial y bases de datos, para identificar en cuestión de segundos las patentes de vehículos y sus conductores.
 
Las sedes olímpicas fueron diseñadas cos vidrios antibalas, estructuras creadas para soportar explosiones de bombas y salidas con curvas ideadas especialmente para hacer más complicado el escape de un potencial atacante.
 
Londres también contará con una nueva generación de escáneres, tarjetas biométricas de identificación, centros de operaciones policiales y puestos de control.
 
También más de 13.500 soldados en la capital británica, más de los que fueron enviados a combatir en Afganistán.
 
En el presupuesto de seguridad para los Juegos -US$ 1.600 millones-, US$ 878 millones son solo para dentro de la Villa Olímpica.
 
Durante las Olimpíadas atracará en el río Támesis un buque con sistema de misiles aéreos, que podrían ser disparados en cuestión de segundos en caso de una alerta nacional. 
 
También quedarán en stand-by aviones de la Royal Air Force (RAF) estacionados en la base militar de Norholt, al norte de Londres.
 
Desde USA llegaron 1.000 agentes del Servicio Secreto y del FBI, junto a 55 perros, para patrullar la Villa Olímpica, separada de Londres por una valla eléctrica de 5.000 voltios a lo largo de 17,7 Km. de longitud, a un costo de US$ 127 millones.
 
El gobierno puso en marcha la Ley de los Juegos Olímpicos de Londres, que legitima el uso de compañías privadas de seguridad, para dispersar a manifestantes como aquellos del movimiento anticapitalista Occupy.
 
Ese personal de seguridad podrá enfrentar, también, el despliegue de cualquier material comercial en la Villa Olímpica que desafíe el monopolio de los principales auspiciantes de las Olimpíadas, incluidos McDonald’s, Visa y Dow Chemical.
 
La principal contratista de seguridad para los Juegos es la británica G4S, la más grande del mundo, que se lleva una torta de US$ 206 millones. Hoy día protege desde prisiones y centros de inmigración en el Reino Unido, a plataformas petroleras, jefes de Estado extranjeros, embajadas, aeropuertos e infraestructura nacional clave.
 
“Las Olimpíadas serán una oportunidad financiera enorme no sólo para auspiciantes sino también para el sector privado de seguridad, que se quedará con jugosos contratos multimillonarios”, declaró una fuente del gobierno británico al periódico Financial Times. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario